JONG SUNG | 1901-1944

| 25 febrero, 2013

Su pasión fue proclamarle a toda China el evangelio de Jesucristo

Jong Sung fue un evangelista itinerante en China, durante quince años, su ministerio evangelístico fue muy efectivo, guió a miles a los pies de Cristo. Sus sermones de aproximadamente dos horas se centraban  en la necesidad de arrepentimiento, poniendo a la Cruz como único remedio. Comprendía que era urgente que China conociera el mensaje de salvación.

Jong Sung nació en 1901 en el suroeste de China, hijo de un ministro metodista. A medida que crecía, Sung sentía que su fe se iba apagando, producto de las creencias que rodeaban a su país como el racionalismo, el taoísmo y el budismo. Su afán por conseguir un título universitario lo llevó a viajar a los Estados Unidos, lugar donde obtuvo su título de doctor en química. Al finalizar sus estudios, quiso obtener un título en el Seminario Teológico de Nueva York.

En febrero de 1927 asistió a una reunión en la cual tuvo un toque del Señor Jesús, fue recién ese día que comprendió que sus pecados habían sido verdaderamente perdonados y fue así que un arrepentimiento genuino inundó su vida, desde ese instante sólo quería compartir lo que había experimentado a quien se le pusiera en frente.

Debido a algunos conflictos, por su anhelo de compartir su experiencia, Sung fue enviado nuevamente a China. Esta situación lo catapultaría a evangelizar cada ser de su misma nacionalidad.

Al encontrarse nuevamente en China, su pasión por proclamarles a todos el evangelio de Jesucristo, hizo de Sung un evangelista itinerante en ese país y el suroeste de Asia. Durante quince años, su ministerio evangelístico fue muy efectivo, guió a miles a los pies de Cristo. Corría riesgos a todos lados donde iba ya que este tipo de reuniones religiosas estaban prohibidas. Sus sermones de aproximadamente dos horas se centraban  en la necesidad de arrepentimiento, poniendo a la Cruz como único remedio. A donde quiera que fuera confrontaba a la gente a jugarse por seguir a Cristo.

Sus métodos de evangelización eran directos, ya que no se podían juntar en masas, aunque en las zonas rurales se congregaban en campañas para escucharlo hablar de Jesús. Muchos fueron llevados a los brazos de Cristo por medio de Sung, quien le mostraba que era posible el perdón de pecados.

Cuando Jong Sung evangelizaba, llevando a las personas a la decisión firme de seguir a Cristo, con todo lo que eso representaba en ese país; él los bautizaba. Algunas veces los bautismos eran en ríos, otras en las duchas, por seguridad. Comprendía que era urgente que China conociera el mensaje de salvación, viajaba a cada lugar que podía para llevar su mensaje de la Cruz redentora. Al mismo tiempo entendió la obligación y responsabilidad que tenía para con los de su nación, que en los planes de Dios estaba el haberlo hecho volver con ese claro mensaje evangelístico. Sung experimentaba la pasión y el gozo por el perdón que había obtenido en Jesucristo, que no podía contenerlo. Fue así que dedicó su corta vida a evangelizar de forma directa a miles de personas, las cuales experimentaron lo mismo al acercarse al Señor misericordioso del cual les hablaba.

Su salud se encontraba deteriorada, pero este no le era impedimento para predicar y evangelizar del perdón de pecados. En agosto de 1944 su condición empeoró, sus últimas fuerzas fueron para entonar algunos de sus himnos favoritos, como “Pecador, ven al dulce Jesús”. Recordó a sus íntimos en su lecho de muerte que “no tengan miedo, el Señor Jesucristo está ante la puerta, ¿por qué vamos a temer?”.

 

Matías Emmanuel Alarcón Suárez
Graduado del Instituto Bíblico Rio de la Plata.
Se está preparando para ir de misionero a China, país en el que ya ha estado predicando.
Actualmente se encuentra estudiando el idioma de ese país.

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Biografías, Edición 2 | Evangelismo, entrega 8, TESTIMONIOS E HISTORIA

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.