S. DANIEL DAGLIO | EL MAESTRO QUE LE DIO EL ESTILO A LA TRADUCCIÓN REINA VALERA VERSION 1960

| 22 abril, 2013

S. Daniel Daglio fue pastor y profesor del Seminario Bautista, autodidacta en lo que se refiere a idiomas. Estudió griego y hebreo. Trabajó en la Revisión de la Versión ´60 de la Biblia Reina Valera traduciendo y dándole el estilo con la que fue finalmente presentada y la tenemos hoy. 

S. Daniel Daglio, como le gustaba hacerse llamar, escondiendo en la S. su primer nombre, Santiago, nació en los comienzos del siglo XX, allá por el 1900 y vivió hasta los 89 años. Fue mi pastor y maestro y, puedo asegurar que, sigo viendo en él a un hombre de Dios que tuvo enorme influencia en miles de cristianos, entre los que me cuento.

Cuando joven trabajaba en la reconocida tienda Gath & Chávez, allí supo granjearse la simpatía y consideración de sus superiores, seguramente, de haber permanecido en la esfera comercial hubiera llegado a progresar en eso. Pero decidió obedecer al Señor y, dejando su trabajo, ingresó al Seminario Teológico Bautista, con la expresa consigna de llegar a servir al Señor, a quien conocía desde su niñez, ya que su padre, don Máximo era un fiel creyente y en su casa se celebraban cultos al Señor.

Fue sobresaliente en su época de estudiante en el seminario y, a los conocimientos teológicos aprendidos allí, le sumó el estudio de idiomas, destacándose en inglés, hebreo y griego. En el estudio de idiomas lo hizo en forma autodidacta, lo que demuestra la capacidad que, seguramente como don del Espíritu Santo, había en él.

Según los registros desde 1925 formó parte de la Junta Bautista de Publicaciones de la que fue responsable como Director de Publicaciones; también, y por alrededor de 40 años, fue el Director de la Revista “El Expositor Bautista”, medio de comunicación y formación de las Iglesias. Junto a ello comenzó también su labor docente en el seminario donde había estudiado.

Una anécdota que no olvidaré jamás fue en una ocasión que visitaba nuestro país un erudito en Biblia, Clyde T. Francisco. Mientras este exponía la gente tenía ocasión de preguntarle sobre lo que fuera, en el tema escritural. S. Daniel levantó la mano para participar y cuando le dieron lugar, su pregunta estaba dirigida a un juego de palabras en griego, que en el concepto suyo, quien exponía estaba interpretando no muy ortodoxamente. Clyde T. Francisco que era “un monstruo” en el conocimiento de los originales se detuvo, examinó y le terminó dando la razón. Luego, a toda costa, se lo quería llevar a Estados Unidos para que trabajara allá con él.

S. Daniel asumió la responsabilidad de su primer pastorado en la Iglesia de Caballito y luego en Lanús se hizo cargo, en forma simultánea, del pastorado de las dos Iglesias de esa localidad. Esta responsabilidad doble la tuvo durante 28 años. En realidad en la primera de esas Iglesias estuvo 34 años en el pastorado. Escuchar sus mensajes era asistir a una exposición de la Palabra que edificaba y solidificaba la vida de toda su audiencia. Lo acompañé en muchas ocasiones y me llené de admiración al ver la sabiduría que Dios le había dado.

A su gran caudal de información adquirida se le sumaban características que demostraban su apego, no sólo al conocimiento intelectual, sino a su vivencia de la Palabra. Nunca subió a un avión ni tuvo automóvil, vivió siempre en una casita muy humilde. Siempre recordaré el día que con profunda preocupación comentó que estaba en la parada de un colectivo, esperando y, viendo sin ver, se dio cuenta que estaba frente a una casa de lotería. Con profundo dolor expresaba su insatisfacción por su descuido, especialmente por si alguien lo hubiera visto y con su mal ejemplo, podría ser de tropiezo.

Hoy no puedo entender como sin auto, mucho tiempo sin teléfono y con los medios de transporte de esa época pudo trabajar en la Junta de Publicaciones, enseñar en el Seminario, pastorear dos iglesias, traducir algunos libros del gran Spurgeon y participar de la versión ´60 de la Palabra de Dios y muchos compromisos que siempre le surgen a los grandes siervos del Señor.

La mayor muestra de sus conocimientos es que trabajó en la Revisión de la Versión ´60 de la Biblia Reina Valera. Junto a un equipo internacional e interdenominacional trabajaron 10 años en tiempos donde se comunicaban por correo y entre ida y vuelta cada nota tardaba alrededor de un mes en llegar. Aún hoy, más de cincuenta años después, es la versión que siguen utilizando la mayoría de las congregaciones evangélicas. No sólo tradujo parte de la misma, especialmente los libros del Antiguo Testamento, sino que le dio el estilo con la que está escrita y fue parte de la revisión final de la misma.

Me queda para terminar una anécdota que me marcó en lo personal, y que demuestra su amor por la Obra del Señor y por sus hermanos a quienes ministraba, en mi caso a un joven de 17 años, hace de esto 60 años. Un día, Don Daniel, que así se lo llamaba, me dijo cuando conseguí mi primer trabajo, “te voy a dar un consejo Juan, haceme caso, cada mes, cuando cobres tu sueldo, comprate un libro y, luego, leelo”. Yo le hice caso sólo en parte, porque algunos meses me compré dos.

Esto fue de gran bendición ya que con el correr de los años fui formando una bastante nutrida biblioteca que me ayudó muchísimo en mi ministerio, pues al no haber estudiado en un seminario, tuve la posibilidad, aunque con esfuerzo, de prepararme para servir al Señor. Aquel consejo sirvió y sirve hoy más que antes para ayudar a muchos hermanos que vienen a llevar libros… y, algunos, hasta los devuelven.

 


Juan Calcagni
Pastor bautista en Lanús y en Lomas de Zamora.
Fue presidente de la Convención Bautista Argentina.
Formó parte del Consejo Directivo de ACIERA

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Biografías, Edición 3 | Educación, entrega 8, TESTIMONIOS E HISTORIA

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.