CREO QUE JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO

| 25 noviembre, 2013

 La autoridad, desde que el hombre le dio la espalda a Dios en el Edén, casi siempre fue ejercida por hombres siniestros y absolutistas. Y, en cambio, los hombres piadosos la han tenido que padecer.

 

¿QUIÉN ERA PONCIO PILATO?
El imperio romano estaba organizado meticulosamente. Era benévolo con sus conquistados (a comparación de otros imperios célebres que los precedieron, como los asirios o los persas).

Tuvieron su auge entre el año 150 AC y el 350 DC, perdiendo su control de occidente en el 476 (fecha que se elige en historia para reconocer el inicio de la Edad Media).

Trataban que los pueblos conquistados se sintieran “casi libres”, permitiendo y estimulando sus actividades religiosas, culturales y legislativas. Así vemos como en Judea (una de las tierras ocupadas por el imperio), permitían las actividades religiosas en el Templo, que Herodes se encargó de erigir para ganarse el favor del pueblo. El Templo, que había sido construido por Salomón, y que era una de las maravillas del mundo antiguo, sufrió la destrucción por parte de los babilónicos en la época de Nabucodonor y, luego de los 70 años de cautiverio, fue reconstruido en la edad de Esdras y Nehemías. Ahora había soportado el maltrato romano, quedando prácticamente en ruinas. Este es el templo que reconstruye Herodes y es el que estaba en pie en época de Jesús.

También funcionaba el máximo tribunal en lo religioso y en lo civil, a cargo de 70 judíos de la elite y del Sumo Sacerdote que sin embargo era elegido y supervisado por las autoridades romanas, pero detrás del telón.

Herodes era rey y estaba a cargo de lo que se conoce como oriente medio. Este Herodes, “el Grande”, estaba bajo las órdenes directas del emperador romano. Con la muerte de Herodes, “el Grande”, el reino de oriente medio quedó dividido en tres partes. Arquelao quedó a cargo de Samaria y Judea, Herodes Antípas en Galilea y Perea y Felipe en Iturrea y Traconítide.

Pero Arquelao fue depuesto y Samaria y Judea pasaron a depender directamente de Roma.

Para gobernar estas regiones, Roma eligió procuradores. Poncio Pilato fue el 5to procurador que gobernó Samaria y Judea. Su gobierno tuvo lugar entre los años 26 y 36.

Sus funciones eran mantener el control romano, reprimir rebeliones y silenciar la oposición. Además él era quien nombraba al Sumo Sacerdote y tenía el poder para destituirlo. Poncio Pilato tenía también el poder de condenar a muerte a los que cometían delitos políticos.

Pilato envía a Jesús a Herodes Antípas por un tema de jurisdicción pues el “reo” era galileo.

Según Perez-Rioja “Pilato se ha convertido en un símbolo tradicional de la vileza y de la sumisión a los bajos intereses de la política”, agregando: “después de esto, Herodes y Pilatos se hicieron amigos”.

Según el historiador Eusebio, Pilato cayó en desgracia bajo el emperador Calígula y se suicidó. Aunque algunas leyendas lo proyectan entregado al cristianismo y hasta venerado en algunas iglesias. Esto no es extraño si consideramos que su esposa parece una mujer de fe.

 

FRASES CÉLEBRES DE PILATO
– ¿Qué es la verdad?
– Lo escrito, escrito está.
– No soy responsable de la muerte de este hombre.
Y la más célebre actitud de “lavarse las manos”, en una especie de vacío ritual de purificación.

 

¿PORQUÉ FIGURA EN EL CREDO “PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO”?

La mayoría de respuestas a este interrogante se dirigen a la necesidad de presentar la certeza de un Jesús histórico, con este dato preciso. No es un “héroe mitológico”. Es un hombre real que vivió en un tiempo histórico determinado, bajo el gobierno de un procurador romano determinado: Poncio Pilato.

Por eso el cristianismo no es una filosofía y Jesús no es solamente el “logos griego”. Cristianismo es aceptar el plan de Dios para reconciliar consigo a la humanidad a través del sacrificio voluntario de Jesús, dando su vida por cada uno de nosotros.

