PARA EL MUNDO QUE SERVIMOS | Parte II D

| 28 septiembre, 2015

Discernir la voluntad de Cristo para la evangelización mundial

El compromiso de Ciudad del Cabo. Movimiento Lausana.

Continuamos con la entrega del material publicado por el Movimiento de Lausana.

Sección 1. “Los pueblos no alcanzados y los pueblos no contactados”.

El corazón de Dios anhela que todas las personas tengan acceso al conocimiento del amor de Dios y de su obra de salvación a través de Jesucristo. Reconocemos con dolor y vergüenza que hay miles de pueblos en todo el mundo para quienes este acceso aún no ha sido puesto a su disposición a través del testimonio cristiano.

Estos son pueblos no alcanzados, en el sentido de que no hay creyentes conocidos y no hay iglesias entre ellos. Muchos de estos pueblos son también no contactados en el sentido que actualmente no conocemos ninguna iglesia ni agencia que esté siquiera intentando compartir el evangelio con ellos.

Por cierto, sólo un minúsculo porcentaje de los recursos de la Iglesia (humanos y materiales) está siendo dirigido a los pueblos menos alcanzados. Por definición, estos son pueblos que no nos invitarán a llevarles las buenas noticias, ya que no saben nada al respecto. Sin embargo, su presencia entre nosotros, en nuestro mundo, 2000 años luego de que Jesús nos ordenara hacer discípulos a todas las naciones, constituye no sólo un reproche a nuestra desobediencia, no sólo una forma de injusticia espiritual, sino también un silencioso “llamado macedónico”.

Levantémonos como la Iglesia de todo el mundo para encarar este desafío y:

a) Arrepintámonos de nuestra ceguera a la presencia continuada de tantos pueblos no alcanzados en nuestro mundo y nuestra falta de urgencia para compartir el evangelio entre ellos.
b) Renovemos nuestro compromiso de ir a quienes aún no han oído el evangelio, de involucrarnos profundamente con su idioma y cultura, de vivir el evangelio entre ellos con un amor encarnado y un servicio sacrificado, y de comunicar la luz y la verdad del Señor Jesucristo en palabra y acción, despertándolos a través del poder del Espíritu Santo a la sorprendente gracia de Dios.
c) Apuntemos a erradicar la “pobreza bíblica” en el mundo, porque la Biblia sigue siendo indispensable para la evangelización. Para hacer esto debemos:
(1) Apurar la traducción de la Biblia a los idiomas de los pueblos que aún no tienen ninguna porción de la Palabra de Dios en su idioma materno;
(2) Hacer ampliamente accesible el mensaje de la Biblia por medios orales.
d) Apuntemos a erradicar la ignorancia de la Biblia en la Iglesia, porque la Biblia sigue siendo indispensable para discipular a los creyentes a la imagen de Cristo.
(1) Anhelamos ver que una renovada convicción se apodere de toda la Iglesia de Dios con respecto a la necesidad fundamental de la enseñanza de la Biblia para el crecimiento de la Iglesia en el ministerio, la unidad y la madurez.
Nos regocijamos en los dones que han recibido todas las personas que Cristo ha dado a la Iglesia como pastores-maestros. Nos esforzaremos al máximo para identificarlas, alentarlas, capacitarlas y apoyarlas en la predicación y la enseñanza de la Palabra de Dios. Sin embargo, al hacerlo, debemos rechazar el tipo de clericalismo que restringe el ministerio de la Palabra de Dios a unos pocos profesionales pagos o a la predicación formal en los púlpitos de las iglesias. Muchos hombres y mujeres, que tienen claros dones para pastorear y enseñar al pueblo de Dios, los ejercen informalmente o sin estructuras denominacionales formales, pero con la manifiesta bendición del Espíritu de Dios.
Ellos también necesitan ser reconocidos, alentados y correctamente equipados para usar bien la Palabra de Dios.
(2) Debemos promover el “alfabetismo bíblico” entre la generación que ahora se relaciona principalmente con la comunicación digital más que con los libros, promoviendo métodos digitales para estudiar la Biblia inductivamente con la profundidad de investigación que actualmente requiere de papel, bolígrafos y lápices.
e) Mantengamos la evangelización en el centro del campo plenamente integrado de toda nuestra misión, dado que el evangelio mismo es la fuente, el contenido y la autoridad de toda misión bíblicamente válida.

Todo lo que hacemos deberá ser tanto una encarnación como una declaración del amor y la gracia de Dios, y de su obra de salvación a través de Jesucristo.

 

 

lausana cape town

MOVIMIENTO LAUSANA
Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo
1era de Corintios 5.19
www.lausanne.org/es/

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

 

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 16 | Nuestro mensaje, entrega 12, Evangelismo

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.