DEBATE PARTE 1 | Análisis de líderes de denominaciones

| 10 junio, 2013

El “Debate”, en este número dedicado al tema IGLESIA Y SOCIEDAD, se lo hemos llevado a líderes de distintas denominaciones evangélicas puesto que las Iglesias Evangélicas son reconocidas por su ayuda social; nuestras preguntas se centraron justamente en el valor de dicha ayuda, pensada desde la perspectiva del mandato divino.

Sergio Cáceres, Néstor Golluscio y Cathy Ogdon han respondido a nuestra consulta, expresando su sentir y responsabilidad en esta realidad que debe ser parte del cristianismo activo, reflejo del presentado en La Biblia.Presentamos este “Debate” en tres entregas, los dos próximos lunes, Dios mediante, iremos presentando la totalidad de la expresión de estos líderes de la Iglesia del Señor.

 

¿Cuál es la responsabilidad de la Iglesia en cuanto a los problemas sociales?

Cáceres: Ser “sal de la tierra y luz del mundo”; es decir, sus propiedades espirituales deben servir para ser un colaborador activo en búsqueda de soluciones como parte de la sociedad.

Golluscio: Ser una herramienta profética para denunciar las causas espirituales de los problemas sociales y al mismo tiempo ofrecer propuestas concretas de cambio, viviendo como una comunidad digna de imitar.

Ogdon: La iglesia tiene la responsabilidad de compartir el evangelio con la comunidad en la que está inserta. Esta responsabilidad tiene que ver, primordialmente, con lo espiritual pero está claro que cuando las necesidades básicas de las personas no están cubiertas, no les es posible recibir ningún mensaje.

El modelo de Jesús nos convoca como individuos y como iglesia a acompañar y a velar por los necesitados y heridos. El mensaje de las buenas nuevas comunicado por cristianos es más creíble cuando va de la mano de la solidaridad. La responsabilidad de la iglesia en cuanto a lo social incluye compartir lo que tiene con los que no tienen y a fomentar la justicia sin violencia.

 

¿A la luz de los reclamos divinos, a través de los profetas Miqueas y Amós, cree que la Iglesia está preocupada por la situación social?

Cáceres: Las mismas circunstancias vividas por Miqueas y Amós, que hicieron hablar acerca de la justicia social, preocupa y ocupa a la iglesia hoy, a que el hombre vuelva a Dios.

Golluscio: Creo que una gran parte de la iglesia del Señor en la Argentina está dormida ante situaciones sociales apremiantes. Percibo que ese adormecimiento se produce por un engañoso conformismo social, alimentado por alguna que otra teología que necesariamente asocia una mala situación social con el pecado, tanto a nivel individual como colectivo. La “comodidad” de no denunciar proféticamente pecados sociales al mismo tiempo es torpemente confundida con un involucramiento político partidario. Cuando hablamos de las denuncias de Miqueas y Amós, para citar solo algunos ejemplos proféticos, nos encontramos con hombres que sin estar interesados en levantar una “bandera política”, si estaban interesados en ser fieles al mandato del Señor. Una “teología” que divorcia al hombre en cuerpo, espíritu y alma necesariamente produce una “antropología”  equivocada, donde lo que interesa es el alma del hombre y no su ser integral como lo revelan las Escrituras.

Ogdon: Creo que la Iglesia sí está preocupada por la situación social, no puede no estarlo, ya que de una manera u otra ésta toca todos los estratos. Cada iglesia responde a la necesidad que ve de manera distinta, de acuerdo a su lectura y alcance.

 

¿La ayuda social es asistencialismo, paternalismo o el cumplimiento de una orden divina?

Cáceres: Yo diría que es la consecuencia del cumplimiento de una orden divina. No es dominio ni superioridad; tampoco obras para ganar la salvación, es la salvación que predica con obras.

Golluscio: Necesariamente una orden divina que la corrupción del corazón del hombre puede convertir en asistencialismo y en paternalismo.

Ogdon: Entiendo que al hablar de asistencialismo se hace referencia a situaciones en las que se provee ayuda social con el objetivo de que las personas asistidas continúen siendo dependientes de esa asistencia a cambio de algo; y que el paternalismo es similar en que quien brinda la asistencia desea que los que la reciban pasen a ser “deudores” a disposición.

Desde el Cristianismo se espera que la motivación sea distinta, que el cristiano vea al otro como prójimo en igualdad de condiciones y derechos. En los casos en que nuestro prójimo necesita una mano, material o social de otra índole, somos llamados a ayudar de acuerdo a lo que esté a nuestro alcance.

 

 

 

Sergio Gustavo Cáceres
Presidente de la I.E.C.A (Iglesia Evangélica Cuadrangular Argentina).
Ha ocupado puestos como Directivo Nacional y Líder Regional por más de 10 años tales como: Presidente Nacional de Jóvenes Cuadrangulares y Superintendente de las iglesias Cuadrangulares de la Región Central  de Buenos Aires.
Graduado como  Bachiller Teológico del “Instituto Misionero Tirano” de San Justo (Bs. As)
Fue Maestro y Director del Instituto Bíblico Cuadrangular.
Integrante del Comité Bíblico de Educación  en Monte Grande.
Fundó 8 iglesias  en la provincia de Buenos Aires.

 

Néstor Golluscio
Presidente Confederación Evangélica Bautista de Argentina.
Presidente Confraternidad de Pastores de Bahía Blanca.
Ha ministrado la Palabra en más de 300 púlpitos de Argentina, Uruguay, Perú, Paraguay, Colombia, Costa Rica, México y España.
Pastor Iglesia Bautista Pueblo Nuevo de Bahía Blanca.
Líder Red Apostólica Pueblo Nuevo con 20 congregaciones.

 

 

Catherine Ogdon
Moderadora de la Iglesia Presbiteriana San Andrés (2012-2013)
Master en Estudios Cristianos (Espiritualidad)
Secretaria Ejecutiva Bilingüe

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: DEBATE, Edición 4 | Iglesia y Sociedad, entrega 6

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.