LA SANTA IGLESIA CATÓLICA Y APOSTÓLICA

| 16 diciembre, 2013

Razones por las cuales integramos la SANTA IGLESIA CATÓLICA y APOSTÓLICA, pero no romana.

Como mencioné en el articulo acerca del Espíritu Santo, el segundo “creo” contiene breves doctrinas prácticas, sencillas, memorizables y fundamentales para todos los tiempos: “creo en el Espíritu Santo, en la santa Iglesia Católica y Apostólica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne, en la vida eterna. Amén.” ¡Qué contenidos!
El Credo no se utiliza en nuestro medio evangélico, probablemente por que se lo asocia con algunas frases del romanismo, como: “nacido de María virgen”, o más delicado aún, “la santa iglesia católica y apostólica”.
La última expresión es correcta, somos la “santa iglesia católica y apostólica”, pero no romana. En realidad el Credo nos pertenece también a nosotros, pues nació entre el siglo III y IV.

¿Por qué santa?

Porque Jesús se entregó por nosotros para santificarnos y nos unió a sí mismo.
No somos santos por ser buenos, correctos y sin errores. Somos santos porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos, santificados y glorificados. ¡Lo que es Él, somos nosotros! Independientemente de nuestra conducta, porque no es la conducta la que afecta la fe, sino que la fe es la que afecta la conducta.
¡Grande es este misterio! No la unión del hombre y la mujer, en ello no hay misterio alguno, sino la unión de Cristo con los que creen.

¿Por qué Iglesia?

El término Iglesia se utilizaba en la democracia griega (eclessia: asamblea). Identificaba a un grupo de ciudadanos que trataban el progreso, los problemas y demás temas de su comunidad.
La asamblea de Cristo también es un grupo de ciudadanos, pero nacidos de nuevo, que reunidos y teniendo como referente, no una constitución, sino al mismo Cristo, tratan el progreso, las problemáticas y cuestiones del Reino de los Cielos, en medio de distintas culturas, para ser sal y luz, en medio de ellas.

¿Por qué católica?

La palabra nos asusta, pero significa “universal”. Esto es la iglesia, ¡ella es universal!
¡Somos católicos, somos universales!, pero no somos romanos. Entendemos el romanismo no como los oriundos de esa ciudad italiana, sino como una religión claramente identificada.
Nuestra meta es el universo, llenarlo todo de Jesús, sin acepciones geográficas, culturales, étnicas, sociales, ni de ningún tipo.
¿Por qué apostólica?

Apóstol significa “enviado”. La Iglesia no es estática; no puede ser manejada desde una oficina, ni detrás de un escritorio de una denominación o consejo pastoral.
La Iglesia es viviente, dinámica, fructífera, arrolladora: ¡es apostólica!

¡Creo en esta santa iglesia católica y apostólica!

 

Mauricio Lestani
Pastor de la Iglesia en Tigre
Unión de las Asambleas de Dios

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 7 | El Credo, entrega 7, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.