TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD, POBREZA Y EVANGELIO

| 17 marzo, 2014

La prosperidad es una meta deseada por todos los seres humanos, sin embargo, las estadísticas revelan que, en todo el planeta, la brecha entre pobres y ricos se agiganta año a año. Antagonismo cruel, habitante de pueblos y ciudades desde el primer hasta el tercer mundo.

Nuestros púlpitos no son ajenos a esta temática, por lo que creemos que llegó el momento de evaluar nuestra enseñanza del Evangelio. El debate está abierto, no te quedes afuera.

Las rutas y calles de nuestras naciones ofrecen panoramas similares sin importar las coordenadas donde fijemos nuestros ojos. Barrios espléndidos, circundados de altos muros con casamatas de seguridad, desde donde se asoman hombre armados, son rodeados por arrabales pobres, paupérrimos en algunos casos, símbolo del dolor y la indiferencia de nuestro tiempo.

A ambos lados del muro, vive gente que concurre a nuestros templos, ama a Dios y anhela crecer y superarse en la tierra como en los cielos, tal como Juan expresara en su saludo al amado Gallo: Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” 3ª Juan 2 (RV1960)

Mensajes y deseos que colisionan en contradicciones bíblicamente argumentadas: pobreza que se asimila como santidad y riqueza asumida como bendición. Extremos peligrosos y persistentes que condenan a vivir en un estado de “miseria mística” o a avanzar despiadadamente por la ruta del “próspero progreso”, donde todo está permitido.

Momento para meditar sobre el Evangelio, dándonos una vuelta por el monte, para oír las palabras del sermón de Jesús.

El Movimiento de Lausana, celebrando su 40 aniversario, decidió convocar a una consulta mundial sobre el tema “la teología de la prosperidad, la pobreza y el Evangelio”, que se realizará en la ciudad de San Pablo entre el 30 de marzo y el 2 de abril de 2014.

Por su trascendencia y actualidad, creímos oportuno acoplarnos a esta iniciativa, habiendo solicitado y recibido el debido permiso.

Por la naturaleza de la humanidad y la contundencia de la historia, reconocemos que el dinero, la avaricia, la escasez y todas las variantes de la economía y las finanzas, son promotoras de guerras, matanzas y hambrunas, es decir, de dolor.

Buscando ser portadores del Evangelio puro de Jesús, pretendemos abrir un espacio para la expresión de todas las voces de la pastoral.

Vivimos tiempos cercanos a los últimos días, principio de dolores, en los cuales, mucha maldad se viste de piedad para lograr sus fines macabros o, simplemente, para el autoengaño. Benévolos benefactores beneficiados cierran sus ojos para no ver ni reaccionar. Mensajes y enseñanzas basadas en la resignación, cómplices de intereses mal habidos, abusan de personas gastadas y acostumbradas al sufrimiento permanente.

Los unos y los otros conforman la Iglesia…
¿Qué mensaje escucha cada grupo?
¿Cuál es la respuesta del Evangelio para la Iglesia y nuestra sociedad?
Riqueza, pobreza, trabajo, salud, contaminación, justicia… Son temas que aguardan una postura contundente de parte de la pastoral.
Llegó la hora, hablemos seriamente.

La Codirección

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 9 | Teología de la prosperidad, pobreza y Evangelio, Editorial, entrega 1

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.