ANAHÍ GARNICA: UNA HEROÍNA QUE MERECE MEMORIA Y RECONOCIMIENTO

| 10 febrero, 2014

Un lamentable suceso que dejó un profundo dolor en la sociedad. Seis bomberos de la Policía Federal, uno de los Bomberos Voluntarios de la Boca y dos integrantes de Defensa Civil perdieron la vida al desmoronarse una pared en el barrio de Barracas, durante un incendio. La sociedad en su conjunto les rindió el merecido homenaje a ellos y, en realidad, a todos los que desde el sacrificio se arriesgan por los demás.

Conocí a Anahí Garnica en el secundario, aunque solamente un año, el 4° de la especialidad de construcciones. En ese año compartimos taller, levantando una pequeña casita en el fondo del “Hermitte”, nuestro colegio. Con mucho frío, y a eso de las 7:30 de la mañana, ya estábamos haciendo mezclas a pala con polvo de ladrillo y un poquitito de cemento. Como siempre, entre todos los compañeros, estaban los que le escapaban al trabajo y sólo aparecían con una pala en la mano cuando el “profe” venía a supervisar; pero había otros, que por el bien del grupo, arremangándose, se ensuciaban las manos, el pantalón, las zapatillas y la cara, mientras buscaban entre un montón de escombros, los mejores ladrillos para la casita.

Anahí era la única chica a la que no le importaba eso, o por lo menos así nos lo demostraba. Siempre estaba atenta y dispuesta a poner manos a la obra. Recuerdo habernos quedado a última hora, colocando algunas hiladas más de ladrillos, para no tirar la mezcla que ya teníamos en los baldes.

Ese año, en el último día de clase, nos contó que iba a cambiarse a un bachiller para finalizar en 5°. ¡No nos gustó para nada! Lo primero que pensamos fue que estaba tirando 4 años de un industrial a la basura, habiéndose aguantando los talleres y sufrido el hecho de ser unas de las pocas chicas en todos los cursos, para terminar sin un título en la mano.

La verdad, ¡un desperdicio! Pero en fin, era ella la que decidía. Hasta llegamos a creer que era tan sólo por un chico. Pensábamos que en realidad no sabía para dónde iba, que no sabía lo qué quería en la vida.

Pero ambos tuvimos una visión a futuro muy similar. Al terminar el secundario, ella decidió servir a la sociedad poniéndose al servicio de la misma, integrando el Escuadrón de Bomberos de la Policía Federal Argentina, y además estudiaba arquitectura. Yo también decidí ser útil a los demás, ingresando en el Seminario con el fin de servir a Dios, ofreciéndome al prójimo; además, también estudio arquitectura.

¿Y nosotros creíamos que no sabía a dónde iba? Ella tenía muy bien en claro lo que quería para su vida. La movía una pasión por salvar vidas, una pasión que, contradictoriamente, le llevó a perder la suya.

Este doloroso suceso nos debe llevar, a quienes queremos servir, a una mayor disposición al riesgo y a la muerte a nosotros mismos. Porque al servir a Dios, en realidad, estamos sirviendo a quienes fueron hechos a imagen y semejanza suya. Al igual que los bomberos, no queremos lucirnos ni figurar, sino “apagar los fuegos” que atentan contra la gente.

El desenlace fatal de esta amiga, compañera y servidora pública, me lleva al pie de la Cruz, donde el único que merece llamarse grande, dio su vida en servicio, para que nosotros tengamos los beneficios de su abnegación.

 

 

 

Diego José Borelli
Graduado en el Instituto Bíblico Rio de la Plata
Es parte del Ministerio Dios Restaurará.

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 8 | Iglecrecimiento, entrega 6

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.