EL FAMATINA NO SE TOCA | Batalla celeste y terrena

| 5 agosto, 2013

“Los combates que más importan nunca salen a la luz del mundo, ya que permanecen en el subsuelo de la historia” (Leopoldo Marechal / Megafón o la guerra).
Famatina, el significado de esa palabra es PUEBLO DE METALES, es la cabecera del departamento del mismo nombre, al oeste de la provincia de La Rioja.

El 20 de mayo de 1591 Don Juan Ramírez de Velazco funda la Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja, en honor a su ciudad natal La Rioja, España.

Atraído como imán a los metales, su verdadero propósito era fundar esta ciudad en Famatina, por datos que los pueblos originarios le habían brindado: que en ese lugar había oro como para empacharse. El hombre se equivoca y funda lo que hoy es La Rioja. Se equivocó por 220 kilómetros, pero como Dios nunca se equivoca, podemos decir entonces que Don Juan Ramírez fue el primer minero.

Hacia fines del siglo XVIII, Famatina se convirtió en uno de los distritos más importantes con producción de oro, plata, hierro, cobre y plomo; tal es así que bajo la presidencia de Julio A.  Roca, y siendo ministro del interior Joaquín V. Gonzales, se construye el cable carril (monumento nacional en la actualidad), para extraer el oro del famatina de la mina “La Mejicana”.

Extrajeron en esos años 12.000 toneladas mensuales de minerales y 9 toneladas de oro, que luego recorrían 35 km hasta la ciudad de Chilecito, por el cable carril, y eran depositados en el ferrocarril General Belgrano que partía el oro rumbo a La Reina del Plata, para llegar a su destino final en Europa. Me imagino el auge del oro en ese momento ya que la primera sucursal del Banco Nación está en la ciudad de Chilecito, La Rioja.

 

“Como puercos hambrientos ansían el oro” (Eduardo Galeano).

El 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer) del 2004, siendo Ángel Maza gobernador de la provincia, se realiza el primer corte en el alto carrizal camino al Famatina. Seis mujeres, varias de ellas docentes, paran los camiones de la empresa BARRIK GOLD, quienes pretendían explorar el famatina, con el aval del gobernador, que anteriormente fue secretario de minería en la presidencia de Carlos Menem.

Seis mujeres valientes se interponen y se levanta un grito: EL FAMATINA NO SE TOCA. Años después, el pueblo acompaña a estas mujeres y todo el pueblo se pone de pie.

Desconociendo todo esto, la Iglesia -que pastoreo hace 23 años- recibe una palabra profética: ese mismo año VIENE ALGO DE DEBAJO DE LA TIERRA. Poderosa y contundente, creímos esa palabra, caminamos bajo ella, esa palabra nos posicionó para lo que se venía.

Fueron 100 años de silencio, pero la palabra activó todo y, lo que no se activó, lo creó  Famatina y su oro vuelve al centro de la escena; todo el país está hablando del Famatina y que no se toca.

Beder Herrera, actual gobernador de la provincia, llega a ese lugar dando un golpe institucional, prometiendo una ley antiminera; pero dándose vuelta cual político con cintura, hace un convenio con la OSISKO y el corte en el alto carrizal se profundiza, con represión policial, persecuciones y demás, criminalizando las marchas, aquellas seis mujeres tienen causas judiciales.

La nefasta década de los ‘90 metió a la iglesia adentro, dejamos de evangelizar, se abandonaron las plazas, los aires libres, los hospitales, las cárceles, el terreno ganado en la década del ‘80 se fue perdiendo, y la iglesia autista, sin caminar la calle, está ausente de todo esto.

Movidos por la palabra profética, todavía vigente y con cumplimiento, decidimos caminar en el llano con el pueblo, bajo la palabra, en medio de la gente, siendo en cada marcha, agentes de PAZ, decididos a escuchar al pueblo, cruzando las paredes del templo, gritando a los cuatro vientos: NO MATARAS, cuidando al prójimo, amando a cada persona, pastoreando en todo lugar, llevando el evangelio de la paz, asistimos a cada marcha contra la MEGAMINERIA A CIELO ABIERTO.

Haciendo evangelismo, llorando con el que llora y riendo con el que ríe, poniendo TODO. La oración y la intercesión por nuestro pueblo se hizo fuerte, la batalla fuerte, marchando y orando, abrazando a nuestra gente. Este es nuestro lugar.

El medio ambiente donde vive nuestra gente es nuestra responsabilidad, la obligación y el deber que tenemos. Nuestras tareas están ligadas a la liberación de nuestra gente, con este espíritu la Iglesia va a ganar ciudades, países y continentes; generando un avivamiento lo antes posible, sirviendo a cada uno, con el ejemplo que caracterizó a nuestro Señor.

Trabajando hoy por los que vienen, el trabajo de todos los días, sin desmayo, que parece que no da resultados, cuando los medimos en el día, pero que si se pueden medir los resultados a largo plazo.

Como dice FEDERICO PAGURA en ARRIBA LOS CORAZONES:

Y entonces sí, la iglesia verdadera
la que dio santos, mártires y testigos
y no inclinó su frente ante tiranos,
ni por monedas entregó sus hijos,
ha de resplandecer con esa gloria
que brota no del oro ni la espada,
pero que nace de esa cruz de siglos
en el oscuro Gólgota enclavada. 

Al Padre gloria, gratitud al Hijo
y al Santo Espíritu alabanza;
vayamos hoy al mundo sostenidos
por el amor de Cristo y su esperanza.

¡¡VIVA LA RIOJA!!

Con mucha alegría caminamos la calle, queremos cambiar las cosas, revolvemos todo, claro que no es fácil, pero la palabra nos dirige: fe que trae liberación… Todo es posible para el que cree y por esta fe avanzamos.

 

Alberto Ferrando
Pastor de la Unión de las Asambleas de Dios en La Rioja
Tiene bajo su tarea pastoral 6 congregaciones
Presbítero en el NOA

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 5 | LA CREACIÓN ANHELA, entrega 4, Notas de fondo

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.