EL QUE GANA ALMAS ES SABIO

| 21 enero, 2013

Mucho me sorprendí que al llegar, la escena de mis sueños se hacía realidad, la misma tapa del diario, el mismo precio… con mucho entusiasmo busqué los avisos gratuitos y, perdido entre ellos, vi uno que me llamo la atención, decía más o menos como sigue: “Soy estudiante universitario, necesito que me regalen una Biblia” comunicarse con Marcelo Bergamasco y daba el número telefónico.

 

“El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas, es sabio”. Proverbios 11.30

Recuerdo que cuando tenía como 12 años tuve un sueño, iba caminando a un quiosco de diarios que había cerca de casa y miraba entre los periódicos, posando mi vista en el diario “Segunda Mano” que en su portada tenía un auto antiguo, posiblemente un “Ford A”, veía el precio y enseguida daba vueltas las paginas hasta los avisos gratis. Dos veces la misma noche tuve ese sueño.

En la mañana le conté a mi mamá y ella me dijo que vaya y compre el diario, me dio el dinero y salí de casa.

Mucho me sorprendí que al llegar, la escena de mis sueños se hacía realidad, la misma tapa del diario, el mismo precio… con mucho entusiasmo busqué los avisos gratuitos y, perdido entre ellos, vi uno que me llamo la atención, decía más o menos como sigue: “Soy estudiante universitario, necesito que me regalen una Biblia” comunicarse con Marcelo Bergamasco y daba el número telefónico.

No imaginan la gran sorpresa mía, corrí a casa y le mostré a mamá mi hallazgo.

Como ellos eran pastores me permitieron tomar una Biblia nueva de la librería de la iglesia, escribí a mano una carta contando de la forma que encontré el aviso y le hablé del Señor. Llamé ansioso al número y le pedí la dirección para mandarle la Biblia. Oramos con mis padres y la envié por encomienda a la Capital Federal, Buenos Aires, Argentina.

A vuelta de correo vino un agradecimiento y unas líneas más. Cruzamos un par de cartas y desde allí silencio hasta esta mañana que me desperté bien temprano y el nombre de Marcelo Bergamasco resonaba en mi mente.

Esta experiencia marcó mi vida, si bien no pude conocer a este joven y no tuve contacto por más de 30 años, de cuando en cuando en mis oraciones estaba ese nombre y en mi corazón la esperanza de que algún día pudiera volver a tener noticias de él.

Mucho he pensado desde allí en la importancia de “ganar almas”, de obedecer la voz del Señor en todo momento.

Hay necesidad por doquier, en nuestra amada Argentina y en otras latitudes, donde quiera que haya un alma hay una oportunidad de presentar el mensaje evangelizador que cambia vidas y transforma a todo el que invoca a Cristo.

En el transcurso de estos 30 años, desde mi sueño de niño, Dios me ha permitido junto a mi familia servirle en la obra misionera en Paraguay, Venezuela, Argentina y ahora en Costa Rica. He visto cientos, tal vez miles de almas venir a los pies de Jesús, he visto cientos de misioneros salir al campo de labor, hemos orado por ellos innumerables veces y en cada plegaria siempre estuvieron presentes personas anónimas, gente que sólo Dios conoce, intercediendo por su salvación.

Esta mañana, me desperté con el nombre de Marcelo Bergamasco en mi mente, corrí, encendí la computadora y coloque el nombre en un buscador de internet.

¡Qué sorpresa! Encontré a dos personas que responden a este nombre, la primera un famoso hombre del mundo de la medicina en Buenos Aires. Falleció en un accidente el 9 de mayo del 2010, amado por muchos, porque ayudó en su especialización médica a mucha gente a tener esperanza. No sé si fue él… algún día lo sabré…

El otro, es un prestigioso pastor en Ipiranga, Brasil, le escribí unas líneas a su dirección en Twitter, no he recibido respuesta todavía.

La verdad, no sé cuál de los dos será, pero en mi corazón quedé con la satisfacción de que en su momento cumplí con lo que Dios me pidió. ¿Llegó a buena tierra la semilla?, no lo sé. Pero aprendí una gran lección, estén donde estén, sea cual fuere el método empleado “hay sabiduría en ganar almas”.

 

MARCOS DANIEL PELOZO
Junto a su familia, desde hace tres años, son misioneros en Moravia, Costa Rica
Anteriormente fueron misioneros en Presidente Franco, Paraguay por tres años y en Barquisimeto y Mérida, Venezuela por 6 años.
Trabajó en el Departamento Nacional de Misiones de Argentina.
Actualmente dirige la Agencia Misionera de Asambleas de Dios en Costa Rica.
Es miembro de la Comisión de Misiones en Conjunto (MEC), red informal de Agencias Misioneras de Asambleas de Dios en el Continente y es parte de la Comisión de Hechos Uno Ocho, para el desarrollo de las Misiones de Asambleas de Dios a nivel global

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 2 | Evangelismo, entrega 3, Misiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.