LA IGLESIA HOY

| 13 abril, 2015

La Iglesia de hoy está en peligro de llegar a una apostasía largamente anunciada por los escritores del Nuevo Testamento.

Creo que es un tema complicado y nada fácil de opinar. En principio se nota que el carácter de la oveja como tal, está cambiando. Ya no es un rebaño, es una masa en movimiento. Recordemos que el Buen Pastor es Jesús. El trabajo del pastor humano es explicar a ese rebaño que se deje pastorear por el Señor; pero por el otro lado se iguala como sustituto del Señor, por su carisma o plan revolucionario de poder. Aquí no debemos culpar a la oveja de estar desorientada, sino a la educación bíblica que está recibiendo. Una verdad cierta es que el Jefe del Reino permite ciertos manejos incomprensibles porque Él es el Dueño y Señor del Reino.

Carecer de una verticalidad que nos guíe en el concepto bíblico, permite usar la Biblia al antojo del intérprete. Los católicos tienen un Papa, todo se maneja con un principio determinado. Para ellos, Jesús eligió ser el Papa, y para llegar a Él es necesario comunicarse con sus delegados, cumpliendo todas las impuestas obligaciones y satisfaciendo todos sus intereses.

Por otro lado, la oveja que se somete a un desorientador pierde la capacidad de dependencia, porque suplanta la voz de Dios por movimientos donde la oveja no tiene nombre, sino como un preso, tiene un número. Quiere profecía, porque no aprendió a ser guiada. Quiere prosperar, pero no sabe que hay que dar el corazón y morir a toda genética mala, entonces en su reemplazo da su dinero, “es más fácil” y existen quienes se enriquecen y se jactan de hacerlo, promoviendo aún más su error. Es sabido que hoy el pastor no conoce sus ovejas, pero sí su potencial financiero. Esa no es la misión de una Iglesia.

La novia no se toca, es la Iglesia de Cristo, ¿pero cuál?, ¿quiénes? Se entiende que muchos textos usados como doctrina son promesas al pueblo de Israel, lo que llamamos literal. El Nuevo Testamento tiene el nuevo Reino, que no es judío, ni gentil. ¿Por qué la “ensalada rusa”?, porque la mayoría de los abusadores bíblicos ni siquiera podrían rendir examen y ser aprobados en la experiencia del Sermón del Monte. ¿Qué me hablan de profundidades y secretos de Dios en oculto, sino hacen lo que está en la superficie? Ponerse en lugar de Dios es, no solo peligroso, sino satánico, porque el diablo ya lo intentó. La ley es la ley, y el Reino de Dios es Jesús.

La Iglesia de hoy está en peligro de llegar a una apostasía largamente anunciada por los escritores del Nuevo Testamento. La esperanza es que Dios siempre tiene un Elías en su reducto oculto y unos pocos, como en el Apocalipsis, que no mancharon sus vestiduras.

Tengamos en cuenta que Jesús puso tres cosas espirituales como uso de maldad, “mal usadas”:

  1. Echamos fuera demonios
  2. Hicimos milagros
  3. Profetizamos.

Él dijo, “Apartaos de mí, hacedores de mal, no los conozco”.

¿Son estas tres cosas explotadas hoy? La oveja da crédito a lo que ve y cree a todo lo que diga el engañador y señala “esto debe ser cierto porque Dios lo usa”. El anticristo también hará milagros. Las instituciones religiosas no tienen siervos, tienen patrones. El que quiere ser grande, sea el servidor. Se usa la palabra siervo a la inversa, y en vez de estar abajo está arriba, las frases lo definen, “el gran siervo de Dios”. Si es gran no es siervo y si es siervo no es gran.

Dios tuvo tres intentos de acercarse al hombre:

  1. A Adán y no lo pudo gobernar
  2. Al pueblo de Israel, pero le dijeron a Moisés, “habla tú con Dios y luego tú habla con nosotros”
  3. Quería ser Rey sobre Israel, pero fue desechado y pidieron rey humano.

Por último encontró la solución, “seré Rey sobre mi Iglesia y mandaré dentro de sus corazones y no daré mi gloria ni mi poder a ningún ser humano”. Hoy se están llevando el oro, la gloria, y en su reemplazo le dan bronce. El bronce no existe como creación, son metales de aleación. Las mezclas desorientan a la oveja y queremos culparla. Esto no está bien.

La solución es una persecución despiadada, método usado por Dios para purificar a sus hijos. Basta ya de juzgar a los gobiernos, tenemos mucho más de lo que merecemos. Pregunten por las sendas antiguas y no abusemos de su misericordia. Jeremías profetizó durante veintitrés años la ruina, nadie quiso arrepentirse y el fin llegó. Nos arrepentimos o perderemos. Este tipo de Iglesia dice, “soy rica, no tengo necesidad de nada”, no se dan cuenta que la única riqueza que necesitamos es Jesús, pero no solo como Salvador, sino como el Todo.

 

Carlos Kucharenko

Carlos Kucharenko
Licenciado del Instituto Bíblico Río de la Plata
Pastor de la Iglesia “Templo Buenas Nuevas”, Paraná, Entre Ríos
Realizador del programa televisivo “Buscando la Excelencia” (canal 9 y canal 11- Paraná) Director Ejecutivo de la Radio FM 95.5 Mhz “Buenas Nuevas”
Tareas ministeriales en países de la región, en América del Norte y en Europa

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 14 | Ser Iglesia aquí, hoy, entrega 7, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.