LA PAZ DE DIOS Y LA CREACIÓN | Parte I

| 22 julio, 2013

En el sentido bíblico, la pazshalom–, no se refiere solamente a la ausencia de guerra; sino al desarrollo saludable, armonioso, libre y sin trabas de la persona en comunidad; por lo cual no puede quedar encerrada en sí misma sino que requiere su manifestación en la comunidad y ser transmitida a todo lo creado.

En sus saludos, el Apóstol Pablo utiliza frecuentemente la expresión paz y gracia (gr. eiréne kai cháris), puesto que no hay un término griego que pueda expresar cabalmente el sentido hebreo de shalom; el término gracia procura acentuar la idea de que la paz procede de la obra misericordiosa de Dios (como en Oseas 6.6; cit. en Mateo 9.13 y 12.7; comp. Lucas 10.37 y 15.20).

En el Evangelio encontramos dispersas, pero fuertemente entrelazadas, la justicia, la misericordia y la fe; como lo está claramente en Mateo 23.23.

La paz es, en primer lugar, “una armonía interior que permite vivir en armonía con las demás personas”, lo cual nos prepara para construir la paz de la humanidad toda.

El realismo bíblico no concibe una división entre la paz interior (espiritual) y la paz del pueblo como nación, puesto que ambas se implican mutuamente, no hay paz para nadie si no hay paz para todos. La paz, por lo tanto, no puede existir sólo en la vivencia personal, sino que tiene necesariamente una dimensión social. De la misma manera que Juan Wesley afirma que no puede haber una santidad personal sin santidad social, puesto que no se puede concebir una religión solitaria. “Santos solitarios -dice él- es una frase tan inconsistente con los evangelios como adúlteros santos. El evangelio de Cristo no conoce otra clase de religión sino una religión social; no otra santidad, sino social”, la cual obra por el amor.

La reconciliación con Dios devuelve la paz interior y capacita para vivir la paz con las demás personas.

En el pensamiento bíblico, ocupa un lugar importante el tema de la reconciliación como expresión de la condición universal de la paz de Dios. En el texto bíblico se afirma la esperanza de la reconciliación universal (Colosenses 1.19-20), que derribando el muro de enemistad que han levantado los seres humanos, creará una nueva humanidad (Efesios 2.14-16).

Tanto como la paz es inseparable de la reconciliación, lo es de la justicia. En lenguaje bíblico, la justicia promueve la paz perdurable de los seres humanos y de la creación: trae bienestar y seguridad para la humanidad y bendición para la tierra, convirtiendo el desierto en campo fértil (Isaías 32.14-18; cf. Salmo 85.10-13). La imagen del desierto florecido se convierte en señal del pacto renovado (Ezequiel 37.26-27) y metáfora de la vida abundante (Ezequiel 34.25-27; cf. Salmo 72.7), como lo canta el profeta Isaías:

“Se alegrarán el desierto y la soledad, el yermo se regocijará y florecerá como la rosa. Florecerá profusamente y cantará con gozo; la gloria del Líbano le será dada y el esplendor del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Yavé, el esplendor de nuestro Dios” (Isaías 35.1-2).

El anuncio de la creación renovada es el advenimiento del reinado mesiánico: nuevos cielos y nueva tierra, cuyas características son gozo y alegría para siempre en la creación, abundancia y plenitud de vida, bienestar y prosperidad, larga vida, paz en toda la creación. Que el profeta Isaías presenta en la poética descripción de los nuevos cielos y la nueva tierra (Isaías 65.17-25), que remata con la sugerente imagen del “lobo y el cordero” que se sientan juntos a comer. Y antes dijo el profeta que esto es para que todos sepan y entiendan que “la mano de Yavé que hace esto” y que “el Santo e Israel lo creó” (41.17-20); y para que alabemos con alegría, en un unión con la naturaleza toda (55.12-13).

Este es, a mi entender, el sentido profundo de la ecología y de la economía en el testimonio bíblico, y es la visión trascendente del ecumenismo.

PAZ Y GRACIA

 

 

Emilio Monti
Pastor metodista.
Licenciado en Teología.
Profesor de Filosofía y Pedagogía.
Doctorando en Ciencias Humanas y Arte.
Profesor Emérito del Instituto Universitario ISEDET
Ex Decano y Profesor de Teología Práctica del Instituto Universitario ISEDET
Ex Profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora Capellán y Vicerrector de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano de Rosario (UCEL).
Trabajó activamente en ayuda a Refugiados (CAREF) y en defensa de los Derechos Humanos (MEDH) y en la acción ecuménica (FAIE)
Integró a nombre de las iglesias evangélicas el Consejo Nacional de Políticas Sociales del Gobierno de la Nación.

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 5 | LA CREACIÓN ANHELA, entrega 2, Teología

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.