CONDENARON A TRES AÑOS DE PRISION A YONGGI CHO

| 3 marzo, 2014

La noticia conmociona y genera dolor al Cuerpo de Cristo. No es de las notas que quisiéramos publicar pero la trascendencia de la figura del pastor de la Iglesia más numerosa del mundo,  nos debe llevar a la reflexión, más en este número cuyo tema es el crecimiento de la Iglesia. 

Hablar de David (antes Paul) Yonggi Cho, ha sido, desde hace décadas, referirnos a la extensión explosiva de la Iglesia por medio de los grupos celulares. Propagador indiscutido de métodos que alientan el sueño de cualquier cristiano en su celo propagador del evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

La noticia que nos consterna dice algo inaudito: “El pastor emérito de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido (Corea del Sur) fue sentenciado el pasado jueves 20 de febrero por un tribunal de Seúl a 3 años de cárcel y una multa económica por desvío de fondos de la iglesia”.

El delito por el que fue sentenciado fue el haber hecho que la Iglesia compre una gran cantidad de acciones de una empresa editora propiedad de su hijo mayor, a un precio muy superior del valor real con que ellas cotizaban. Según las noticias a las que hemos tenido acceso, Cho Hee-jun –hijo mayor de David Cho– integrante del liderazgo de la iglesia, también fue condenado por evadir impuestos por valor cercano a 3,5 millones de dólares, además de ser condenado a tres años de prisión por confabularse con su padre para llevar a cabo el desfalco. El Tribunal del Distrito Central de Seúl también condenó al pastor Cho a pagar una multa de algo más de 4,6 millones de dólares.

Considerando los antecedentes sociales positivos de Yonggi Cho, la prisión ha quedado en suspenso, lo que implica que no será de cumplimiento efectivo.

Las voces en defensa y crítica para Cho se han hecho escuchar por todo el mundo, la congregación publicó un comunicado donde, entre otras cosas, dice: “La iglesia hace una profunda reflexión por lo que ha sucedido y, si es necesario, pide perdón. Sin embargo, la iglesia tiene que continuar para cumplir su labor de evangelizar, de ayuda social, sin estar atada en el pasado”.

Desde la Codirección de Cordialmente sólo queremos agregar un llamado a la reflexión acerca de la manera como se debe manejar la figura humana cuando le es dado un accionar de preeminencia en las cuestiones espirituales. Tenemos un apego a agigantar a las personas y crear alrededor de ellas un hálito místico que Dios no le ha dado.

Abogamos por un ministerio basado en nuestro Señor Jesús, quien comisionó a la Iglesia para la extensión del evangelio desde la humildad y la comprensión del valor del Cuerpo de Cristo, concepto incompatible con la tendencia al marketing que exalta a una persona.

Que la falla de uno, algo muy factible porque “el que crea estar firme, mire que no caiga”, no lleve a una situación destructiva de la obra del Señor.

Además, con sensatez, tener la valentía de enfrentar los problemas reales y resolverlos, como bien refleja la Biblia al mostrarnos los pecados y debilidades de los hombres que sirvieron a Dios y como Él trato con ellos hasta restaurarlos.

En un mundo donde se justifican las peores barbaridades, nosotros somos luz, al depurarnos sin destruir, a las personas en el proceso. Por el contrario, buscamos la santidad y la redención –que implica cambio de vida– haciendo uso de misericordia sobre quienes pecaron.

“Jesús debe tener cada vez más importancia, y yo tenerla menos.” Juan 3.30

Codirección

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 8 | Iglecrecimiento, entrega 9

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.