LA SOLUCIÓN POR LA RAÍZ

| 12 agosto, 2013

Las circunstancias históricas en el capítulo 11 del libro del profeta Isaías nos muestran que aquella era una época de degradación social y espiritual, un mundo al borde del abismo en todos los aspectos. Un árbol cortado es la imagen metafórica usada por el profeta para expresar la desoladora devastación de aquel tiempo. Sin embargo, en ese mismo árbol cortado, por la misericordia de Dios, estaba la posibilidad de que nazca un nuevo brote, originando fuerza desde sus raíces. Esta es la raíz de Isaí, un niño que traería renuevo para el mundo degradado.

El profeta hace una analogía entre los procesos biológicos de renovación de las plantas y la oportunidad de rescate que Dios ofrece a la Creación como un todo.
Aunque Isaías haya vivido casi ocho siglos antes de Cristo, el capítulo es oportuno también para ilustrar las consecuencias de la caída en la parte natural de la creación, igualmente ausente de rescate y restauración.

Los recursos naturales del planeta ya fueron degradados al punto de generar un déficit casi irrecuperable. Estamos en “rojo”, en un 30%, con la capacidad de reposición, por los medios naturales, agotados.
Es como si giraramos el 30% del valor de nuestras ganancias mensuales en cheques sin fondos. Esa es una situación en la cual el árbol ya fue cortado, el tronco se está muriendo y solo la misericordia de Dios puede ofrecer una nueva oportunidad -un renuevo para los seres humanos y los procesos orgánicos y mecánicos del planeta-.

Acordémonos de la explotación de petróleo sin los cuidados ambientales en el golfo de México; de los desastres con la energía nuclear en Chernobyl y en Japón; de la destrucción de los ríos, como el Tieté; de la desertificación en muchas áreas por la ausencia de lluvias, derivadas de la tala de árboles. Pensemos en la atmósfera irrespirable por las emisiones resultante de los procesos de transformación industrial. La lista es interminable y abarca a todos los sistemas existentes en el planeta. ¿Cómo restaurar lo que destruimos?

¿Cómo caminar en dirección a las promesas de Isaias 11.6-9? (1)

Responderemos a esas preguntas cuando seamos capaces de hacérnoslas sinceramente. Veremos lo que es posible conseguir cuando nos dispongamos al rescate, a la restauración de nuestra vida espiritual de forma integral con Dios y a la restauración de todo lo que Él creó, de la forma como lo creó y de la manera cómo, en cada acto creativo, se certificaba que todo hubiese quedado muy bien (Génesis 1.3-31). Dios rescató y restauró no solo en el plano espiritual sino también en plano físico -duro y extenuante-, cuando se volvió hombre dejando la condición de Verbo glorioso y haciéndose carne, como profetizó Isaías.

Es tiempo de trabajar para revertir tanto la devastación de las almas como la del planeta. Es preciso salir del “rojo”. Disponernos al trabajo, siguiendo el ejemplo que nos dió Jesús, una gran oportunidad para nosotros -no solo como sudamericanos, sino también como ciudadanos del planeta- es Rio+20 (la Conferencia de las Naciones Unidas en Desarrollo Sustentable, que se realizó en junio de 2012). Habrá, en esa ocasión la oportunidad de que pensemos y propongamos soluciones para los temas económicos, sociales y de dirigencia. Algunos de ellos son: como producir respetando los ciclos de reposición de la naturaleza; como organizar políticamente nuestra vida en la casa común que Dios nos dio; como cuidar de los huérfanos y de las viudas, que en la Biblia representan a todos los desvalidos. Estos son temas con potencialidad fundacional de toda nueva civilización, de acuerdo con el estado de cosas en plenitud que Dios reafirma como parte de su esencia en 1º de Corintios 10.26. (2)

En la Jerusalén de aquel día no habrá nadie que haga daño porque todos conocerán a Dios, y ese conocimiento llenará todo el planeta, así como las aguas llenan la mar.

(1) Isaías 11.6-9 Cuando llegue ese día, el lobo y el cordero se llevarán bien, el tigre y el cabrito descansarán juntos, el ternero y el león crecerán uno junto al otro y se dejarán guiar por un niño pequeño. La vaca y la osa serán amigas, sus crías descansarán juntas, y el león y el buey comerán pasto juntos.

El niño jugará con la serpiente y meterá la mano en su nido.

(2) 1ra de Corintios 10.26 Dios es dueño de toda la tierra y de todo lo que hay en ella. Por lo tanto, ustedes pueden comer de todo lo que se vende en la carnicería, sin tener que pensar de dónde viene esa carne.

 

 

Maria Osmarina Marina Silva Vaz de Lima | Marina Silva
Originaria de Rio Branco es política, ambientalista y pedagoga brasilera
Fundó junto a Chico Méndez el CUT de Acre en 1985
Fue Consejal del Municipio de Rio Branco en 1988 y en 1990 fue elegida como Diputada Estatal
En 1994 fue electa como la Senadora más jóven en la historia del Brasil donde pemaneció dos períodos
El presidente Lula la nombró Ministra de Medio ambiente en 2003, cargo al que renunció en 2008
Se presentó como candidata a Presidenta del Brail en 2010 y obtuvo el 20% de los votos
Incansable trabajadora de un testimonio intachable… hija ferviente de Dios de raíces pentecostales

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 5 | LA CREACIÓN ANHELA, entrega 5, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.