ECLESIOLOGÍA BAUTISTA

| 19 enero, 2015

Procurando ampliar las referencias acerca la manera como nos organizamos, dentro de las plurales características de la Iglesia Evangélico-Protestante, charlamos con el pastor Juan Calcagni, reconocido pastor bautista.

Cordialmente: Danos una reseña de tu labor pastoral.

J. Calcagni: Dejame decirte primero que nací en un hogar cristiano, donde mi mamá, a mi hermano y a mí, nos habló del Señor desde que empezamos a hablar. Ella nos hacía memorizar textos bíblicos preciosos que conservamos hasta hoy. A los ocho años de cada uno nos llevó a tomar la decisión de aceptar a Jesús. El momento es imborrable. Muy emocionados, llorando nos abrazamos y por sus consejos y guía, tanto mi hermano Domingo como yo, hemos nacido de nuevo en esas decisiones y seguimos fieles a los 73 de él y los casi 79 míos.

No se había creado LAPEN, ministerio que amo, pero ella supo, sin ser un “plomo”, con mucha habilidad presentarnos a Jesús como nuestro amado Salvador. Siempre recomiendo a los padres, especialmente a las mamás, que no esperen que el pastor, el maestro de Biblia o el evangelista invitado les hablen a sus hijos, que ellas tomen la iniciativa. Mi mamá fue la evangelista.

Entre las cosas que nos enseñó fue que debíamos servir al Señor y hablar de Él. Nos repetía: “Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas”. Nosotros obedecimos la Palabra. Solo que yo no tuve en cuenta el final del versículo y me metí a hacer cosas que superaban mis fuerzas. Menos mal que el Señor tuvo misericordia y al ver mi buena intención, me hizo sufrir un poco, pero siempre me sacó del aprieto. Yo le decía: Señor ahora o venís conmigo o hacé algo para que pueda “zafar”. Y venía conmigo y me usaba.

Un FENOMENO el Señor. Por eso quise empezar a hacer la reseña así, pues antes de ser pastor, siempre estuvimos de algún modo pastoreando. Aprendí mucho, no todo lo que debiera, de mis dos pastores: Daniel Daglio, del cual ya he escrito en CORDIALMENTE, y David Gilles, dos maravillosos hombres de Dios.

En la iglesia hicimos de todo, a tal punto que el pastor Gilles me puso como su ayudante, algo así como su mano derecha. Yo sabía que tenía que servir pero nunca pensé que iba a ser pastor. Conociendo a mis pastores y a otros de otras iglesias, nunca imaginé que yo pudiera serlo.

Pero ocurrió que el Señor se llevó de la noche a la mañana a mi pastor. Tenía solo 44 años y yo dos años menos. Éramos muy amigos y, dándose cuenta de su partida, me hizo prometerle cuidar de su familia y de la iglesia. Cumplí lo mejor que pude con la promesa, pero en lo referente al nuevo pastor, según nuestras costumbres bautistas, invitamos en un lapso de dos años a tres maravillosos pastores que pudiera reemplazar a Gilles. Cada uno en su momento nos contestó que no podían aceptar, de modo que a los dos años y medio de la partida de Gilles, luego de una lucha tremenda, acepté el ofrecimiento de los hermanos y me ordenaron al ministerio pastoral. Hoy después de 34 años, estoy feliz de haber sido pastor. El Señor me usó, increíble.

Cordialmente: ¿Cuánto tiempo fuiste presidente de los bautistas?

J. Calcagni: Me dieron el honor de representar al pueblo bautista durante siete años. Un período de 1 año y tres de 2 años. Sucedió que mi primer período fue de un año y, en ese momento, se cambió a períodos de dos años. Interesante mencionar que los dos primeros períodos todavía no era pastor, fui uno de los pocos presidentes laicos hasta 1978, en ese año el Señor se llevó a Gilles. Luego tuve dos períodos de 2 años de 1991 a 1995.

Cordialmente: Describinos, dentro de lo posible, como es la estructura dirigencial de la Iglesia Bautista en Argentina.

