LA EXTENSIÓN DEL REINO DE DIOS

| 3 febrero, 2014

Muchos pastores se han preguntado más de una vez, ¿por qué mi Iglesia no crece?

En primer lugar; la Iglesia no es nuestra, Jesús dijo: “EDIFICARE MI IGLESIA”, San Mateo 16:18.

En segundo lugar; la palabra Iglesia se traduce: personas congregadas para un fin. ¿Y cuál es el fin del Señor para llamar gente a congregarse? El texto de San Marcos 3:13-14 lo muestra, enseñando la estrategia espiritual de Jesús: “Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar”. Notamos que:

1) Se aparta para orar al Padre, buscando su guía y confirmación.
2) Llama a un grupo para que estén con El, para discipularlos y prepararlos para el Reino.
3) Los envía a predicar, no los prepara para que queden con Él, sino para enviarlos.

No dice que buscó un terreno para edificar un templo y plantar una sede central, el Reino de Dios es más que una Iglesia local, es más que alcanzar una provincia con el evangelio o llenar la tierra de evangélicos. El Reino de Dios abarca la Creación (el cosmos).

La Biblia dice que Dios nos ha creado para que reinemos con Su Hijo en la eternidad. Y que ha Dios le ha placido entregarnos el Reino de los Cielos (San Lucas 12:32-34).

Nuestro objetivo en el ministerio no es buscar algún logro personal en esta tierra, sino extender más allá de nosotros el gobierno de Dios, la Iglesia que pastoreamos no debe crecer solamente en lo local, si ese es nuestro pensamiento. Lamento decir que somos dignos de lástima porque estamos pensando en nosotros, en algo visible, en el reconocimiento de los demás.

Según 1º Corintios 15:19 (NTV), el crecimiento en el Ministerio es muy parecido al natural:
1. Es dependiente, el niño depende de sus mayores.
2. Es independiente, cuando joven, cree que no necesita de nadie.
3. Es interdependiente, finalmente une sus conocimientos y fuerza con otros para alcanzar mayores logros.

La interdependencia es el estado óptimo y de madurez en una persona, en sicología se le llama SINERGÍA. Significa que dos unidos logran más que la suma de dos separados. Nosotros debemos unir nuestra vida con la de Dios para enviar obreros, no para retenerlos en la congregación local; apoyarles, respaldarles, sostenerlos para alcanzar otros barrios, provincias, naciones; luego, cuando crezcan, darles la autonomía para que se reproduzcan y extiendan el reino de Dios.

No puedo orar a Dios “VEN CON TU REINO” si sólo estoy pensando en mí y la iglesia local que pastoreo. Debo dejar de pensar como niño, o de creer que la única obra que Dios mira y apoya es la mía y que el ministerio que tengo es patriarcal.

La Mega-Iglesia, sin visión de extensión, es un obstáculo, un tapón para el reino de Dios.
Lo mismo que los intentos de gobiernos eclesiásticos transnacionales, llámense denominacionales o interdenominacionales, que quieren adjudicarse una autoridad sobre hombres que Dios llamó para extender su reino.

Esto también es antibíblico.

Debemos trabajar juntos bajo el gobierno de Dios, ayudarnos a extender su reino más allá de nosotros mismos, enviar obreros para que sirvan a Dios y no a nosotros, nuestra labor espiritual va más allá de lo que se ve y se toca, alcanza esferas en las regiones celestes. Efesios 3:10 (NTV)
El propósito de Dios con todo esto es utilizar a la Iglesia para mostrar la amplia variedad de su sabiduría, a todos los gobernantes y autoridades invisibles. Este era su plan eterno que Él llevó a cabo por medio de Cristo Jesús, nuestro Señor.
Piensa en el Reino de Dios, planifica su extensión, usa todo lo que tienes y ponlo en su Reino: vida, tiempo, dinero, obreros, etc. Y El Señor se ocupará de Ti y de tus necesidades.

Dios te bendiga.

 

José Manuel Carlos
Pastor en el barrio de La Boca de la Ciudad de Buenos Aires
Por varios años fue presidente de la Unión de las Asambleas de Dios
Presidente de la fundación Jesús La Esperanza

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

 

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 8 | Iglecrecimiento, entrega 5, PASTORAL, Teología Pastoral

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.