Este Jesús es un hombre comprobable, con una historia comprobable, más allá del relato bíblico. Lo sabemos estudiando escritos de Josefo (célebre escritor judío, agnóstico y muy colaborador con el imperio), Pilinio Segundo, Cornelio Tácito, Luciano y Suetonio, entre otros.

Ahora, si se quería subrayar el hecho de un Jesús histórico, ¿por qué el Credo no recurrió al nombre del emperador, en lugar de inmortalizar la figura de un procurador?

Quizá por este diálogo, que también está en el salón de las celebridades, que mantuvieron Poncio y Jesús:

– “¿No sabes que tengo AUTORIDAD para crucificarte y que tengo AUTORIDAD para soltarte?”

– “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba”.

Jesús respeta la autoridad delegada, pero le recuerda a Pilato que la autoridad de la que se pavonea, solo la tiene porque alguien se la dio. Pilato hubiese pensado que el emperador mismo se la delegó y que solo funcionaba si él permanecía sujeto al César, pero Jesús lo lleva a un escalón mucho más alto y desconocido por Poncio. DIOS ESTÁ AL CONTROL DE TODO, ÉL ES QUIEN DECIDE POR SOBRE CUALQUIER EMPERADOR.

¡Qué momento del diálogo! Concentremos nuestra atención en las miradas. Los ojos del procurador y los del “acusado”. ¿Qué le dice Jesús más allá de las palabras?

“Mira con cuanto amor me someto a tu autoridad… Yo mismo… y, sin embargo… YO SOY la autoridad. YO SOY el creador del mundo que tú crees dirigir. Lo más importante no es la autoridad…”.

 

PADECIÓ

La autoridad, desde que el hombre le dio la espalda a Dios en el Edén, casi siempre fue ejercida por hombres siniestros y absolutistas. Y, en cambio, los hombres piadosos la han tenido que padecer. Es hermoso tener la aprobación y la aceptación del mundo pero casi siempre nos encontraremos con la moneda de la ingratitud.

Esto no quiere decir que apoyemos a los que, abiertamente, quieren parecer desagradables con sus palabras altisonantes llenas de juicio, pues Jesús no vino a condenar al mundo, sino a que el mundo sea salvo por Él. Quienes tienen esta actitud están molestando ostensiblemente a todos, casi por deporte, ¿dónde queda el “en cuanto dependa de ustedes, estén en paz con todos los hombres”?

También se PADECE, en ocasiones, la autoridad dentro de algunas iglesias. Algunos detentan esa autoridad como Pilato: olvidando que es delegada, olvidando que ellos también deben estar sujetos, olvidando que “apacienten la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, NO POR FUERZA, sino voluntariamente, NO POR GANANCIA DESHONESTA, sino con ánimo pronto, NO COMO TENIENDO SEÑORÍO sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos”.

De paso, en La Biblia, no aparece la figura de un pastor único. Cuando la Palabra de Dios se refiere a un solo Pastor, siempre está hablando de Jesucristo “Pastor y obispo de vuestras almas”.

En cambio, cuando habla de pastores humanos, jamás insiste en la figura individual. No dice “Obedeced a vuestro pastor”, dice “Obedeced a vuestroS pastorES”.

Es enfermizo, para el cristianismo, la figura de un pastor único, absolutista, que toma decisiones y no respeta el límite de la vida íntima de las personas y que no está sujeto a nadie más y no es controlado por nadie.

Dios nos dispense su gracia, misericordia y paz para buscar el encuentro permanente con este Jesús que siempre nos recuerda “Ninguna autoridad tendrías sino te es dada de arriba” y “Dios resiste al soberbio y da gracia al humilde”. Oremos por nuestra misión, por la vida de las personas que Dios nos prestó y la responsabilidad que nos toca. Amén.

 

Roberto Ciorciari
Miembro de la comisión ejecutiva del Concilio Internacional de Iglesias Pentecostales de Jesucristo.
Director del departamento Educación del Concilio Internacional de Iglesias Pentecostales de Jesucristo.
Director del IBI (Instituto Bíblico Internacional) en la Argentina.

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: BIBLIA, Edición 7 | El Credo, entrega 4, Teología

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.