ESTA, LA PARAMOS DE PECHO

| 29 junio, 2015

ACIERA ha convocado a todos a orar para que se cambie la Ley Antisectas, de la Provincia de Córdoba. Ante ello nos ha parecido oportuno reiterar una nota que compartimos el 28 de febrero de 2013 hablando de este problema.

Silenciosamente sancionada el 9 de febrero de 2011, la Ley Anti Sectas de la provincia de Córdoba ya cuenta con la primera víctima que demuestra el verdadero objetivo de la norma y de sus ocultos impulsores: EL PASTOR MARCELO NIEVA y la CONGREGACIÓN BAUTISTA de RÍO III.

Momento para salir del letargo y advertir: este es el pretendido marco legal para ejecutar la persecución anhelada sin que nadie pueda argumentar nada en su defensa por sus creencias.
Defendiendo a nuestro hermano nos defenderemos todos.

Aquella mañana, sin siquiera poder comenzar la mateada, fuimos sorprendidos por la vehemencia y avidez de las noticias en las que cada tres palabras se repetía el termino “secta”. Nos miramos con mi amigo, el pastor Julio López, y dijimos casi al unísono: “esta, la paramos de pecho… esto termina en nosotros…”.

 

UN POCO DE HISTORIA
La última dictadura cívico-militar, que para muchos fue cívico-clérigo-militar, el 10 de febrero de 1978 dictó la Ley 21.745, firmada por Jorge Rafael Videla y Albano Harguindeguy… Conocida como “Ley de Cultos” dividió el mundo religioso argentino en dos grandes grupos: católicos y no católicos. Amuchados en el gueto jurídico que nos hacina hasta hoy, se nos obligó a los NO integrantes de la religión estatal a re-empadronarnos en el fichero de cultos. Todo un meta mensaje: ficharnos en épocas de tiranías y purgas sociales.

Dicha norma, de tan solo 338 palabras, establece que el Poder Ejecutivo puede darle vida o muerte a la religión que quiera tan solo por su arbitrio y con la firma de un Decreto.

Llegada la democracia, la explosión de crecimiento numérico y el fervor evangelizador de las Iglesias Evangélicas, provocó una cruel persecución mediática. Aquella Ley que amparaba cualquier persecución no podía ser aplicada por su origen espurio. Fue entonces cuando cambió la táctica: haciéndose uso de todo el peso peyorativo y tenebroso que contiene el apelativo se apellidó sectas” a todas las Iglesias y grupos que preocupaban a la religión oficial por su crecimiento explosivo, dándose así, el inicio a un ataque constate y sistematizado desde todos los medios de comunicación en aquella hora en manos del Estado.

Sepa disimular mi torpeza interpretativa, dado que pulcramente jamás el clero romano emitió opinión alguna… fueron periodistas fugaces quienes se encargaron de la tenebrosa misión.

 

EL SEGUNDO CAPÍTULO
Tras múltiples y nefastos fallidos intentos –en estos 30 años de la nueva etapa democrática se intentó promulgar leyes de cultos que “regulen” convenientemente la libertad religiosa de las personas y su organización en instituciones religiosas y creencias NO oficiales–, se encontró una nueva veta.

Amparada en crueles historias de vidas destrozadas por el accionar de grupos inescrupulosos que bajo cualquier camuflaje buscan someter a sus adeptos, violando las leyes y códigos jurídicos argentinos e incluso la Constitución Nacional, el 9 de febrero de 2011, se dictó en la provincia de Córdoba la Ley 9891 Anti Sectas (1).

Sospechosa casualidad: esta nueva norma nació el día previo a la que la actual e inservible Ley 21.745 “Videla” de cultos, cumpliese 33 años.

Lo ambiguo de la nueva Ley permite que cualquier religión, creencia, filosofía o grupo de personas unidas con un fin determinado, contradictorio o amenazante para el poder de turno o la religión oficial, sea simplemente denunciada porque un familiar, tutor, administrador, heredero o pariente hasta el 4to grado de consanguineidad, se sienta “ofendido”.

No nos equivocamos con Julito; antes que cambiar la yerba del mate, ya se había sancionado –a libro cerrado – la cordobesa Ley Anti Sectas.

Inconstitucional (2) por donde se la mire, es una normativa que busca perseguir a todos los que son diferentes, pues para los delitos atribuidos a las “sectas” o grupos de asociación ilícita, como debería legalmente denominárselos, existe legislación contundente en nuestros códigos legales.

