SANADOS PARA SANAR NACIONES

| 24 junio, 2013

Es maravilloso ver cómo en los últimos tiempos el Señor ha enviado un mover de su Espíritu en el desarrollo de la iglesia. Nosotros en Argentina hemos sentido el despertar a un desafío que se está haciendo latente, como lo es la gran cantidad de personas que está llegando a nuestras iglesias.

No queremos dar la impresión de que el crecimiento de una iglesia es algo fácil. El crecimiento de la iglesia es el resultado de un trabajo concentrado y organizado donde todos participan con una visión común, hacia un mismo fin, que es la salvación de las almas y la integración de éstas a una vida activa dentro del cuerpo de Cristo.

Esperamos que este tema responda a muchas de nuestras inquietudes y sea herramienta útil en el reto que tenemos por delante, de afectar el entorno donde vivimos y hacerlo extensivo a las naciones

Para asumir este reto de crecimiento, debemos tomar en cuenta tres cosas muy importantes: Primero debemos ser restaurados, en segundo lugar aceptar el compromiso y por último comprender la visión. Con mucha humildad dejemos que Dios nos ministre en estas tres áreas y que Argentina sea bendecida con un gran crecimiento que afecte no solo nuestra sociedad, sino que hagamos que se trasmita “hasta lo último de la tierra”.

 

Ser restaurados

Muchas veces hay personas que parecen estar preparadas para hacer la obra de Dios pero solo lo están en apariencia. Necesitan ser restaurados. Restaurar es el proceso por medio del cual Dios repara o corrige todas las torceduras de nuestra vida que nos impiden ser útiles y efectivos en sus manos: ¿Qué cosa hay que enderezar en nuestra vida?

La verdadera restauración es una obra del Espíritu Santo. 2° de Corintios 5:17 dice: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”, El hombre restaurado por medio del Espíritu Santo es hecho una nueva CREACIÓN que da como resultado un estilo diferente de vida.

Aceptar el compromiso

Cuando mi vida ha sido restaurada, siento compasión por las almas perdidas, estoy consciente de la necesidad que tiene el mundo entero de conocer al Señor Jesucristo como su único y suficiente salvador, entiendo que es mi responsabilidad anunciar el mensaje del evangelio. Por esta razón puedo aceptar el compromiso de servir al Señor con mis dones, mis talentos, mis bienes, con toda ni mente, mis fuerzas y mi alma.

Comprender la visión

Es un cuadro mental que debemos formar de lo que quiere alcanzar. San Juan 4:35 dice: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”.

Este es el impulso, la motivación de que usted ganará a su familia, a su cuadra, a su comunidad para Cristo y que, entre todos, cambiaremos esta nación con el evangelio y la veremos rendida Señor Jesucristo, siendo luz para otras naciones.

Esta visión crecerá en la medida que usted sienta pasión por Jesús y pasión por las almas. ¿Cuánto dolor estamos sintiendo por los que se pierden? Necesitamos sentir lo que Dios siente, poder mirar con sus ojos, pero debemos tener un encuentro sobrenatural con Él, no importa cuán grandes sean nuestras debilidades, si nos arrepentimos y morimos a lo terrenal, Dios nos perdonará y nos usará para extender su gloría “hasta lo último de la tierra”.

 

Marcos Daniel Pelozo
Misionero en Moravia, Costa Rica
Anteriormente fue misionero en Presidente Franco, Paraguay por tres años y en Barquisimeto y Mérida, Venezuela por 6 años.
Trabajó en el Departamento Nacional de Misiones de Argentina.
Actualmente dirige la Agencia Misionera de Asambleas de Dios en Costa Rica.
Daniel es miembro de la Comisión de Misiones en Conjunto (MEC), red informal de Agencias Misioneras de Asambleas de Dios en el Continente y es parte de la Comisión de Hechos Uno Ocho, para el desarrollo de las Misiones de Asambleas de Dios a nivel global.

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 4 | Iglesia y Sociedad, entrega 8, Misiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.