EL IMPACTO DE LA REFORMA PROTESTANTE Y DE SU ÉTICA EN EL SURGIMIENTO Y EN EL DESARROLLO DEL CAPITALISMO

| 5 enero, 2015

El advenimiento de la Reforma Protestante tuvo por eje la recuperación de la manera correcta de relacionarnos con Dios. Sin embargo, su impacto no se limitó al ámbito espiritual, sino que se expandió a todas las áreas de la existencia humana. La esfera económica se vio afectada de una manera particular, dado que rasgos centrales del predominante modo de producción capitalista y del hombre capitalista, pueden relacionarse directamente con la Ética Protestante.

La Reforma Protestante representa uno de los hechos más importantes de la Historia. Una de las razones que me hace sostener esta afirmación está dada por el hecho de que sus impulsores fueron guiados por el Espíritu Santo para encontrar, defender y difundir verdades fundamentales referidas a la manera correcta que tenemos los hombres para relacionarnos con Dios.

Otra de las razones por las cuales afirmo que la Reforma Protestante es un hecho trascendental de la Historia es que este movimiento impactó no solamente en la esfera espiritual, sino que lo hizo de manera directa y significativa en todos los ámbitos de la existencia humana.

El impacto de la Reforma Protestante y de su Ética es visible en el área económica. Entendemos por Economía al conjunto de personas (individuos y grupos) que se organizan e interactúan en un lugar y tiempo determinados, con miras a producir bienes y servicios, partiendo de recursos limitados, para satisfacer sus necesidades ilimitadas.

El objetivo del presente texto es intentar describir las relaciones existentes entre: por un lado, el advenimiento y desarrollo de la Reforma Protestante y de su Ética; y por otro lado, el predominante modo de producción capitalista y el hombre capitalista. Para poder hacerlo, tendré por base un texto de José María Mardones llamado Análisis de la sociedad y fe cristiana; por su parte, este autor se basa en el análisis clásico realizado por Max Weber en La Ética Protestante y el espíritu del capitalismo.

Los pensadores nombrados sostienen que el modo de producción capitalista y el hombre capitalista se caracterizan y singularizan por el hecho de que hay un conjunto de elementos inmateriales (una cosmovisión, una antropología, una mentalidad, una actitud, una conciencia, una sanción ética positiva; en suma, un ethos) que justifican y tienen por eje la obtención de lucro o ganancia legítima mediante el ejercicio sistemático de una profesión.

De acuerdo a Weber, estos elementos inmateriales encuentran sus orígenes en la Reforma Protestante y en la Ética que surgió y se desarrolló a partir de ella. Haciendo referencias a componentes del Luteranismo, del Calvinismo y del Puritanismo, intentaremos a continuación establecer y enunciar relaciones entre la Ética Protestante y el modo de producción capitalista y el hombre capitalista.

1) Max Weber afirma que, de acuerdo a Lutero, para agradar a Dios y cumplir con Su voluntad, es necesario cumplir con las tareas y deberes que están asociados a la posición que cada persona ocupa en el mundo; de esta manera, en el Luteranismo el trabajo y la profesión son asociados a la idea de vocación y son considerados como un medio de servicio a Dios y al prójimo.

A su vez, Weber afirma que en el Calvinismo se profundiza esta concepción al asignar un sentido misional a la vida terrena y a sus ocupaciones y deberes; esto da lugar a un tipo de hombre ascético (es decir, que renuncia a la satisfacción de numerosos placeres y / o necesidades), que tiene por fin ser un buen profesional.

2) Uno de los pilares de la Reforma Protestante y de su Ética está dado por la justificación y salvación por la fe en Jesucristo como Señor y Salvador; la fe es un don de Dios para cada persona y un género que cada uno debe buscar con ayuno y oración. Estos últimos rasgos, de acuerdo a Weber, dan lugar a un giro del hombre sobre la propia conciencia, a una búsqueda de la relación interior y personal con Dios; esto último redundaría en el individualismo que caracteriza al hombre capitalista.

Esta característica se ve complementada con la doctrina de la predestinación, propia del Calvinismo; según la interpretación weberiana de esta concepción, Dios determinó de antemano qué parte de la humanidad será salva, y qué parte no lo será. Esto último dio lugar a que los creyentes se centraran estrictamente en el trabajo y a la introducción de un fuerte ascetismo y autocontrol, como medios para superar la angustia traída por la incertidumbre de no conocer con certeza quiénes serían salvos.

3) De acuerdo a Weber, los rasgos enumerados de la Ética Protestante y sus implicancias, favoreció la formación de capitales a través del ascetismo y el ahorro, dando lugar a una expansión sin precedentes; a su vez, dio lugar a un tipo de hombre ahorrador, inversor, sistemático, calculador y orientado al lucro.

4) Mardones afirma que el Puritanismo promovió la legitimación e institucionalización de la ciencia, ya que veía a esta última como una serie de métodos mediante los cuales era posible:

  1. a) conocer la naturaleza, reflejo del Dios creador del cual el hombre estaba alejado debido al pecado;
  2. b) ayudar al prójimo, por la capacidad que brindaba para resolver problemas.

Las descripciones incluidas en este artículo no tienen el objetivo de poner en tela de juicio el análisis de Weber referido a la influencia de la Ética Protestante en el ethos del capitalismo. El objetivo sí ha sido poder mostrar que la Reforma Protestante es un hecho histórico que presenta vitalidad no sólo en el ámbito espiritual (al cual ha hecho un aporte invaluable); también la presenta en el ámbito económico, a través de la significativa influencia de su Ética en el modo de producción capitalista y en el hombre capitalista.

 

Bibliografía consultada:

  • Max Weber, La Ética Protestante y el espíritu del capitalismo, Península, 1969.
  • José María Mardones, Análisis de la sociedad y fe cristiana, PPC Editorial, 1995.

 

Guido Parissenti

Guido Parissenti
Licenciado en Ciencia Política (Universidad de Buenos Aires)
Curso de Posgrado en Finanzas (Universidad Argentina de la Empresa)
Experto en Mercado de Capitales (Instituto Argentino de Mercado de Capitales)
Licenciatura en Economía (Universidad del Salvador) – en curso
Miembro de la Iglesia Dios Restaurará, en la Ciudad de Buenos Aires

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Categoria: Economía, Edición 13 | Eclesiología, entrega 8, SOCIEDAD

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.