ESTUDIO ÉTICO-BÍBLICO SOBRE LA ENSEÑANZA DE LA PROSPERIDAD Y EL MOVIMIENTO DE LA BENDICIÓN | 1

| 21 abril, 2014

El doctor Vinay Samuel, invierte gran parte de su tiempo en la labor con pobres y cristianos en India y ciertas zonas de África. La siguiente es la exposición que dictara en la CONSULTA GLOBAL DE LAUSANNA sobre TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD, POBREZA y EL EVANGELIO, que fue realizada en Atibaia, Brasil en abril de 2014. Agradecemos a la Comisión Teológica de la Alianza Evangélica Mundial el permiso para esta  publicación.

 

Introducción:

Me pidieron que evalúe la enseñanza y la práctica del Evangelio de la Prosperidad versus la Ética Cristiana. Abordaré el tema como alguien que invierte una gran cantidad de tiempo con los pobres y cristianos de bajos recursos en India y algunas partes de África.

No todos ellos buscan las bendiciones de Dios para su bienestar económico. Les dan mucha importancia a su bienestar espiritual pero no ven al bienestar material, la buena salud, la cura de enfermedades, aún las enfermedades crónicas, un hogar, un empleo seguro y adecuado, como parte de sus aspiraciones como cristianos ni como un derecho.

No los he visto buscar prosperidad o algún tipo de riqueza que los haga vivir bien. Buscan victoria y libertad sobre fuerzas que, ellos creen, quieren controlar sus vidas, pero no quieren ostentar riqueza. Aún, la clase media cristiana que aspira a algo en mi ciudad de Bangalore donde las aspiraciones no son irreales, no articulan un deseo por la riqueza, pero buscan las bendiciones de Dios en lo económico, lo personales y el bienestar familiar.

Los niños cristianos de la India crecen leyendo los Salmos en los cuales la bendición de Dios para con nosotros es un tema importante. Ser bendecido por Dios, dice el Salmo 1, es florecer y dar fruto. Buscar la bendición diariamente es visto como un derecho natural del cristiano. Los grupos y las familias le pueden dar un contenido diferente a las bendiciones que cada uno busca. Al crecer en un ambiente calvinista reformado, yo raramente podría incluir el tema económico en mis oraciones, estaría avergonzado de pedir sanidad para una enfermedad y, por las dudas que Dios me hubiese malentendido, concluiría, mi oración diciendo firmemente: “Tu voluntad será hacha”.

Estaba entusiasmado por dejar en claro que confiaba en la soberana voluntad de Dios con respecto a esos asuntos, quien automáticamente operaría en mi favor. Luego, me casé con una muchacha que había crecido en la Asamblea de la Iglesia de Dios y el contenido de mis oraciones, comenzaron a cambiar.

Preferiría hablar del movimiento de la bendición con el que estoy familiarizado y no del que muestran en los canales de televisión. No creo que estos canales, en los que pareciera que los predicadores toman prestado el mensaje occidental, influencie significativamente la vida de las personas en India. Joyce Meyer tiene una gran audiencia pero lo que los oyentes encuentran útil es la auto ayuda/el consejo sobre prosperidad.

Aún, algunos oyentes no-cristianos me han dicho que encuentran el mensaje muy útil como consejo espiritual.

Los cristianos con los que trabajo, que tienen problemas económicos y bajos recursos, enfrentan enfermedades comunes, miedo a fuerzas desconocidas y problemas financieros. Es parte de su existencia diaria. Ellos buscan las bendiciones de Dios, diariamente, por sanidad, protección de lo malo y seguridad financiera.

En mis notas, asumo una diferencia entre descripciones y evaluaciones. Abordaré el tema haciendo una evaluación de la enseñanza y experiencia desde un marco ético-cristiano.

Un marco ético asume normas, leyes, juicios y alternativas. Un marco ético cuestiona en relación a las experiencias humanas.

Mientras me nutro de un marco ético general, como la ética utilitarista, la ética trascendental, ética deontológica, ética basada en derechos y ética virtuosa, primariamente usaré la ética bíblica-teológica en mis evaluaciones.

 

 

Marco bíblico, teológico y ético.

