BIENAVENTURADOS LOS CARENTES, COCREARÁN UN MUNDO MEJOR.

| 19 noviembre, 2012

Una experiencia educativa.

Un día llevé a Andrés a mi oficina para que conversemos sobre una situación familiar extrema. Sus padres se habían separado, pero de mala manera. Porque como siempre digo: hay maneras “adultas” y hay maneras “adulteras” de hacer las cosas. En este caso específico las decisiones en el seno familiar de mi alumno no se habían llevado de forma madura. La mirada penetrante de Andrés reclamándome abrigo, protección e intervención me conmovieron en mi interior.

Hay momentos en la docencia en la que uno cae en la cuenta que los libros de pedagogía, de psicología, de las diversas didácticas y de los fundamentos filosóficos quedan relegados a un segundo plano. Todo sobra. Y uno se encuentra de frente ante un ser indefenso y arrojado al vacío buscando en el adulto todas las respuestas. Y desde este lado en mi interior, mi carencia y mis temores también me carcomían.

Recordé a Paulo Freire en sus claros conceptos:

“Siempre digo que me considero una persona tremendamente carente y creo que es una de mis mejores virtudes en este sentido de carencia es la necesidad del otro. Este mundo está en movimiento pero es inacabado buscando en el otro el complemento. Pero cuando el hombre y la mujer se reconocieron inacabados comenzaron en un proceso de interminable búsqueda por eso no hay nada peor que la inmovilidad, la apatía y el silencio”.
Siendo evangélica desde la cuna, hija de pastores, bebiendo de la copa de la cultura cristiana permanentemente, no pude otra cosa que relacionarlo con el Génesis, somos seres separados de EL TODO, integrantes de una raza caída. Volví a escuchar al sabio brasileño, pero con gran sorpresa, Freire también relacionaba a la educación con el Génesis que ve al hombre como co-creador, como quien interviene sojuzgando a la tierra. En permanente acción, poniéndole nombre a todas las cosas, llamando al hombre a ser parte activa del acto creador. “Esta cosa que la propia iglesia olvida y desarrolla una ideología inmovilizante que obstaculiza que los hombres y mujeres rehagan el mundo. La ideología inmovilizadora es contra el libro del Génesis, asumimos la coautoría de su obra, sino asumimos la coautoría Dios sería un banquero. Él no podría nunca ser un banquero porque no puede nunca contradecirse. El educador rehace el mundo, redibuja el mundo, repinta el mundo, recanta el mundo, redanza el mundo, lo resignifica”, culmina Freire.

Pero en este caso, en mi dirección éramos dos seres carentes, Andrés y yo. En mi fuero íntimo preguntaba: ¿Andrés que te digo para consolarte? y solo atiné a abrazarlo.

En esa semana, en el colegio meditábamos en el devocional de la mañana junto con los docentes y alumnos sobre las bienaventuranzas y quise profundizar sobre esa palabra: “Bienaventurados”. Que proviene del término griego MAKARIOS, su significado: dignos de felicidad; se aplicaba la palabra «μακαριος» a los hombres en la medida en que eran ricos y que, por lo tanto, quedaban sustraídos de las angustias y penalidades del diario vivir. En el mundo griego, el género literario llamado «macarismo» se usa para celebrar la felicidad alcanzada por una persona, señalando el motivo y la calidad. Pero, en sentido literal MAKARIOS, BIENAVENTURADOS, significa EXTREMADAMENTE FELICES.

“Chicos”, les dije esa mañana, “nacimos para ser extremadamente felices”. Ellos me miraban algo dormidos, lagañosos, como puede estar una cara a las siete y media de la mañana. Seguí diciendo… “y mientras todos les decían al ser humano que eran gusanos, esclavos, arrastrados, Jesús se paró en la montaña y les gritó a los hombres USTEDES NACIERON PARA SER FELICES, EXTREDAMENTE FELICES. No importan las circunstancias”.

