LA GRAN FINAL

| 21 julio, 2014

Yo sé que no soy ni un futbolista,
ni un “hincha” apasionado, fiel, fanático,
vi el Mundial desde casa, por momentos,
y a la luz de un Jesús del Corcovado
que ve el Maracaná, desde su cielo,
sin perder la visión del Medio Oriente
y de sus crímenes acumulados,
más los “buitres” que aquí se han revelado
amenazando nuestro continente…
y lo vi tras las lágrimas brotadas
en ojos brasileños y argentinos,
entre bailes, protestas y esperanzas,
preguntando: ¿cuál es nuestro destino?
Y también sé, que he de seguirlo viendo,
cuando lleguen aquí nuestros muchachos,
que tanto se esforzaron y han sufrido,
para darnos destrezas, diversiones,
y una lluvia de alientos y emociones…
…ojalá les brindemos nuestro afecto
y nuestra gratitud, nuestro consuelo,
porque ellos frágiles son como nosotros
y como los germanos de otros suelos.
Sólo una cosa sí, les pediría:
que pongan su mirada y su confianza
en el Cristo del cerro brasileño,
porque él también un día, sin desearlo,
bebió, gimiendo, un cáliz más que amargo,
y fue, por el amor al ser humano
y a los más pobres y desamparados.
Pero hoy, cuando en mil lenguas y culturas,
ese cáliz y el pan se multiplican,
a la intemperie, en ranchos, catedrales,
si dan amor y siembran la justicia,
son los goles que el mundo necesita
y la gran final de todos las finales.


Federico Pagura
Obispo emérito, Iglesia Evangélica Metodista
Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 11 | Distracciones Riesgosas, entrega 2

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.