Conseguido el marco legal para la persecución, la primera víctima fue la Iglesia y el pastor bautista de la ciudad de Río III, MARCELO NIEVA, que en su labor de contención y lucha por la liberación de drogodependientes y el amparo a las víctimas de violencia familiar tocaron intereses de poderosos en terruños donde el flagelo de la droga y los abusos supera en datos porcentuales a los de los países más afectados por la violencia de clanes traficantes (Nota principal de la primera plana del diario Perfil del sábado 26 de octubre de 2013).

 

TERCER CAPÍTULO
La experiencia mediterránea fue solo una prueba exitosa, por lo cual ya se ha dejado conocer un Ante Proyecto de Ley Nacional Anti Sectas llamada LEY DE GRUPODEPENDENCIA (3).

Como su homónima cordobesa, tras la aparente intensión de ayuda a las víctimas por el accionar de organizaciones macabras, deja ver sus funestas intensiones ocultas. Este anteproyecto pide la abolición de la Ley 21.745 de Cultos, por su inutilidad e inconveniencia, pues genera un mínimo amparo legal para las víctimas a las que se pretende atacar. Para tal fin, solicita la creación de una División de Policía Judicial especializada para investigar, prevenir y REPRIMIR a quienes “ofendan” a los poderes constituidos.

Si estamos en los últimos días, este es el marco legal necesario para que se desate una persecución mediática, judicial y fáctica al estilo Torquemada, sin que nadie pueda alegar inocencia por creer en lo que cree.

Este sospechoso anteproyecto, llega en momentos en los que la figura del papa Francisco subyuga a muchos sectores evangélicos, sin embargo, a pesar de sus bondadosas muecas ecuménicas, carismáticas y de liberación, en sus ocho meses al frente de Roma, nada ha dicho para desactivar la declaración DOMINUS IESUS de su antecesor Joseph Ratzinger cuando era Prefecto de la Congregación para la doctrina de la Fe -“Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición“, fundada por Pablo III en 1542, quien en 1537 instituyera también la Orden de los Jesuitas o Ejercito de la Contra Reforma-, durante el papado de Juan Pablo II, la cual niega a las Iglesias nacidas de la Reforma Protestante su identidad eclesial, sumiéndolas en el fango tenebroso de las “SECTAS”.

Una vez más, perdone mi torpeza al sospechar que ambas posturas no son inocentes.

 

UNIDA Y DIVERSA
Este pastor pentecostal de huesos colorados –como dicen en Centroamérica–, levanta la voz y llama desesperadamente a la Iglesia para que nos unamos en la liberadora del pastor bautista Marcelo Nieva. El 25 de noviembre, la Confederación Bautista Argentina organiza en Río III-Córdoba un acto para tal fin. Bueno sería enviar comunicados y acercarnos para sumar nuestra presencia.

RECLAMAMOS JUSTICIA ante la impunidad de las corporaciones judiciales, policiales, municipales, legislativas y políticas intrusadas hoy por impíos. Verdaderas asociaciones ilícitas.

Logrado este objetivo, no debemos sesgar hasta que se declare la inconstitucionalidad de la Ley 9891 de Córdoba y se abandone el tratamiento del ante proyecto de ley nacional.

¡¡¡QUE NUESTRA VOZ GRITE DESDE TODOS LOS RINCONES DE LA PATRIA EN DEFENSA DE NUESTRO HERMANO MARCELO NIEVA Y SU CONGREGACIÓN!!!

Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno toma lo vuestro, si alguno se enaltece, si alguno os da de bofetadas.
Para vergüenza mía lo digo, para eso fuimos demasiado débiles. Pero en lo que otro tenga osadía (hablo con locura), también yo tengo osadía… y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.
¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo
no me indigno?
1ª Corintios 11.19-21 Y 28-29 (RV1960)

“Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. 
Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero, tampoco me importó.
Mas tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.
Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó.
Ahora vienen por mi, pero es demasiado tarde.»
Bertolt Brecht

 

_________________________________________

APÉNDICE

 

 

GHP PXG

Guillermo Prein
Pastor fundador del
Centro Cristiano Nueva Vida

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD, Edición 15 | ¿Me asocio o me aíslo?, entrega 9

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.