FRENTE A LA RESPONSABILIDAD POLITICA

| 15 septiembre, 2014

Este tema es tan interesante como tentador. ¿Qué hacemos especialmente los pastores o líderes religiosos y con responsabilidades con la política?

Tal como se enuncia, hay quienes usan la política en nombre de… y al final son solo beneficios personales, que no hacen a la labor ministerial.

Por otro lado, si no hay una buena estructura sociopolítica, es más el tiempo que se pierde aclarando planteos de quienes se burlan de la fe que profesamos.

Además de ignorar los principios establecidos en nuestro libro de cabecera, La Biblia, que contiene expresamente en pensamiento de Dios en todos los temas. Y mientras no haya sinceramiento en las acciones, palabras, pensamiento y no haya independencia, será todo un conglomerado de cosas que al final como dice el refrán “no aclares que se oscurece más”.

Así que creo, como tantas veces lo mencionamos en nuestras prédicas, que el modo de hacer la labor no depende del que esté hoy o mañana, sino de la intervención milagrosa del Señor en toda su fuerza poder y autoridad, y es capaz de movilizar lo que sea necesario para que el trabajo sea hecho.

Los ejemplo sobran, y el principio es la obediencia.

Elías obedeció y fue alimentado, primero por los cuervos y más tarde por la viuda que solo tenía lo suficiente para una tortilla y esperar la muerte, pero obedeciendo subsistió ella, su hijo y el profeta.

Pregunto: ¿cambió Dios? ¿Su poder menguó?

Pienso que se nos acaba la paciencia y, al no saber esperar, apuramos los tiempos quedando el Señor en un lugar más retrasado porque el primer lugar lo ocupa alguien más.

Le pasó a Abraham, apuró los tiempos impulsado por Sara y al final lo que sucedió fue un destino que subsiste hasta nuestros días.

Si predicamos que Dios es todopoderoso, que es proveedor y que en él estamos seguros, fortalecidos, enriquecidos, vayamos a la Cruz, al lugar secreto, al tiempo de intimidad y encontraremos las respuestas.

Daniel fue parte del gobierno babilónico. Cuando los enemigos lo acusaron y terminó en el foso de los leones, fue Dios quien lo guardo y las palabras del rey a la mañana siguiente fueron: “Daniel ¿tu Dios te ha podido guardar?”; “Rey, para siempre vives, mi Dios me guardó de los leones”.

¿Cambió Dios? ¿Menguó en su presencia y autoridad? ¿Sus milagros ya no existen?

Concluyo con la experiencia de George Muller, del orfanato en Bristol, Inglaterra, cuando fue visitado por alguien que le dijo: “Dígame cuanto necesita, que le hago la donación”, a lo que tranquilamente respondió diciendo: “Pregúntele a Dios, Él le dirá exactamente cuánto necesita donar”.

Estoy convencido que el Dios que separó las aguas del Mar Rojo sigue vivo y puede hacer mucho más de lo que pensamos o esperamos.

Varias palabras, una: obediencia, dos: paciencia, tres: fe.

Una pregunta: ¿estoy en contra de la política?

Entiendo que la política es la herramienta para que los pueblos se entiendan, se ayuden, se respeten, a veces no es tan así, porque está influenciada por el espíritu de este mundo, mundo que, más que nada es egoísta, manipulador y de allí lo que vemos y nos duele.

Sinceramente creo que estamos llamados para hacer la diferencia, y la diferencia la hacemos con la ayuda y la intervención del Señor.

 

Samuel Daniele
Graduado del I.B.R.P. ha pastoreado varias Iglesia en Argentina.
Fundador y pastor de la Iglesia Nuevo Amanecer, Córdoba
Actualmente es Vicepresidente de la Comisión de la Región III de la UAD
Pastor evangelista en varias campañas en el país y en toda Italia
Profesor en distintos institutos bíblicos en Córdoba

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 


 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 12 | Iglesia y Política, entrega 3, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.