ORAMOS POR LOS CRISTIANOS PERSEGIDOS

| 29 septiembre, 2014

El día 26 de septiembre en la Plaza de los Dos Congresos se realizó una reunión ecuménica de oración por los cristianos perseguidos convocada por las tres federaciones de Iglesias Evangélicas y apoyada por Sociedad Bíblica Argentina, el Consejo de Pastores de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina Oramos por Vos, Jucum, Red de Misiones Mundiales, Fipa, Ceb, Parlamento y Fe, Fecopeba y Mec.

Bajo este lema hubo una reunión de oración en la tardecita del viernes 26 de Septiembre frente al edificio del Congreso Nacional.  Hacía mucho tiempo que no convocaban las tres federaciones evangélicas para una actividad conjunta, y es una pena decir que esta vez salió la convocatoria pero no convocaron.  Claro, se trataba de una reunión de oración, y en general la gente no va a estas reuniones.  Tal vez había unas mil personas o algo más, contando que, además de Faie, Aciera y Fecep, que eran las federaciones convocantes que no convocaron, estaba explícitamente apoyado por la Sociedad Bíblica Argentina, el Consejo de Pastores de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina Oramos por Vos, Jucum, Red de Misiones Mundiales, Fipa, Ceb, Parlamento y Fe, Fecopeba y Mec.

El lugar era acotado, el escenario era pequeño, el sonido limitado, la iluminación precaria y el acto anunciado a partir de las 18hs., comenzó pasadas las 19.  Sin bandas y sin espectáculo alguno, resultó ser en serio una reunión de oración.   Una hora y media de oración y lectura bíblica.  Había dos lectores, un varón y una mujer que leían muy bien tres series de textos de los evangelios, las cartas apostólicas y los salmos.  Luego de cada serie se oraba.  Los presentes se juntaban en grupitos y oraban por el tema que proponían los conductores.  El momento finalizaba cuando una persona dirigía una breve oración en el micrófono.  Cantar cantamos poco, con un tímido teclado y una guitarrita volvimos al viejo “Dios es nuestro amparo, nuestra fortaleza…”

Se oró por: Los cristianos perseguidos, los que deben huir y exiliarse y por los pastores y líderes de esas comunidades que necesitan sabiduría y fortaleza en semejante hora.  Cuando se oró por las familias, un niño oró, y cuando llegó el turno de orar por las autoridades, por la esfera de lo internacional, por los que ofrecen refugio y hasta por los perseguidores, se dio una sobriedad que sorprendió a más de uno.

Al final ya se sentía el frío, pero la gente no se movió.  Se puede decir que hubo oración, y los que estaban allí lo entendieron.  Dos pastores de iglesias ortodoxas sirias nos dirigieron la palabra y leyeron el Credo. Un sacerdote católico subió y nos hizo orar el Padrenuestro, y un coro improvisado ahì mismo cantó “Que Dios te bendiga”, y sonaba como que sí, como que estábamos bendiciendo a lo lejos, pero en serio, y tomábamos conciencia.

El último de los textos fue tomado del final de la primera carta de Pedro que termina con una doxología que se canta mucho en las iglesias, con la salvedad que en el texto dice una frase que la canción omite:  “Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayais padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.  A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 12 | Iglesia y Política, entrega 5

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.