J. Calcagni: Cada iglesia es autónoma e independiente. Están afiliadas a la que hoy se llama CONFEDERACION EVANGELICA BAUTISTA (CEB), que nos representa ante los poderes públicos, ante las demás organizaciones evangélicas y es el vínculo fraternal de todos los bautistas de Argentina. Nos reunimos en Asamblea-Congreso Espiritual cada dos años, en distintos puntos del país. Allí se toman decisiones y reciben los asistentes ministración espiritual.

Cordialmente: ¿En la Iglesia bautista la parte dirigencial-pastoral y la administrativa de propiedades inmobiliarias son distintas?

J. Calcagni: Hoy la mencionada CEB es la entidad que administra los temas inmobiliarios y toda la administración de la organización. Como dijimos, cada iglesia es autónoma y administra sus propias cosas, y la CEB tiene las propiedades a su nombre con la cláusula que pertenece a cada iglesia local.

Cordialmente: ¿Cómo se elije el liderazgo y cuánto duran en sus funciones?

J. Calcagni: A nivel local cada iglesia decide a su modo. La duración de los pastorados depende de distintas circunstancias. Hay pastorados largos y otros más cortos, decidiendo localmente. A nivel de la CEB, los períodos son de dos años pudiendo, únicamente, ser reelectos por un segundo período.

Cordialmente: ¿Tienen rango de credenciales los pastores bautistas?

J. Calcagni: La CEB y la ASOCIACION NACIONAL DE PASTORES, en conjunto, otorgan credenciales a los pastores sin ningún rango especial. Por supuesto hay requisitos que llenar. Hoy en día existen iglesias y pastores reconocidos con otros rangos según sus propias decisiones. Todo debido a que cada iglesia es autónoma y no tiene obligación de adoptar las decisiones que tome la Asamblea Nacional de la CEB.

Cordialmente: ¿Cómo es la interrelación entre los obreros nacionales y los misioneros que vienen del exterior?

J. Calcagni: Debido a una, a mi juicio, decisión muy inteligente y sabia, la JUNTA DE MISIONES de la CONVENCION BAUTISTA DEL SUR de los EEUU, reconociendo el crecimiento de la obra en muchos países, entre ellos Argentina, decidió sacar misioneros en estos países y enviarlos a otros que en años anteriores no se podía enviar por no ser permitidos, ejemplo la ex URSS. Hoy quedan muy pocos misioneros.

Siempre la relación fue muy buena. Claro que tuvimos épocas en que fue necesario poner de ambos lados buena disposición pues las diferencias culturales debieron ser resueltas. Pero la historia de esa entidad misionera (una de las más grandes del mundo) con nuestro país fue de gran bendición. Los misioneros que trabajaron aquí y, al terminar su tiempo, volvieron a sus países, cada tanto vienen a visitarnos. Nosotros por nuestro lado siempre amamos y valoramos la entrega de hombres y mujeres de Dios que nos ayudaron dejando su tierra, familiares y amigos para venir a servir al Señor aquí.

También estamos sumamente agradecidos por la ayuda financiera que fue inmensa para el desarrollo de la obra. Nunca pudiéramos, en esa época, edificar las maravillosas instalaciones del SEMINARIO INTERNACIONAL como así edificar muchos de los hermosos templos y muchísimas cosas más.

Cordialmente: ¿Cómo se resuelven las controversias doctrinales?

J. Calcagni: Siempre hemos tenido en las Asambleas anuales y en los Retiros de Pastores, lugares donde debatir estos temas. Pero, perdón por la reiteración, el hecho de la autonomía de las iglesias hace que haya una variedad de criterios en temas doctrinales y, especialmente, eclesiológicos. 

Cordialmente: A tu criterio, en las elecciones democráticas de las instituciones evangélicas, sean las denominaciones o las federaciones ¿Dios elije a los líderes a través de ese voto general, o simplemente acepta los resultados porque su plan de marcha de la Iglesia trasciende a las personas?

J. Calcagni: Podría decir que sí, Dios acepta las decisiones tomadas democráticamente. Pero dejame agregar que DIOS ES TAN BUENO que bendice y prospera muchas de nuestra decisiones hechas fuera de su voluntad.

Juan Calcagni

Juan Calcagni
Pastor bautista en Lanús y en Lomas de Zamora.
Fue presidente de la Convención Bautista Argentina.
Formó parte del Consejo Directivo de ACIERA

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 13 | Eclesiología, entrega 10, Notas de fondo

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.