EL PECADO DE LA CORRUPCIÓN

| 5 enero, 2015

La Iglesia frente a la corrupción.

 

Debemos tener muy claro: La corrupción es pecado.
Y debemos aprender a liberarnos de nuestros pecados.

A nivel de país el pecado de la corrupción es una realidad creciente.
Y, si queremos ser sinceros, debemos preguntarnos a nosotros mismos si estamos cayendo en este pecado.
Es muy fácil ocuparse del pecado de los demás y de la corrupción de los demás.

Aunque es más fácil sumarse a la crítica que se hace desde la plaza pública.
La pregunta que debemos formularnos, una y otra vez, es la de Jesús: “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”.
Y el texto bíblico añade que todos los presentes, empezando por los de mayor edad, comenzaron a desfilar de la presencia de Jesús.

Naturalmente que necesitamos leyes contra la corrupción.
Hay gente que sólo entiende el lenguaje de la ley.
Pero, por encima de la ley, nos hace falta un comportamiento social de honestidad.
El relativismo moral es la raíz de la corrupción.

A cuántos de nosotros nos han hecho callar, cuando le hemos pedido a un compañero o a una compañera de trabajo que no robe, con la frase: ¿Lo pagas tú?, mientras el resto de compañeros o de compañeras se hacían los distraídos.

Pues si a mucha gente le resulta aceptable robar a la empresa, que le paga el sueldo a final de mes, casi a los mismos les parecerá también razonable robar o corromper a los demás.

Porque la corrupción, además de ser un pecado, es un robo.
Lo que me preocupa es que, puesto que la corrupción o la corruptela ha entrado a formar parte de nuestra normalidad cotidiana, incluso haya aspectos que escapen a nuestros propios ojos.

Por esta razón debemos estar vigilantes.

Empezando por nosotros mismos.
No dando lecciones a los demás.
Y esforzándonos por no hacernos los distraídos cuando alguien pone en evidencia un robo, una corrupción.

La mejor ley contra la corrupción es la censura moral de una sociedad honesta que rechaza la corrupción y los corruptores.

 

 

 

 

Guillem Correa

Guillem Correa Caballé

Pastor de la Iglesia Evangélica Metodista Bethel de Barcelona, Catalunya, España
Presidente del Consejo Ejecutivo de la Iglesia Evangélica Metodista Unida
Director del Seminario Ministerial Juan Wesley (SMJW)
Fundador y presidente de la ONG de acción social, Iniciativas Solidarias
Secretario General del Consejo Evangélico de Catalunya
Miembro consultor de la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Catalunya
Presidente del “Festival de la Esperanza”. Barcelona 1 y 2 de mayo 2015.
Director del programa de televisión “Nacer de nuevo”.
Ha publicado más de 20 libros tanto de divulgación cristiana como de estudio y reflexión teológica
Estudios de filosofía y letras se licencia en periodismo (Universidad Autónoma Barcelona-1978)
Master en Dirección y Administración de Empresas (ESADE-1982)
Diplomado en Teología (SEUT-1993)
Bachiller en Ciencias Bíblicas (Ceibi-1994)
Master en Dirección de la Formación (Les Heures/Universidad Barcelona- 1995)
Certificado en Desarrollo de Recursos Humanos (Euresform-1997)
Impulsor del Grupo de Trabajo Estable de las Religiones (Diálogo interreligiosos a través de la “Pedagogía de la acción” como respuesta al dolor de la ciudad)

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 13 | Eclesiología, entrega 8, SOCIEDAD, Sociología

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.