CREO, LUEGO EXISTO

| 25 febrero, 2013

Impacto psicológico del evangelismo en el individuo y en la sociedad.

“Entre lo que se ve, existe lo que no se ve” Cuando el Señor Jesucristo apareció entre nosotros, el dijo: “El reino está entre vosotros”; como este reino es predominantemente de características espirituales necesitamos la ayuda de Dios para movernos en él y experimentar sus beneficios. Y es el Espíritu Santo nuestro gran guía y maestro quien nos adiestra, capacita y abre las puertas para experimentar las realidades espirituales de este Reino de Dios.

Colosenses 2:20-3:3: “Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso? Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne. Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios”.

Aquí La Palabra nos enseña que todo esfuerzo meramente humano de cambio y/o corrección no produce modificaciones sustanciales en la personalidad del individuo, debido a que no alcanzan a modificar los deseos muchas veces inconscientes del hombre que son los disparadores de la acción.

Sin embargo, es sabido que grandes movimientos evangelísticos a través de la historia han capturado la atención de mucha gente y sobre todo aquellos hombres de ciencia, que trabajan en el área social y de la conducta, han quedado sorprendidos por los resultados obtenidos en cuanto a la modificación del carácter y las conductas de las personas.

De todos modos, aunque asombrados por este impacto, que causa el evangelio de Cristo sobre las personas en particular; produciendo mejores resultados en cuanto a vicios, adicciones, trastornos severos de la personalidad que los que producen las instituciones humanas que se dedican específicamente a ellos, además de transformaciones de grupos sociales enteros, como ciudades barridas por el poder de Dios, no logran ellos explicar este fenómeno, ni encuentran dentro de sus argumentos o marcos teóricos los motivos que producen tales cambios. El problema es que yerran desde el principio, queriendo entender lo espiritual sin las herramientas apropiadas.

El gran filosofo Immanuel Kant (1724-1804) decía que todo lo que se podía conocer y saber estaba dentro del campo de la física y la ciencia podía dedicarse a ello a través de la razón y todo lo que estaba más allá de lo físico lo llamo metafísica, aqui no puede haber conocimiento solo se puede pensar no conocer (no se puede conocer a Dios ni se puede conocer lo espiritual).

Mucho antes el pensador Renato Descartes (1596-1650) plantea la dificultad de diferenciar o identificar la realidad de la vida diurna de la del sueño concluyendo que lo único que le garantiza la evidencia de la realidad en la vida diurna de la del sueño es la posibilidad de pensar y razonar; colocando a la razón como autoridad absoluta sobre la veracidad de la existencia  “PIENSO LUEGO (POR LO TANTO) EXISTO”

En el siglo XIX el neurólogo y el padre del psicoanálisis Sigmund Freud (1856-1939) descubre la existencia de un área inconsciente pero eficaz en la vida del ser humano. Hay mandatos que aunque son inconscientes y no llegan a la consciencia, son eficaces porque condicionan la conducta y la vida del ser humano. Casi 1900 años antes el apóstol Pablo, en la carta de los Romanos 7:19, dice “Lo que hago no lo entiendo, porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago”

Mil años más hacia atrás el rey David decía: Salmo 19:12 “¿quién podrá conocer sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos”.

Será que cuando el patriarca Jacobo en Génesis 28:17 dice: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del Cielo”. ¿Se estaría refiriendo también al área de los sueños, a esa parte oculta del hombre a la cual Dios como su creador y soberano tiene acceso?

Cuando una persona escucha el evangelio de Jesucristo, la buena nueva de salvación y abre su corazón y recibe al Señor Jesucristo como su salvador personal ha pasado de muerte a vida, su espíritu que estaba muerto a causa del pecado ahora es vivificado por el Espíritu Santo, a esto lo llamamos EL MILAGRO DEL NUEVO NACIMIENTO.

2 Corintios 5:17: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

Este nuevo nacimiento es la única posibilidad de acceder a las realidades espirituales del Reino de los Cielos, por eso Jesús le dijo a Nicodemo: si no nacieres de nuevo… no veras, si no nacieres de nuevo no entraras. O sea que esta persona que ha nacido de nuevo es una nueva criatura con una nueva identidad espiritual en Dios, con un deseo renovado y con una vida de intensa relación personal con Dios por la guía del Espíritu Santo.

Con razón decía el apóstol Pablo en Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree…”

Este poder del evangelio destruye todas las trampas y artimañas del diablo sobre la vida de los hombres, por eso encontramos en el relato bíblico que cuando Jesús da autoridad a los 70 para ir a predicar el evangelio declara: Lucas 10:18: “vi a Satanás caer del cielo como rayo”. Fue, es y será el evangelio del Señor Jesucristo el poder transformador más grande del universo.

A los que se asombran ante estas transformaciones queremos decirles como dijo el apóstol Pedro: por qué nos miran a nosotros como por si nuestro poder o piedad hiciéramos estas cosas, es por el poder de Cristo resucitado.

Finalmente quisiéramos decirles a los religiosos y a los científicos que se han cerrado a la realidad espiritual Lucas 11:52: “¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis”.

El Señor Jesucristo ha venido para que tengamos vida y vida en abundancia y esta vida es demasiada maravillosa para limitarla a la autoridad de los dogmas, o de la razón,  o de las pretensiones científicas,  a estas realidades espirituales se acceden solamente por el poder de la fe.

Por qué limitar nuestra existencia a los condicionamientos de los dogmas y de la razón cuando tenemos la posibilidad por medio de la fe de recuperar la inocencia y la confianza absoluta en nuestro Padre Creador que nos ama entrañablemente y solo busca nuestro bien.

Por qué no volvernos de todo corazón al Espíritu Santo que nos conducirá y nos llevará al tiempo más glorioso que está por venir sobre la tierra, el tiempo la cosecha final.

Cuando miro hacia atrás en la historia de mi vida podría casi literalmente decir que comencé a vivir el día que recibí a Jesucristo como mi Señor y Salvador, el día que escuche el poderoso mensaje del evangelio. Ese día se rompieron en mi vida las limitaciones del temor, el control, de la inseguridad y el Espíritu Santo me permitió experimentar la maravillosa vida de Jesucristo en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Así que con autoridad y testimonio puedo decir CREO, LUEGO (POR LO TANTO) EXISTO.

1º Corintios 1:21:Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.”

 

Ricardo Dening
Licenciado en Psicología Clinica
Pastor principal del Centro Cristiano Rey de Gloria
Iglesia Internacional del Evangelio Cuadrangular

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación o oposicióna las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 2 | Evangelismo, entrega 8, Sicología, SOCIEDAD

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Mumy says:

    “Recuperar la inocencia”, resalto esa frase.
    Es creer sin ver, creer como un niño. Tambien Jesus nos hablo de ser como ellos.
    Creer luego existir, nada mas parecido a al Fe!
    Gracias!!

  2. natalia says:

    Muy buena la explicación!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.