La obra magistral “Ética” de Karl Barth, publicad en inglés en 1981, formó a muchos de nosotros al mostrarnos tres temas claves de la ética bíblica: Creación, Reconciliación y la Redención (escatológica). Entre los estudiosos evangélicos, la obra de Olvier ODonovan es un modelo importante sobre ética evangélica. La obra de Stanley Hauerwas es también importante ya que él pone a la cruz como centro de cualquier ética cristiana.

Un marco ético cristiano que pone “la cruz” en el centro de todo, hace hincapié en la negación de sí mismo, compartiendo el sufrimiento de Cristo, dándole la espalda al mundo y a una vida sobria. Tiende a poner a la Iglesia en contra del mundo como una sociedad alternativa y una contracultura.

Un marco ético con “la resurrección” como centro, hace hincapié en la victoria de Cristo por sobre todo lo que ha saqueado a la creación de Dios y su propósito. La naturaleza de la resurrección afirma que la muerte de Cristo y su resurrección restaura la creación a su propósito original. Ésta llama a vivir en la luz de la resurrección donde el punto de partida es la victoria de Cristo y la vida cristiana es vivida por el poder del Espíritu Santo otorgado a sus discípulos por el Señor resucitado.

Las ética del Reino hace hincapié en la finalidad de los valores del reino y los dones, pero los ubica en el marco del “aún” y el “aún no” observando el regreso de Cristo y el cumplimiento de los planes de Dios y sus promesas. Se centra en los dones del reino experimentados ahora, aunque, al contado o en cuotas.

La ética de la encarnación se centra en el llamado del individuo cristiano y la iglesia para conformar a la imagen de Cristo, el segundo y el nuevo Adam. La encarnación revela al Cristo que vivió en la tierra y se hizo hombre sin pecado. Nuestro llamado a ser como Cristo y buscar ser como Cristo es la norma del discipulado cristiano.
Ésta asume que nosotros entendemos lo que es ser como Cristo durante nuestra vida en la tierra. En el corazón de esta ética, está la antropología bíblica, la comprensión de qué es un ser humano dentro de la creación de Dios. El foco está, luego, en el carácter del cristiano, que reflejará el proceso de transformación de acuerdo a Cristo. Thomas Aquinas usa el lenguaje de la imagen de nuestros hábitos. Nuestros hábitos, y disposiciones son ambos deseados intelectual y racionalmente.  El Cristo que conocemos y buscamos estará con nosotros a través de su Espíritu.

Conforme a Cristo, nos adaptamos a su sufrimiento y, entonces, nos negamos a nosotros mismos. Aceptamos el sufrimiento que Dios permite en nuestras vidas y no nos resistimos conforme al mundo sino que buscamos transformarlo.

Conforme a la resurrección de Cristo, abrazamos la victoria que Cristo obtuvo sobre fuerzas que quebraron a la creación y buscamos restaurar el orden moral de la resurrección. Aceptamos la victoria como norma de la vida cristiana.

Conforme a la ética del Reino, buscamos experimentar todas las bendiciones: identidad de Cristo, vida abundante y esperanza para el futuro. Vivimos gracias al don del Reino, el Espíritu Santo de Dios.

En el evangelio, la ética del Reino es la ética de la comunidad del Reino. La sociedad contemporánea, aún en el occidente, y muchas sociedades tradicionales tienen una ética en la comunidad que regula la vida y legitima las prácticas y los deseos. Una ética universal trascendental es dominante en el cristianismo, el islam y el judaísmo. Sin embargo, aún en estas religiones, muchas de sus comunidades desarrollan una ética y viven de acuerdo a ella. En estas comunidades, la aceptación de una práctica o una interpretación ética/moral tiene un mayor prominencia e influencia que una ética universal. La ética del Reino integra las dimensiones universal/trascendental de una comunidad en un marco ético.

 

 

VINAY SAMUEL
Fundador y Director Ejecutivo del Centro de Oxford de Estudios de la Misión
Director Ejecutivo de El Movimiento Internacional de la Misión Evangélica teológica
Coordinador de EFICORT Training Unit, Bangalore, India

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: BIBLIA, Edición 9 | Teología de la prosperidad, pobreza y Evangelio, Teología

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.