LOS FONDOS BUITRES Y EL HAMBRE EN CIERNES

| 23 junio, 2014

Con mucho dolor he vivido los acontecimientos que marcaron las noticias fundamentales de estos días en nuestro país. La determinación de la Suprema Corte de los Estados Unidos, dominada básicamente por gente nombrada por los Republicanos, determinó no aceptar la apelación, dejando a nuestro pueblo en manos del juez Thomas Griesa, empecinado en hundir a nuestro país, al que ellos verán como parte de una estadística, pero yo miro en personas, en familias, en comunidades, en Iglesias.

Noventa y tres por ciento de los acreedores de Argentina aceptaron el canje y están de acuerdo en cómo se reestructuró la deuda, pero un grupo, al que hemos llamado “fondos buitres”, está obstinadamente determinado en destruir a nuestra gente. ¿Pero quienes más están detrás de ellos?

Es interesante que el fondo NML Capital, cuya dirección está en manos de Paul Singer, compró los bonos argentinos en 2008 a menos de cincuenta millones de dólares, ahora exige mil trescientos treinta millones y, con esa demanda, pone a nuestro país al borde de un colapso financiero.

¿Sabe algo? para los que pastoreamos a la gente, eso significa personas con hambre, que pierden sus viviendas, que deben soportar la humillación de mandar a comer a sus hijos a un comedor en vez de darles ellos su manutención, que pierden lo adquirido porque al quedarse sin su trabajo dejan de pagar sus créditos y varias aristas más, que usted conoce.

¡Cómo no nos va a doler a los pastores!, ¡Cómo no nos va a enojar!

Me causa sensaciones indescriptibles cuando escucho que ellos, con toda solemnidad, dicen: “hay que honrar los compromisos y los veredictos del juez”. Porque al escucharlos yo digo: ¡ea!, ¿y el dictamen de la justicia de Ecuador que ordenó pagar a Chevrón por los daños ambientales y humanos realizados en sus exploraciones?, ¿y las extradiciones de los directivos de IBM para su indagatoria en Argentina por las coimas pagadas en el resonado caso de la informatización del Banco Nación en la década del ´90?

Pareciera que en esos casos no corresponde obedecer al juez, ni honrar las deudas. Eso es lisa y llanamente hipocresía.

Es de destacar que una de las principales accionistas de ese fondo es Ann Davies, la esposa de Willard Mitt Romney. ¿Lo recuerda? Él fue el candidato republicano en las últimas elecciones, contaba, además de sus millones de dólares, con haber sido misionero mormón y tuvo, para vergüenza lo digo, un amplio apoyo de reconocidos ministerios evangélicos, para quienes eran importantes algunas “leyes presuntamente cristianas”, pero el hambre de la gente parece no ser pecado.

No defiendo a nuestros gobernantes. Soy consciente de la corruptela argentina. Acá hay décadas de mal manejo y probablemente de grandes desfalcos. Soy crítico de algunas bravuconadas inútiles de los actuales gobernantes, que innecesariamente libraron algunas batallas donde se desgastaron, perdiendo fuerza, credibilidad y apoyo para las contiendas importantes.

Esas bravuconadas han sido muy onerosas desde lo económico, como por ejemplo el reciente acuerdo con el Club de París que nunca antes había cobrado punitorios, pero sí lo hizo con Argentina y hubo que reconocerlos y habrá que sufragarlos. Esta forma de actuar, sumada al aplauso con que nuestros legisladores aprobaron la entrada en default, produce que la deuda pese mucho más, causada en el hecho que los vencimientos de capital no se renuevan, como hacen todas las naciones. Argentina, al no recibir préstamos, paga con reservas; mientras los demás pagan intereses con superávit fiscal y renuevan capital; a la larga esto les baja la deuda medida en términos de PBI.

En ocasiones, pensando en el discurso interno, se han tomado posturas que luego hay que pagarlas con falta de apoyo cuando se necesitan. Me refiero a la incautación del material bélico del avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en 2011; la insistencia en el memorando con Irán, que ni los mismos persas han aceptado en su Parlamento; ó el “no pagaremos ni un dólar” a las empresas reestatizadas.

