PARTICIPACIÓN DE LA IGLESIA EN ROSARIO

| 12 agosto, 2013

El luctuoso suceso ocurrido en la Ciudad de Rosario, que enlutó al país con muertos y desaparecidos, demostró una vez más el amor y servicio de la Iglesia Evangélica en Argentina.
Iglesias hermanas en Rosario no dudaron en salir en ayuda de los damnificados en el derrumbe, poniendo todo de sí para mitigar el dolor causado por la explosión y el derrumbe consecuente.

Desde los primeros momentos del 6 de agosto cuando por un escape de gas, explotó y se derrumbó un complejo de viviendas de 10 pisos en la calle Salta y Boulevard Oroño; voluntarios solidarios de distintas iglesias evangélicas llegaron para asistir a las víctimas, colaborar con los bomberos y tratar de contener el desborde emocional.

El Ejército de Salvación se hizo presente y su accionar quedó reflejado a través de los medios, transformándose en la demostración de una iglesia en acción.
También, desde los primeros minutos, Canal Luz y la Iglesia Evangélica Misionera Argentina, ministerios presididos por el Pastor José María Silvestri, trabajaron codo a codo, con diversas congregaciones, en los hospitales, en las calles, para proveer información y dar una palabra de esperanza, a pesar de todo. Ellos pusieron en marcha un plan de asistencia social y espiritual con más de 150 voluntarios que ayudaron a familiares directos, rescatistas, bomberos y personal de seguridad. Trabajo que se coordinó con las autoridades de la Municipalidad de Rosario.

Uno de sus pastores, Andrés Cristian Scott, comentó: “Las Iglesias, cercanas geográficamente al derrumbe, fueron de acciones rápidas y de corazones atentos para estar donde hay que estar. Solo rogamos a Dios estar a la altura de las circunstancias” pidiendo  que todos acompañemos en oración a las víctimas, sus familias, y a esa Rosario hoy herida.

Por su parte, Natanael Sensini, hijo del pastor Oscar Sensini, de la Iglesia Redil de Cristo, comentó, tras su participación en la catástrofe: “Cuando llegamos había heridos corriendo por todas partes, gente shockeada, gritando, desesperada, había pasado media hora de la explosión y solo estaba la gente socorriendo a otra gente”. Natanael nunca había vivido algo así: “No sabíamos de qué iglesia era cada uno, o si éramos de una iglesia, o de dónde, tampoco importaba, solo estábamos allí para ayudar, con alimentos, con abrigo, o para lo que hubiera que hacer”.

Sensini agregó: “Ahí estamos, orando, clamando por el que perdió todo, pero también nos preparamos para orar por él o los que sean responsables de esta tragedia, y si la justicia dictamina que hay culpables, ahí estaremos para orar con ellos, porque todos necesitamos el amor de Dios, desde la pasión por las almas que emerge, aún debajo de los escombros”.
El pastor Juan Herrera, presidente del Consejo de Pastores de Rosario, comentó: “Ese día en el Consejo de Pastores de la ciudad estábamos reunidos y orando por la inseguridad reinante en Rosario y justo nos llaman comentando lo sucedido”.

Agregando: “Todos comenzaron a llevar agua, alimentos, ropas para asistir a todos los trabajadores y familiares de los damnificados. Sobre todo y en todo momento la Palabra de fe, las oraciones, el buen ánimo, las atenciones tan distintas en medio del dolor que brindaban los jóvenes de Cristo, fue lo que se distinguió al grupo de tal manera que fue visto por casi todos los medios de comunicación.

Todavía están ayudando, orando y animando a todos, rescatistas, policías, gendarmes, médicos, enfermeros, políticos, periodistas, noteros, vecinos, deudos, quien lo necesite”.

Herrera comenta, a modo de testimonio con lo ocurrido: “Ayer me llamó la Intendenta de la Ciudad, Doctora Mónica Fein, para agradecer y felicitar por la acción sobresaliente de los evangélicos de la ciudad y hasta confesó que a ella la movilizó ahora la necesidad de buscar la espiritualidad, como ella lo dice, lo cual nunca lo había confesado, porque es socialista, pero el testimonio de estos chicos lo pudo más”.

Cerrando su comentario, Juan Herrera dice: “Así qué gracias a Dios por la obra tan sobresaliente que hicieron los hermanos de la iglesia de Rosario, en especial, Canal Luz y el Ejército de Salvación”.

Como dato testimonial, sobre el cierre de esta edición, nos acaba de llegar la noticia que el pastor Marcos Morales y su familia, compuesta de esposa y dos hijas, que vivía en el 4º piso del edificio siniestrado, percibió el peligro al percatarse de la situación y el olor a gas, y salieron apresuradamente de la casa, cuando llegaron a la esquina de Oroño se generó la explosión que todos conocemos.

Codirección

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 5 | LA CREACIÓN ANHELA, entrega 5

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.