DE INTIMIDADES, SABIDURÍA y PREGUNTAS

| 26 agosto, 2013

Cuando la espiritualidad de la justicia retributiva hace crisis en el devenir histórico del pueblo de Israel, aparece la espiritualidad sapiencial, aquella que anuncia que a Dios se llega no por la obediencia ciega sino por el conocimiento, por la cercanía, por la confianza en sus misterios.

El libro de Job es un excelente ejemplo de la transición entre un modelo de espiritualidad hacia el otro. Job es justo, Job es bueno, Job es honesto. Merecería ser bendecido porque obedece y cumple. Sin embargo, su vida apacible se transforma de la noche a la mañana en una vida miserable, donde la enfermedad, la ruina, la muerte permean toda su existencia. Hijos de la “lógica retributiva”, los amigos de Job asumen el discurso del “por algo será”, para nosotros tan tristemente cercano en la historia. “Algo habrás hecho, Job”, a partir de diversos argumentos, es la conclusión de tres de los amigos de Job.

Solamente Eliú, el cuarto amigo, que aparece casi al final del libro, luego de 28 largos y densos capítulos, ayuda a Job a encaminar sus reflexiones y a orientar su dolor físico y espiritual hacia una solución que le devuelva la plena certeza de la presencia de su Redentor en su vida.

Es en ese tramo final del libro y de la construcción teológica del mismo donde aparece el Dios que revela su profunda intimidad con todo lo creado, el Dios de la sabiduría creadora y el Dios sustentador de todo aquello que nació de su corazón generoso y solidario. Baste este párrafo como ejemplo de lo que queremos decir:

“¿Qué caminos sigue la luz al repartirse?
¿Cómo se extiende el viento del este sobre el mundo?
¿Quién abre una salida al aguacero
y señala el camino a la tormenta,
para que llueva en el desierto,
en lugares donde nadie vive,
para que riegue la tierra desolada
y haga brotar la hierba?”

Job 38:24-27

En nuestra búsqueda por tratar de entender el sufrimiento humano y por intentar comprender el gemir de toda la creación (Romanos 8:22), buscando en ocasiones justificarnos y otras tantas veces buscando respuestas en viejos esquemas de pensamiento, tan vacíos como las aproximaciones de los tres primeros amigos de Job, quizá debamos releer una y otra vez las preguntas que Dios comparte en su intensa charla final con Job. Y aprender de esa intimidad que Aquel a quien confesamos como nuestro Creador mantiene con todo lo creado.

En el amor por todo lo creado, en el respeto hacia todo lo que vive, late y respira, en el cuidado de los espacios naturales, en el uso responsable, cuidadoso y solidario de los recursos naturales, creceremos en esa intimidad maravillada que nos debemos con la creación de la que también formamos parte.

Prestando atención a las preguntas que Dios va hilvanando en su diálogo con Job, podremos imaginarnos las preguntas que quizá nos haría hoy a nosotros. Porque no escapa a la mirada de Dios lo que de su creación estamos haciendo.

Ruego a Dios que, antes que sea demasiado tarde, también vos y yo, junto a muchas otras personas, en comunidad comprometida con la vida, podamos crecer en intimidad con el Creador para así aprender a vivir una íntima y plena relación con todo lo creado. Tal vez el primer paso sea repetir, con absoluta sinceridad, las últimas palabras de Job:

“Tú me dijiste: «Escucha, que quiero hablarte;
respóndeme a estas preguntas.»
Hasta ahora, sólo de oídas te conocía,
pero ahora te veo con mis propios ojos.
Por eso me retracto arrepentido,
sentado en el polvo y la ceniza.”

Job 42:4-6

 

Gerardo Oberman
Pastor de las Iglesias Reformadas en Argentina

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación o oposicióna las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 5 | LA CREACIÓN ANHELA, entrega 7, Teología del Sur

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.