Pero entendámonos bien en el fondo de la cuestión, la deuda externa estuvo originada en un gobierno ilegal que recibió apoyo y recursos de lo que en la década del ´70 eran los saldos de los petrodólares, que ya no tenían adonde ir; gobiernos de facto en estos países apoyados desde las esferas de poder mundial y que tenían como premisa endeudar a América Latina. Desde la llegada de la democracia no hemos hecho otra cosa que pagar intereses de una deuda que se abulta cada vez más y, cuando no se pueden pagar esos intereses, se refinancian por más intereses, punitorios incluidos.

Claro, poniendo cincuenta, como estos buitres y, reclamando mil trescientos treinta, a los seis años, la consecuencia es estar cada vez más abusados por los acreedores de la deuda.

Uno teme que detrás no haya una clara postura de mantener postrado a nuestro país, aún a costa del hambre de nuestra gente. Pienso en “Vaca Muerta” en el corto plazo y, para el futuro, en un estudio reciente de la Organización de Naciones Unidas (ONU): “en 50 años, el agua podría convertirse en un bien más valioso que el petróleo”. Y para ello, tener sometida a Argentina va a ser una gran ventaja para los países centrales, por el agua que hay en la parte continental y por la extensión hacia la Antártida, tema Malvinas incluido.

Pienso en la Palabra profética, allí aparece:

“Oh vosotros que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad. Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David; beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José. Por tanto, ahora irán a la cabeza de los que van a cautividad, y se acercará el duelo de los que se entregan a los placeres”. (1)

“¡Ay de los que en sus camas piensan iniquidad y maquinan el mal, y cuando llega la mañana lo ejecutan, porque tienen en su mano el poder! Codician las heredades, y las roban; y casas, y las toman; oprimen al hombre y a su casa, al hombre y a su heredad. Por tanto, así ha dicho Jehová: He aquí, yo pienso contra esta familia un mal del cual no sacaréis vuestros cuellos, ni andaréis erguidos; porque el tiempo será malo. En aquel tiempo levantarán sobre vosotros refrán, y se hará endecha de lamentación, diciendo: Del todo fuimos destruidos; él ha cambiado la porción de mi pueblo. ¡Cómo nos quitó nuestros campos! Los dio y los repartió a otros. Por tanto, no habrá quien a suerte reparta heredades en la congregación de Jehová”. (2)

Y, entonces, me percato que se quiso tergiversar la sana doctrina y se enseñó que, desde el Nuevo Testamento, esto no corría más, que el Juicio a las Naciones era algo del pasado y, tal como en la base pura del capitalismo, todo se reducía a lo individual. Se resaltó que solamente contaba “el que cree”, “el que a mí viene” resaltando un lado de la verdad en desmedro de lo demás que no importaba, pero la Biblia siguió manteniendo el tema del Juicio a las Naciones y la responsabilidad directa con el que sufre; en la boca de Jesucristo aparecieron literalmente estas palabras:

“Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”. (3)

La lectura de los siguientes versículos es más dura aún, porque habla de castigo a quienes actuaron al revés.

Con toda claridad Jesús enseñó que la salvación es personal y depende de haber aceptado por fe la obra de la Cruz, pero también la actitud ante la necesidad de la sociedad juega un papel determinante en el futuro de Cielo o Infierno.

La realidad de un juez, un país y aún parte de una Iglesia, apoyando que un fondo buitre se lleve casi el tres mil por ciento de lo que invirtió, aún a costa de destrozar la economía general de una nación y condenar a millones al hambre, entra claramente en la advertencia de los antiguos profetas y del Señor Jesucristo.

(1) Amós 6:3-7
(2) Miqueas 5:1-5
(3) Mateo 25:31-40

 

 

Rodolfo Polignano
Pastor en el barrio de Colegiales de la Ciudad de Buenos Aires
Unión de las Asambleas de Dios
Profesor del Instituto Bíblico Río de la Plata durante 30 años
Escritor y maestro se especializa en Homilética
Bajo su ministerio pastoral se levantaron 12 nuevas congregaciones
Sirvió muchos años como presidente de Evangelismo de la Unión de las Asambleas de Dios
 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 10 | Estos tiempos, entrega 8

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.