¿DÓNDE SE GESTA EL MAL?

| 30 diciembre, 2013

La quema de templos históricos, atentados amedrentadores, la aparición de grupos reaccionarios y la promulgación de leyes injustas, retrógradas, que cercenan libertades, ensombrecen el clima de nuestra casa. ¿Son estos episodios aislados?

Aún calientes las cenizas del Templo Metodista de Rosario Norte, –donde además ardieron los archivos del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos– el domingo 10 de noviembre, fuimos sorprendidos con el atentado a la histórica Primera Iglesia Metodista Argentina, en el microcentro de Buenos Aires.

En la ciudad de Río III, de la docta provincia de Córdoba, víctima del flagelo del narcotráfico y la trata de personas, el pastor Marcelo Nieva y su congregación, integrantes de la Convención Evangélica Bautista Argentina, sufren amenazas y ataques anónimos y no tanto. Bajo la difusa e inconstitucional  Ley 9891 “anti-sectas”, que reprime cualquier grupo por el hecho de enarbolar una “pasión desmedida” –como si alguien pudiera medir las pasiones– por una determinada causa, el pastor Nieva y su grey son acusados por el único delito de ayudar a drogodependientes y a víctimas de violencia y trata.

Como si fuera poco, en diferentes provincias como Salta, Mendoza, Corrientes, etc., se proponen, cuando no se promulgan, leyes y ordenanzas que fuerzan a los alumnos de las escuelas públicas a estudiar el catecismo de la religión oficial y/o respetar sus feriados compulsivamente.

Las sorpresas no acaban. Al conocer el texto definitivo del proyecto de Reforma del Código Civil y Comercial, con dolor, vemos que solo se incluyó el pedido que hizo la Iglesia Evangélica para que las religiones no católicas romanas tuvieran mención en tan importante estamento jurídico –en el texto primario se ignoraba su existencia–, sin dar lugar a los demás reclamos que permitirían la capacidad de organizarnos de acuerdo a nuestras creencias y que, al mismo tiempo, hubiese restringido al Estado su capacidad de dar vida o muerte a la religión que este determine, una exacta prolongación con la vigente y nefasta Ley 21.745, Ley de Cultos o Ley Videla, impuesta por el convicto dictador en 1978.

En la Catedral de Buenos Aires, fueron insultados los miembros de la comunidad judía y las demás comunidades cristianas que participaban en el oficio ecuménico para reflexionar sobre el dolor de “La noche de los cristales rotos”, memorial del comienzo del holocausto judío ante el poder nazi. Jóvenes fanáticos católicos romanos, con el sacerdote Fernando Giannetti a la cabeza, reclamaron la expulsión de los herejes del templo.

Paralelamente, algunas pintadas ensucian las paredes de algunos de sus templos.

Una lluvia gris de preguntas sacuden el alma:
¿Son estos hechos aislados?
¿Se busca un cisma en el pueblo evangélico atacando a una comunidad determinada?
¿Son los instrumentos legales parte del mismo plan de amedrentamiento?
¿Podremos catalogar de la misma manera a todos estos atentados?

¿Qué objetivo procuran quienes atentan contra una comunidad preexistente a nuestra nación como la Iglesia Metodista, señera en la defensa de los derechos humanos?

¿Cuál es el mensaje que se intenta imponer al atacar persecutoriamente a la Iglesia Bautista, denominación intachable e histórica con 104 años de labor en el país?

¿El mensaje anti-sectas es la rémora de los ataques mediáticos del comienzo de la democracia en los 80, cuando explotaba el crecimiento numérico en las Iglesias Evangélicas?

¿Conduce a la igualdad de todos los argentinos la tendencia de nuevas y antiguas leyes vigentes o tienden a cercenar libertades y derechos?

El ecumenismo es el diálogo entre los que vivimos en la casa y, obviamente, no pensamos, sentimos o creemos de la misma forma o en las mismas verdades. Su antónimo, la anecúmene, es el desierto, la soledad, la unicidad. En nuestra casa, la República Argentina, las acciones disociadas de los discursos aturden… y nos llevan a cuestionarnos: ¿dónde se está gestando el mal…?

 

Guillermo Prein
Pastor fundador del
Centro Cristiano Nueva Vida

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 7 | El Credo, entrega 9

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.