EXPERIENCIA DE LA FORMACIÓN DEL CONSEJO DE PASTORES DE ROSARIO

| 23 febrero, 2015

Nuestro Consejo fue fundado en el año 1985 y fue la alegría más grande que hemos tenido en nuestra ciudad.

En principio lo hicimos para cumplir con un requerimiento del evangelista Carlos Annacondia que era encontrar unidad donde él iba a hacer una campaña.

Pero en realidad un grupo ya teníamos esa inquietud de unir a los pastores de la Ciudad con algunos objetivos interesantes.

  1. Conocernos
  2. Ayudarnos unos a otros.
  3. Trabajar juntos en la ciudad.
  4. No hacer de esto una organización más.
  5. Ministrarnos unos a otros.
  6. No interferir en las congregaciones a menos que nos pidan ayuda.
  7. Cuidar la ética pastoral.
  8. Reconocer a los referentes de la ciudad con mucho respeto por la trayectoria y ministerio que desarrolla.

¿En que nos ayudó todo esto?

Todos sabemos que los que estamos en grandes organizaciones, de alguna manera, con el tiempo, nos vamos despersonalizando. Es decir, como estamos en todo el país, en distintas provincias y ciudades no pueden pastorear a sus pastores.

El Consejo de Pastores de nuestra ciudad encontró la manera de llenar ese vacío.

Generalmente se piensa que cuando se reúnen los pastores es para hacer algo, sino planean algo están perdiendo el tiempo. En nuestra experiencia, el reunirnos es por amistad. Necesitamos ser amigos con otros pastores de nuestra ciudad. Cada pastor tiene su necesidad similar a otros. Finanzas, crecimiento, hijos de pastores que no están consagrados al Señor, gente que se le va de la iglesia, deudas que no pueden pagar, alquileres para reuniones, permisos especiales para hacer eventos, divisiones, enfermedades, muerte del pastor y la esposa se queda con un gran problema y mucho m{as.

En la amistad se puede suplir la mayoría de estos asuntos.

Nuestro Consejo se reúne cada martes desde el ‘85 y aun no tenemos (por ahora tampoco queremos) estatutos que nos puedan afectar en nuestra comunión. No significa que no lo tendremos por alguna fuerza mayor.

Pero es importante el respeto, la honra y la ayuda mutua.

No tenemos un estructura que nos ahogue.

Hay un cuerpo de Presbiterio o de Ancianos, formado por 7 reconocidos pastores. Ellos ponen al presidente o comisión de turno, solo para dirigir, pero hay muchos que están ayudando a que se haga todo lo que corresponda hacer

Es una bendición tener pastores con grandes ministerios en nuestra ciudad, pero ninguno de ellos “se la da de algo”. Todo lo que Dios les ha dado, lo comparten.

Hemos hecho grandes cosas en la ciudad y somos respetados y tenidos en cuenta por los gobernantes de la misma.

La Iglesia ha crecido mucho, hay más congregaciones y no todos los pastores se reúnen los días martes, pero eso no significa que no respeten al Consejo, porque cuando algo sucede piden el consejo de los Pastores de la Ciudad.

En síntesis creo que es hermoso tener una familia de pastores que siempre estén reconocidos y apoyados en una ciudad.

 

Juan Herrera

Juan H. Herrera
Pastor de la Unión de las Asambleas de Dios en Rosario.
Presidente del Consejo de Pastores de la ciudad de Rosario.

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 13 | Eclesiología, entrega 15, Notas de fondo

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.