HO FENG-SHAN | Las visas de la Vida (1901-1997)

Ho Feng-Shan nació el 10 de septiembre de 1901 en la localidad rural de Yiyang, provincia de Hunan, China. Su padre murió cuando él tenía siete años. Fue educado junto a sus tres hermanas en un asilo misionero para pobres. Esta educación y crianza lo llevaron a llevar una vida de fe cristiana, la cual sería puntal para tomar correctas decisiones a lo largo de su vida.

Feng-Shan supo aprovechar, desde joven, los beneficios de una educación liberal en la Universidad de Yalein. En 1932 obtuvo el doctorado Magna Cum Laude en Economía Política, en la Universidad de Munich. Tres años más tarde se unió al servicio exterior de la China nacionalista. Debido a su excelente dominio del idioma alemán fue destinado a la capital austríaca en 1937. Allí se desempeñó como cónsul general entre 1938 y 1940.

Un año más tarde que Ho fuera enviado como cónsul, en 1938, Austria fue anexada al Tercer Reich. De ese modo la tercera comunidad judía más grande de Europa, alrededor de 185.000 personas, se vieron obligadas a abandonar el país. La mayoría de éstos, unos 120.000, residían en Viena. Poco antes de cumplirse un mes de la ocupación nazi, los primeros judíos austríacos fueron deportados a los campos de Dachau y Buchenwald.

La gran esperanza para los judíos de Austria se corporizó en la figura de este diplomático chino “Ho Feng-Shan”. A diferencia de otros diplomáticos, Ho emitía visas a Shanghai a todos los que se acercaban tratando de escapar del nuevo régimen terrorista; a pesar de la prohibición expresa del embajador chino en Berlín, Chen Jia. Ho le respondió que el Ministerio del Exterior había ordenado mantener una política liberal. Aunque las visas no eran indispensables para entrar a Shanghai, entonces bajo la ocupación japonesa, estos documentos eran fundamentales para los judíos que deseaban huir de los nazis. Muchos de los ayudados por Ho viajaban a Shanghai en barco desde Italia o por avión desde la Unión Soviética. Otros utilizaban sus visas para escapar a los más diversos destinos como Palestina, las Filipinas, Inglaterra, los Estados Unidos e incluso Cuba.

En diciembre de 1938, 7.000 judíos cruzaron la frontera hacia Italia y Suiza. Muchos de ellos portaban visas chinas. En el momento cumbre de sus actividades Ho emitía entre 400 y 500 visados al mes. Sólo durante los primeros tres meses de sus funciones como cónsul general Ho emitió 1.200 visas.

Al finalizar su período en Viena, Ho pasó el resto de la segunda guerra involucrado en la lucha de su país contra Japón. Luego de una extensa carrera diplomática, Ho se retiró en 1973 y viajó a San Francisco. Una vez que abandonó su posición diplomática, los nacionalistas chinos de Taiwan lanzaron una campaña para desacreditarlo. Posteriormente le negaron una pensión por sus cuarenta años de servicios diplomáticos prestados.

“Era sencillamente natural sentir compasión por los perseguidos y ayudarlos. Era lo que había que hacer”, declaró Ho en sus memorias, detallando sus 40 años de vida diplomática, publicadas en 1990.

Ho Feng-Shan murió en 1997 en los Estados Unidos, a la edad de 96 años. Su heroísmo fue reconocido post mortem cuando se le concedió el título de JUSTO ENTRE LAS NACIONES” por el organización Yad Vashem, del gobierno israelí, en 2001 y honrado por niños en la ciudad de Jerusalén en el año 2004.

 

Matías Alarcón Suárez
Graduado del Instituto Bíblico Rio de la Plata.
Se está preparando para ir de misionero a China, país en el que ya ha estado predicando.
Actualmente se encuentra estudiando el idioma de ese país.

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Biografías, Edición 4 | Iglesia y Sociedad, entrega 10, TESTIMONIOS E HISTORIA

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.