ESCUELA PARA TODOS

| 11 marzo, 2013

En el año 1990 me compre mi primera computadora XT, no sabía ni prenderla y menos manejarla, unos de los objetivos era aprender para poder compartir dicho aprendizaje con los chicos del hogar “La casita” en Florida, en donde era director. Cuatro años más tarde me convocan del colegio San Martín de Porres a dar clases de informática, materia que la di hasta fines del 2010.
Entrar a trabajar en el “Porres” como les decimos los docentes, es entrar en el túnel del tiempo, escuela comprometida con los que menos tienen, “dando lo mejor para los menos”, es el lema del director general Jorge Horacio Ojea.
Sus aulas bautizadas con nombres de próceres del 1800 y contemporáneos como el aula Carlos Mujica (Cura asesinado por la triple A) y Azucena Villaflor (Madre desaparecida por la dictadura cívico militar).
Pero el plato fuerte del Porres es la oración diaria que los pibes dicen al alzar la bandera, una oración a Jesús el amigo y hermano que lucha y camina con nosotros sin dejarnos ni un instante, fortaleciéndonos en los momentos difíciles…

La educación es popular en el Porres esta  basada en los principios de Pablo Freire con unos de sus lemas: “Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos” respeto por sus vivencias de chicos carentes muchas veces de padres ausentes, por una economía paupérrima.
Cuando pienso en esta experiencia no puedo separar las enseñanzas de Jesús, cuando él empieza el movimiento con los doce parte de las realidades de su gente, Jesús, transmisor de la buena noticia del Reino de Dios, crecido en una aldea pobre como la de Nazaret irrumpe el mensaje a los suyos los pobres, que Dios los ama tanto que los llama felices, felices porque serán equiparados de las herramientas para dejar de serlo, felices porque Dios nunca los dejará solos y podrán seguir luchando en esta vida que te valoriza por lo que “tenés” y no por lo que SOS.
Muchos de los pibes del Porres, sobre todo los adolescentes, no son presentables por las calles de San Isidro, barrio vecino de nuestra escuela, como Jesús “...no es este el hijo del carpintero…” pero si han mamado las experiencias de sus maestros que más que bajar información en sus vidas, son transmisores de experiencias educativas con TODAS LAS LETRAS, ellos, los pibes sabrán caminar con la frente alta rezando frases como “esto lo aprendí de fulano de tal…”

Dios nos está interpelando por estas situaciones que hoy siguen siendo una asignatura pendiente para nosotros los cristianos y es redescubrir el potencial que posee cada individuo el cual fue dotado con el aliento de vida, siguen circulando los David por lo que nadie da un peso, como las Magdalenas de solo ser mujer y de vida “dudosa” no pueden ser capaces de llevar un mensaje de esperanza para su gente.
Para los que leyeron la vida del profeta Jonás, cobarde que se refugió en un barco, sabrán que la tripulación “del mundo” lo empujo a que se ubique en el rol protagónico que le tocó vivir, no esperemos que los de afuera nos sacudan diciendo QUE ESTAS HACIENDO.

 

 

José Luis Velicio
Pastor ordenado por la Iglesia de Dios ALIDD en Abril de 1986
Director del Hogar la Casita 1990-1992
Profesor del seminario Emmanuel en teología 1989-1995
Profesor de Informática
Escuela San Martín de Porres (1994-2010)
Actualmente es parte del equipo pastoral del Ministerio Reinando en Vida y Colaborador en Fuente de Gozo

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 3 | Educación, entrega 2, Sociología

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.