LA IGLESIA INVISIBLE 3

| 2 febrero, 2015

COMUNIDAD SOLIDARIA Y DIVERSA.

La eclesiología basada en el Sermón del Monte lleva a la práctica el amor que enseña: socorre a los necesitados y permite la pluralidad de posiciones que en su conjunto producen el crecimiento de la comunidad, basa su ética en el amor y la hermandad.

La Reforma Radical, contemporánea de fuertes movimientos sociales devenidos de la prédica de reformadores, que desde Juan Hus en adelante sembraron la semilla de la libertad e igualdad, desarrolló hacia su interior una conciencia activa de cooperación entre sus miembros.

Muchos de los predicadores radicales formaron parte de los reclamos que el pueblo campesino, labriego y artesano, hacía ante los señores feudales y los clérigos monárquicos, ambos usurpadores de las tierras y opresores de los trabajadores y sus familias. Los reclamos no eran manifiestos políticos, sino verdaderas piezas de interpretación bíblica que, en una defensa teológica, como el caso de los “Doce artículos” (1), reclamaban poder vivir en paz y libertad, decentemente sirviendo al Señor.

Es por esta razón que, consecuentes con sus luchas, las enseñanzas de vida comunitaria y la solidaridad en la necesidades materiales entre hermanos eran un valor fundamental entre los anabaptistas, llegando algunos grupos a poner en común todas sus posesiones.

Anhelaban que su ética y actitudes provinieran solamente de Dios, siendo estas más imperativas que las leyes seculares. Los conceptos de una comunidad disciplinada, de la ética del amor, y de una hermandad espiritual, eran ideas comunes entre los grupos radicales.

El mundo no podía satisfacer los anhelos e impulsos del espíritu. Todos los grupos radicales ahondaban en la búsqueda constante de la vida interior llena del Espíritu Santo.

A pesar de la tendencia sectaria de algunos de sus grupos –que pretendían ser dueños de la verdad– el pluralismo ideológico anabaptista del siglo XVI era de una impresionante variedad. En él convivían desde las comunidades de bienes de los huteritas (2), pasando por los revolucionarios apocalípticos de Müntzer (3), hasta el pacifismo evangélico de Menno Simoms (4).

La evolución de pensamiento y la teología Radical se nota especialmente en estos dos últimos emblemas. Desde la participación armada en las luchas por la defensa de los pobres, hasta el pacifismo como una de las doctrinas fundamentales que ha perdurado a través de los siglos y es base de la Iglesia Menonita en nuestros días.

Dicho pacifismo llegó a impulsar la rebelión fiscal contra aquellos gobernantes que usaran los fondos del erario para financiar guerras.

(1) Los “Doce artículos” fue un manifiesto teológico y social con el cual los campesinos hicieron un reclamo ante los señores feudales y clérigos monárquicos en Alemania durante la Revolución del hombre común en 1525.
Este documento será publicado como artículo final de esta serie.
(2) Huteristas Rama comunal de los anabaptistas de similares formas que los amish.
(3) Thomas Müntzer(1490-1525)
Predicador partidario de la Reforma, defensor del anabaptismo y líder revolucionario de los campesinos (guerra de los campesinos alemanes). Se propuso lograr el advenimiento del Reino de Dios impulsando una vigorosa reforma social.
Contemporáneo de Lutero e inicialmente su seguidor mantuvo con éste una extremada polémica teológica y política.
(4) Menno Simons (1496-1561)
Líder anabaptista de los Países Bajos, contemporáneo de los reformadores protestantes, sus seguidores fueron conocidos como menonitas.
Pacifista y fundador de Iglesias en el norte de Alemania.
Gran divulgador del anabaptismo; junto con un imprentero anónimo, publicó libros en todos los idiomas de la región alcanzada por su ministerio.
Menno nació y creció en los Países Bajos, recibió una buena educación y fue ordenado sacerdote en la Iglesia Católica Romana en 1524. La atmósfera de la Reforma lo llevó a un cuidadoso estudio de la Biblia, especialmente, después de la ejecución de un anabautista cerca de su casa. Los radicales de Münster lo rechazaron entre 1533 y 1535, pero también lo empujaron a dejar la Iglesia Romana bajo la presión de la convicción. En 1536, él recibió el nuevo bautismo y se convirtió al ministerio anabautista. Organizó los biblicistas de la grey anabautista dispersa. Pasó el resto de su vida como fugitivo de los católicos así como de los protestantes. Viajando y escribiendo extensamente, Menno preservó la herencia de los anabautistas bíblicos.
Desconocía cualquier conexión histórica con los anabautistas primitivos y las batallas de Münster, pero trazaba una sucesión de su movimiento a través de los valdenses hasta los días apostólicos. También, seguía la norma valdense en varias doctrinas claves.

 

GHP PXG

Guillermo Prein
Pastor fundador del
Centro Cristiano Nueva Vida

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Archivo Documental, Edición 13 | Eclesiología, entrega 12, TESTIMONIOS E HISTORIA

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.