COMO SI HUBIESE SIDO AYER

| 7 julio, 2014

En estos tiempos, ¿entendemos la misericordia?

Es increíble notar como aún hoy este tipo de cuestiones siguen surgiendo.
Personas que por tener determinado tiempo en “el camino” o haber adquirido cierto conocimiento acerca del mismo, se creen con derecho a juzgar a cuanta persona tengan delante, decidiendo quien puede entrar y quien no al reino de Dios.

Es terrible notar que aquellos que debían guiar a los demás al encuentro con su Salvador no hacían más que alejarlos haciéndose dueños del criterio y de la oportunidad y decidiendo quienes eran los que debían entrar, endiosando al sistema y sus formas en lugar de a “Aquel que es el camino”.

Cuán fuerte suenan las palabras de Jesús: Aquí hay uno más grande que el templo”, el cual se erguía como símbolo de todo aquello que era deseable y necesario para la comunión con Dios y, por ende, para alcanzar la paz y provisión para transitar en esta vida.

Jesús rompió sus esquemas, los sacó de su trivialidad y los enfrentó con sus miserias, dejando en evidencia cuán lejos se encontraba de estos el Reino que ellos decían representar; y para cerrar lo remató con una frase que, creo, aún hoy sigue retumbando en los cielos… Sepan que el Hijo del hombre es Señor del día de reposo”. 

Cuando los sistemas, las formas toman el lugar central, dejamos afuera a quien dijimos representar.

Es increíble cuan actuales siguen siendo las palabras que Jesús pronunciara hace ya tanto tiempo: “Si ustedes supieran lo que significa: Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios, no condenarían a los que no son culpables.”

¿O no han leído en la ley que los sacerdotes en el templo profanan el sábado sin incurrir en culpa? Pues yo les digo que aquí está uno más grande que el templo. Si ustedes supieran lo que significa: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios”, no condenarían a los que no son culpables. Sepan que el Hijo del hombre es Señor del día de reposo.

Mateo 12:5-8 NVI (adaptado)

 

 

Christian Ricardo Schahab  
Es pastor en Temperley, provincia de Buenos Aires.
Es co-director, implementador y profesor del seminario de la Iglesia Mensaje de Salvación

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 10 | Estos tiempos, entrega 10, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.