“QUE TREMENDOS, DECISIVOS, LOS PRESENTES TIEMPOS SON” (1) | 2

| 16 junio, 2014

Siempre que nos preguntamos por “estos tiempos”, lo hacemos indudablemente motivados por algún hecho, situación, suceso, a los que le damos el carácter de “signo” o “señal” particular. El problema es qué tipo de señales buscamos y hacia dónde miramos para encontrarlas.

Por un lado existe una búsqueda de señales, que parece estar vinculada más con delirios paranoicos que con la búsqueda del Reino. Las personalidades paranoicas creen ver señales en situaciones, gestos, sucesos que no hacen otra cosa que reafirmar aún más su delirio. Muchas veces algunos cristianos se lanzan a la búsqueda de señales para reafirmar sus creencias extremas sobre el final de los tiempos, la segunda venida de Cristo, etc.

Otras veces, mucho más sutil, la pretendida búsqueda de señales tiene que ver con el deseo de retener un poder que justamente Dios le “señala” al líder que debe ser así. Esto es muy común desde el pretendido signo de la cruz (in hoc signo vinces) “visto” por el emperador Constantino en el siglo IV, que lo llevó a “convertirse” al cristianismo; hasta las manipulaciones que ejercen ciertos pastores autonombrados “apóstoles” para convencer a su feligresía que su palabra no se cuestiona y que la democracia al interior de la comunidad no es necesaria ya que Dios muestra de alguna manera distintas “señales” que avalan el poder del líder.

Hay dos textos bíblicos que pueden iluminar este tema de buscar “señales”. Siempre que nos preguntamos por “estos tiempos”, lo hacemos indudablemente motivados por algún hecho, situación, suceso, a los que le damos el carácter de “signo” o “señal” (2) particular. El problema es qué tipo de señales buscamos y hacia dónde miramos para encontrarlas. Porque no necesariamente siempre estamos buscando en el lugar correcto. O terminamos cayendo víctimas de “astutos” manipuladores de señales que solo existen para su propios intereses.

El texto de Mateo 16:2-4 nos presenta a un Jesús molesto porque la gente sigue buscando “las señales de los tiempos” PERO en el lugar equivocado:

“Respondiendo El, les dijo: Al caer la tarde decís: ‘Hará buen tiempo, porque el cielo está rojizo.’ Y por la mañana: ‘Hoy habrá tempestad, porque el cielo está rojizo y amenazador.’ ¿Sabéis discernir el aspecto del cielo, pero no podéis discernir las señales de los tiempos? Una generación perversa y adúltera busca señal, y no se le dará señal, sino la señal de Jonás. Y dejándolos, se fue.”

¿Cuáles son las señales de los tiempos que la gente no sabe discernir? Jesús se desespera al ver que nuevamente la gente busca señales donde no las hay, o que interpretan como señales, cosas que no lo son. En la antigüedad, así como también hoy, hay muchos que buscan señales sobrenaturales en el Cosmos para comprender los designios de Dios, otros escudriñan en su interior buscando señales de Dios para su vida, otros leen la historia presente en términos apocalípticos para tratar de discernir cosas que Dios nos está diciendo. Sin embargo Jesús les reprocha su ceguera y les dice que la única señal es la de Jonás, esto es una clara referencia al Cristo sepultado tres días en las profundidades y luego resucitado. Esa es la única señal que Jesús pretende que vean, no hace falta otra“los judíos buscan señales, los griegos sabiduría pero nosotros les presentamos a Cristo, ese crucificado...” (1era de Corintios 1:22).

En este sentido ¿cuál es la señal de los tiempos, a través de la cual Dios habla? Evidentemente, los que miran para arriba buscando señales, no ven a quien tienen a su lado, el Mesías, signo de la presencia de Dios y señal de un nuevo tiempo.

(Continúa…)

 

(1)    Himnario Cántico Nuevo, Traducción F. Pagura
(2)    Aunque la semiótica diferencia entre ambos acá los usaremos como sinónimos

 

 

Daniel A. Bruno
Pastor Metodista
Profesor de Historia
Licenciado en teología en ISEDET y Master en Divinidad en Drew University, New Jersey
Director del Centro Metodista de Estudios Wesleyanos (CMEW) Iglesia Evangélica Metodista Argentina
Director de la Revista Evangélica de Historia.
Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 10 | Estos tiempos, entrega 7, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.