CRISIS CIVILIZATORIA

| 26 agosto, 2013

Estuve en Lisboa en octubre del año 2011, invitada por la Fundación Calouste Gulbenkian, para participar del ciclo de conferencias llamado “Ambiente. ¿Por qué leer los clásicos?”. Comenté el texto “Nuestro futuro común”, también llamado “Informe Brundtland”, encomendado por la ONU a la ex primera ministra de Noruega, Gro Brundtland, en 1984. El estudio, concluido en 1987, inspiró a varios desdoblamientos en la dirigencia ambiental global, además de eventos como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, que conocimos también como Cúpula de la Tierra o Rio+92.

Después de 24 años, y a vísperas de Rio+20, que será realizada en junio de 2012, veo con cierta tristeza que fueron muchas las idas y vueltas. Las alertas y las recomendaciones hechas en el informe tuvieron efecto, pero no lo suficiente, ya que en la primera década del siglo siguiente a la publicación, estamos en una situación no menos complicada. Tenemos un mundo convulsionado por crisis superpuestas y una evaluación equivocada en la jerarquización de esas crisis. La crisis económica arrastra el sistema financiero mundial hacia el colapso. La crisis social nos exhibe rostros delgados de dos billones de personas con hambre. La crisis política, nacida del desprendimiento entre la representación democrática de los pueblos y la actuación parlamentaria de características corporativas, denuncia que los valores y los significados están siendo peligrosamente dejados de lado en la conducción de los intereses públicos. Y la crisis ambiental, resultante de un modelo de desarrollo en el cual el crecimiento económico no quiere tener límites y crece en base de todos los ecosistemas de la tierra, la expolia. Puede llevar a la esterilización del planeta por el calentamiento climático a una temperatura incompatible con la existencia de la vida.

La humanidad se dedica alegremente al consumismo, a las preocupaciones de corto plazo, sin pensar en las condiciones en que las futuras generaciones tendrán para vivir.

Esto nos lleva a identificar otra crisis: la de la utopía, del sueño de la solidaridad, de la fraternidad, del planeta pleno de vida. En Génesis 1:22 el acto creativo de Dios significa un planeta lleno de vida: en la tierra, en las aguas y en el mar, con plantas y animales, pájaros y peces, y el ser humano como fiel guardián de todo ello. En el año 2012 de la era cristiana, esa vida está también amenazada en todos los cuadrantes de la tierra.

Nuestros procesos institucionales y políticos no velan por la democracia. Nuestros procesos productivos desconocen la inteligencia de la ingeniería sistémica de Dios y explotan los bienes materiales hasta su agotamiento, generando contaminación y otras disfuncionalidades en los ecosistemas. El fruto del trabajo de nuestras manos en el campo busca el interés, es mal distribuido y no llega a las bocas hambrientas en los países pobres. Nuestra infraestructura cara y mal planeada es ambientalmente inadecuada, porque los pueblos que sufren los impactos, no tienen los beneficios y sufren sus injusticias. Nuestro gigantesco sistema financiero privatiza las ganancias pero impone a la humanidad las consecuencias de sus operaciones, resultando la pérdida de millones de empleos.

Las múltiples crisis, que constituyen la crisis civilizatoria que vivenciamos, exigen de hombres y mujeres un sentido de urgencia y movilización para el imperativo ético, de una mudanza de actitud, que precisaremos tener frente a la destrucción de la abundante vida con que Dios nos agració el planeta. Para eso es importante propiciar el necesario encuentro entre la política y la ética, la economía y la ecología y, para los que creen en el propósito restaurador de la obra de Dios, del hombre con Dios, consigo mismo, con los otros hombres y con la creación.

 

Maria Osmarina Marina Silva Vaz de Lima | Marina Silva
Originaria de Rio Branco es política, ambientalista y pedagoga brasilera
Fundó junto a Chico Méndez el CUT de Acre en 1985
Fue Consejal del Municipio de Rio Branco en 1988 y en 1990 fue elegida como Diputada Estatal
En 1994 fue electa como la Senadora más jóven en la historia del Brasil donde pemaneció dos períodos
El presidente Lula la nombró Ministra de Medio ambiente en 2003, cargo al que renunció en 2008
Se presentó como candidata a Presidenta del Brail en 2010 y obtuvo el 20% de los votos
Incansable trabajadora de un testimonio intachable… hija ferviente de Dios de raíces pentecostales

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 5 | LA CREACIÓN ANHELA, entrega 7, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.