EL GENOCIDO ARMENIO

| 9 febrero, 2015

El dolor producido por uno de los crueles genocidios que sacudieron a la humanidad en el siglo XX cumple un siglo de impunidad.

En el marco de la Primera Guerra Mundial, el Imperio turco otomano determinó, en 1915, asesinar a varios pueblos que no eran parte de su etnia. Griegos, sirios y armenios fueron de las principales víctimas.

El pueblo armenio adoptó el cristianismo en el siglo IV, antes que lo hiciera el Imperio romano, pues esta decisión fue tomada en el año 301 de nuestra era y así se convirtió en la primera nación en identificarse con las enseñanzas de los por entonces perseguidos seguidores de Jesús.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) el Imperio otomano, que en 1923 se transformó en la República de Turquía, se alineó con la Triple Alianza, generando un pacto con Alemania.

En 1915, el gobierno del Imperio otomano era dominado por los del partido de “Los Jóvenes Turcos”. Esta fue una formación política de jóvenes oficiales militares, intelectuales, burócratas y reformadores fundada a comienzos del siglo XX. Tras crecer y desarrollarse, fueron perseguidos por el sultán Abdul Hamid II.

Defendiéndose de dicha persecución, “Los Jóvenes Turcos” dieron un golpe de estado en 1908, haciéndose del control del gobierno. Bajo su dominio, idearon, organizaron y ejecutaron el exterminio armenio.

Por casi una década –1915 a 1923–, se extendió la masacre en la cual fueron asesinados un millón y medio de armenios con la cruel saña de los campos de concentración.

Hoy, en su tierra, la población armenia es de cinco millones de personas aproximadamente; existen dos millones más, incluyendo a los refugiados y sus familias que se asentaron en diversos países del mundo, como la colonia afincada y enraizada en nuestra patria argentina.

Hasta el día de la fecha, Turquía se niega a reconocer el genocidio.

Uno de esos armenios-argentinos, el escribano Gregorio Hairabedian, presentó en el año 2000 una demanda para que nuestro país declarara el genocidio y condenara al estado Turco. En su alegato quedó demostrado el exterminio de medio centenar de sus familiares paternos y maternos.

El fallo final fue dado a conocer el 1 de abril de 2011.

El Congreso de la Nación declaró el día 24 de abril –fecha en que internacionalmente se conmemora la masacre– como el “Día de acción de la tolerancia y el respeto entre los pueblos”.

Este dato es sustancial, porque apenas unas decenas de países han tomado esta decisión, junto a cincuenta y cuatro estados de naciones que no lo han hecho, entre los cuales, se destacan cuarenta de los cincuenta y dos estados de EE.UU.

El testimonio de un periodista que trabajó en aquellas tierras en los días del horror es contundente: “Pensé que estaba transitando un tramo del infierno…”.

El Arzobispado siriano ortodoxo de Antioquía nos ha hecho llegar una invitación para una conferencia en el marco de los eventos que se realizarán para mantener viva la memoria y reclamar el reconocimiento y la justicia del genocidio bajo la consigna de que nunca más se vuelvan a repetir hechos de esta índole.

Aunque la misma llegó en el transcurso de esta semana, siendo imposible darla a conocer en nuestra publicación, creemos importante notificar a los lectores y consiervos para concientizarnos de estos episodios del pasado, que han reverdecido en nuestros días con persecuciones, matanzas y éxodos forzados de cristianos.

Como hermanos, nos sumamos al dolor de nuestros hermanos.

Como pastores, alzamos nuestra voz para alertar a las ovejas sobre todo fanatismo y necedad de totalitarismos, cicatrices que reconocemos en la piel de nuestra Argentina.

VIDEO SOBRE LA HISTORIA DEL GENOCIDIO

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 13 | Eclesiología, entrega 13

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.