Pasaron los días, volví a llamar a Andrés a la dirección, le pregunté cómo seguía la situación familiar. Para mi sorpresa él me clavó la miraba profunda que tenía y me dijo: “igual señorita, si ellos –refiriéndose a sus padres– se quieren matar, que se maten, yo lo único que entendí es que nací para ser extremadamente feliz. Y desde que entendí esto, estoy contento todos los días.”  Volví a abrazar a Andrés, pero esta vez sentí que él me estaba ministrando a mí. Pero también entendí porqué Jesús decía que “de tales es el Reino de los Cielos”.

Vuelvo al Maestro de los maestros, su mirada me interpela desde la historia y me vuelvo a dar cuenta de  que sin humildad no podemos enseñar. Somos seres, como decía Paulo Freire, muy carentes necesitados de los otros, y yo agrego, necesitados de Dios. Pero cuando Él interviene en nuestra nada, vuelve a llamar a las cosas a la existencia y renace la esperanza una vez más. Porque no hay cambio sin sueños, como no hay sueños sin esperanza.

Fuentes:

El grito manso, Freire Paulo, siglo XXI editores. Pag. 23, 25,28.
Siete Miradas, Freire Paulo.

Video : Siete Miradas de Paulo Freire.

http://www.youtube.com/watch?v=pmcGbbmBr1I

 

Mimi Agostino.
Educadora en la Región 5
Distrito de Alte. Brown
Directora y Representante Legal del Instituo Educativo Vida Cristiana del mismo distrito

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

 

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 1 | LA ORACIÓN, entrega 3, PASTORAL, Pedagogía

Comments (9)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Christian says:

    Excelente experiencia volcada en en esta nota. Que bueno es que cuando nos “toca ministrar”, somos nosotros quienes “terminamos ministrados”.

  2. carlos says:

    Qué hermosa nota. Notable muy notable.

  3. carlos says:

    Sigan en esta línea de calidad

  4. Claudia says:

    ¡Hermosa experiencia!. Destaco la importancia de la escucha activa, la predisposición ante la necesidad presente, y el clamor que nace de un corazón que ama provocan milagros inesperados.

  5. Soy hija de padres mal separados. Esta nota me llegó al corazón. Muchos padres tendrían que leerla.

  6. mimi says:

    Yamila, en 25 años que tengo en la docencia la experiencia de padres mal separados la vi multiplicada. Si bien no hay una escuela para padres hay momentos amargos de separaciones familiares casi inevitables. Los padres deben entender que los hijos no son trofeos de guerra los cuales deben ser exhibidos como triunfo de una disputa. Ambos son responsables hasta el último día, dado que esos niños nacieron por voluntad de DOS.
    Y a vos invitarte a hacer como Andrés! nadie puede quitarte el derecho de ser EXTREMADAMENTE FELIZ NO IMPORTAN LAS CIRCUNSTANCIAS.

  7. cecilia says:

    como no reflexionar ante un testimonio asi…me toca ministrar chicos de padres mal separados y hoy leyendo esta nota los voy casi a obligar q sean felices,y me pregunto…x esa mania de tomar de “rehenes emocionales” a los hijos cuando el problema esde la pareja? la felicidad del niño es un DERECHO y los padres juntos o no deberiamos velar x ese derecho a sonreir…escuchemos a los niños y miremos sus ojos q a veces dicen mas q 1000 palabras,frase hecha pero real.

  8. Yamila says:

    Mimi y Cecilia, se necesitan docentes como uds. para entender lo terrible que es para un adolescente ser un “rehén emocional” de sus propios padres. Gracias a “Cordialmente” que en una revista de tira religiosa se puedan tocar estos temas: Gracias, gracias.

  9. Lic. veronica says:

    la escuela nos acerca al niño y a su entorno,realidades que nos sobrepasan al ver al indefenso intentanto tener palabras ante hechos tan abruptos de los que se dicen ser adultos. Es necesario sostener esa mirada que pide respuestas con una palabra mayor a la ola que tiene adelante. Pero ademas los adultos podriamos replantearnos que en una crisis se debe sostener y proteger al mas indefenso,a fin de que logre integrar mejor sus sentimientos y desarrolle un yo sano.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.