EL PASTOR PASTOREA

| 12 noviembre, 2012

Hay en la Iglesia diversas actividades que deben ser desarrolladas, especialmente en los cultos, pero ninguna de ellas puede reemplazar la Palabra, ni aún la búsqueda de manifestaciones del Espíritu Santo. Buscar manifestaciones sin la guía infalible de la Palabra es caer en serios peligros.

Claro está que hay muchas actividades y manifestaciones del Espíritu que deben ser tenidas en cuenta y buscadas, pero ninguna debe reemplazar a la Palabra de Dios

Si como pastores queremos realizar la tarea que se nos ha encomendado (¡y además, confiado!) debemos ante todo tener bien claro qué es este gran oficio que el Señor nos cedió.

Sin lugar a dudas, que la falta de definición de la tarea ha entorpecido y aún entorpece la posibilidad de cumplir eficazmente el ministerio. Cabe entonces que definamos claramente el “oficio” de PASTOR (así, con mayúscula).

 

DAR ALIMENTO: La Iglesia del Señor, que de eso se trata nada menos, fue muchas veces definida por Jesucristo mismo como un “rebaño”. El rebaño debe ser alimentado, al rebaño se le debe dar alimento adecuado a sus necesidades, además se lo debe conducir a las fuentes de agua pura.

El alimento adecuado y único posible para cubrir esas necesidades es la PALABRA DE DIOS (LA BIBLIA), y el Pastor tiene la insoslayable responsabilidad de darle racionalmente la alimentación. “…no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Mt.4:4.

Los Pastores debemos ser sumamente cuidadosos de no caer en la tentación de reemplazar la Palabra de Dios por ninguna otra cosa.

Hay en la Iglesia diversas actividades que deben ser desarrolladas, especialmente en los cultos, pero ninguna de ellas puede reemplazar la Palabra, ni aún la búsqueda de manifestaciones del Espíritu Santo. Buscar manifestaciones sin la guía infalible de la Palabra es caer en serios peligros.

Claro está que hay muchas actividades y manifestaciones del Espíritu que deben ser tenidas en cuenta y buscadas, pero ninguna debe reemplazar a la Palabra de Dios.

Hoy vemos con mucha preocupación cómo cosas suplementarias ocupan en el culto evangélico el lugar que solo la Palabra de Dios debe ocupar.

También debe preocuparnos mucho, como Pastores, el hecho notable de que abundan los “maestros y especialistas” para casi cualquier actividad que la Iglesia quiera desarrollar, pero no son tan abundantes los “maestros” para “…perfeccionar a los santos…” Ef. 4:12. Nunca debemos olvidar que “el cielo y la tierra pasarán, pero mis Palabras no pasarán…” (Mt. 24:35). No otra cosa, ni actividad sino ¡la Palabra de Dios! Por tanto, Pastor, “procura con diligencia presentarte a Dios aprobado como obrero que no tiene de qué avergonzarse, QUE USA BIEN LA PALABRA DE VERDAD”. (2 Ti. 2:15)

CONSIDEREMOS ENTONCES

Sal. 119:9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra”.

No con muchas alabanzas, ni muchas danzas y palmas… con guardar Tu Palabra”.

Amós 8:11 He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová”.

¡Qué gran responsabilidad asumen aquellos que modifican las cosas que Dios dice!

En esto no debe haber titubeos ni interpretaciones forzadas. Está claro que, por encima de toda otra cosa, la Iglesia se alimenta de la Palabra de Dios. Si queremos abundar aún más, veamos por ejemplo lo que el Apóstol Pablo dice a su discípulo Timoteo, 2ª Ti. 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”.

No puede haber discusión en esto, el Pastor debe alimentar al rebaño y el alimento que debe darle es la Palabra de Dios.

Eso es lo que el Señor del rebaño, el Cristo de la Iglesia, nos ha mandado y espera que cumplamos.

¡Pastor! No des al rebaño nada que sea menos que el alimento necesario y que no es otro que la Palabra de Dios. Es imposible que el engañador turbe una Iglesia que recibe racionalmente dicha Palabra.

Las enseñanzas de la Palabra son el fundamento, la firmeza y el crecimiento armónico de la Iglesia. Y como punto final, vemos en Ap. 3:8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre”. El Señor pondera a la Iglesia de Filadelfia porque ha guardado la Palabra. No otra cosa. ¡LA PALABRA!



Cervantes Polignano
Pastor en la ciudad de General Villegas, Provincia de Buenos Aires.
Inició su tarea pastoral en el año 1956.
Presidente de Redil de Cristo, denominación pentecostal.
Fundó aproximadamente 50 nuevas Iglesias.Cervantes Polignano

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación o oposicióna las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 1 | LA ORACIÓN, entrega 2, Teología Pastoral

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Silvio Mendez says:

    Muy buen articulo, el “simple” titulo nos ministra EL PASTOR PASTOREA. Que cada uno podemaos hacer la tarea de Pastorear y presentarnos delante de Dios con frutos!!!, mucho fruto!!!! Bendiciones, excelente diario on line, lo leo cada mañana.

  2. patricia says:

    que lindo post Pastor realmente es tan basico y tan importante y definido la labor del pastor que importante seri que se nos selle a fuego en el corazon,muchas bendiciones la Paz de Dios sobreabunde en tu vida

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.