OPACADOS IV. BERNABÉ: Activo promotor del Reino.

| 26 mayo, 2014

Bernabé era un hombre bueno, lleno de fe y del Espíritu Santo”. (Hch.11.24a RVC)

Existen protagonistas en todas las historias y siempre tendrán su lugar; sin embargo, hay personajes interesantes que se han compenetrado en el contexto. En muchas ocasiones, el favorito del público es un personaje más bien secundario, porque sus características lo hacen relevante.

¿Qué personaje secundario crees que le ha hecho más sombra al protagonista? ¿Cuál es tu personaje secundario favorito?

En esta ocasión quiero hablarte de Bernabé.

Llamado José, “que Dios añada”, pero luego los discípulos lo apodaron Barnabás (“Nabas” refleja del arameo ‘pacificación’), Bernabé “hijo de consolación”.

Fue un discípulo de la iglesia Primitiva, levita de nacimiento y chipriota. Su desenvolvimiento y actitudes dejaron al descubierto su corazón porque había comprendido su misión enfocado en su propósito. Se lo describe constantemente ligado a su entorno, al trabajo en equipo y en impulsar a los demás a alcanzar objetivos.

Fue parte del grupo de la iglesia primitiva que vendió su propiedad y lo entregó como donación (Hch. 4.37). Evidentemente su siembra y entrega fue más allá de lo material porque luego él mismo fue enviado como misionero a Antioquía (Hch. 11.22). En ese contexto, a los seguidores de Jesús se los llamó cristianos por primera vez y en Antioquía fue maestro y profeta.

En relación a la conversión de Pablo, resaltó su virtud en recomendar. Estuvo dispuesto a arriesgar su vida, escuchó y creyó de su encuentro personal con Jesús en Damasco para luego dirigirlo a los cristianos de Jerusalén, quienes estaban temerosos por sus referencias antes conocidas (Hch. 9.27).

Posteriormente presentó a su pariente Juan Marcos, para ser ésta una oportunidad de insertarse al ministerio siendo muy joven.

El libro de los Hechos lo describe “lleno del Espíritu Santo”. Podríamos decir que es algo asumido, pero si analizamos, pocas veces se menciona en la Palabra este detalle como una virtud (ej. Esteban).

Valorar nuestra posición es amar al que nos eligió para ocuparla. Vemos a un Bernabé entusiasta desde su lugar, apoyando y siendo clave en el ministerio de otros, con una perspectiva abierta de las circunstancias, sin prejuicios, guiando a la iglesia a avanzar hacia nuevos desafíos, como evangelizar a otras culturas.

Si evaluamos los escritos canónicos atribuidos a Pablo (trece epístolas) y a Marcos (un Evangelio) vemos que, gracias al ministerio de Bernabé, tenemos un gran porcentaje de los libros del Nuevo Testamento.

Se le menciona por su nombre veintinueve veces en el Nuevo Testamento. La tradición afirma que fue el fundador de la iglesia ortodoxa de Chipre.

Cada persona tiene su propio lugar en la historia.

Nadie puede reemplazar el protagonismo en la parte de la obra que se nos encomendó, ni el tiempo y espacio para llevarlo a cabo. Y aunque lo sabemos de manera subyacente, es notoria la tendencia a la imitación y a las comparaciones, por tantos ideales, minimizando el potencial y debilitando la originalidad de cada llamado, lo que muchas veces llevan a perder el enfoque.

En esta única chance que nos da la vida, existe la posibilidad de valorar, disfrutar, vivir ese propósito, y por lo tanto, cumplir felizmente con el diseño personal del Creador.

Más importante que el logro personal, es el legado que dejamos en otros.

 

Sandra Lipiejko
Graduada en años recientes en el Instituto Bíblico Río de la Plata
Colabora en una Iglesia en Lanús, en el Gran Buenos Aires
Profesorado Superior de Música
Es integrante de A.D.L.A. (Auxilio de lo Alto), entidad integrada por cristianos relacionados con la aviación

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Biografías, Edición 10 | Estos tiempos, entrega 4, TESTIMONIOS E HISTORIA

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.