LAS PUERTAS DE LA COMUNIDAD DE FE | PARTE 4

| 19 octubre, 2015

JUNTOS EN EL DISCIPULADO

Evangelizando y evangelizándonos.

Espero que si algo ha quedado claro de todo lo dicho, sea el hecho de que la misión de la iglesia es un todo orgánico. Las dimensiones de la fe y de la misión (experiencia, mensaje, comunión y compromiso, en sus distintas modalidades) se superponen y se entrecruzan. Es lo que quisimos representar gráficamente en el cuadro que presentamos. Las personas que se inician pueden entrar en contacto con la Iglesia en cualquiera de esos cuatro momentos con todas sus variantes y pueden hacerlo por cualquier motivo. Llegan a nuestra comunidad, generalmente, buscando respuesta a sus necesidades inmediatas sentidas, con creencias a veces confusas y aun contradictorias. Pero que hayan llegado hasta nuestra comunidad, generalmente, buscando respuesta a sus necesidades inmediatas sentidas, con creencias a veces confusas y aun contradictorias. Pero que hayan llegado hasta nuestra comunidad, “buscando algo”, nos hace responsables. Responsables por ayudarles a descubrir, tras las necesidades inmediatas y sentidas, sus necesidades ocultas. Responsables por llevarles a una relación mas profunda en el encuentro con Jesucristo, ayudándoles a vivir la plenitud de la vida.

Responsabilidad, en suma, hacia aquellos que han tenido una experiencia, de profundizarla con entendimiento mediante el mensaje, la comunión y el compromiso.

Responsabilidad de compartir el mensaje no como mero discurso, sino como la Palabra que renueva constantemente la experiencia, la comunión y el compromiso.

Responsabilidad de compartir con ellos la comunión como medio (no el único) de vivir la experiencia de fe, compartir el mensaje y cumplir juntos con el compromiso.

Responsabilidad de encarar el compromiso con un sentido de comunión, entre aquellos que viven una experiencia de fe, fundad en el mensaje de la Palabra, que le lleva a servir a los demás.

En cualquiera de estas cosas estamos evangelizando y evangelizándonos, ayudando y ayudándonos, porque en esta relación toda la comunidad crece, en Jesucristo, hacia la unidad de la fe y del conocimiento, y en plenitud de vida. Por lo cual, espero que también otra cosa quede clara: todos estamos involucrados en este crecimiento, puesto que nadie puede decir que vive “en plenitud”. Una vez que hemos llamado a la gente y ellos se nos unen, todos estamos en el camino del discipulado, aunque sea en distintos momentos, y somos enviados con una misma misión. En el camino del discipulado no hay “nuevos”, todos estamos siendo “hechos nuevos” por la obra del Espíritu. El camino del discipulado es también camino de santificación.

Evangelizar es también crecer juntos en este caminar. En esta realidad como un todo, los métodos de la misión en general y del discipulado en particular son múltiples. Ningún método en particular puede servir para todas las situaciones, por lo cual hay que encontrar un acercamiento apropiado para cada persona. La prueba final de un método adecuado es el grado de respuesta significativa de las personas a la fe y al seguimiento de Jesucristo. Y en ello estamos involucrados “como una sola fuerza” en Jesucristo, por la obra de su Espíritu.

 

 

Emilio Monti PxG

Emilio Monti
Pastor metodista.
Licenciado en Teología.
Profesor de Filosofía y Pedagogía.
Doctorando en Ciencias Humanas y Arte.
Profesor Emérito del Instituto Universitario ISEDET
Ex Decano y Profesor de Teología Práctica del Instituto Universitario ISEDET
Ex Profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora
Capellán y Vicerrector de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano de Rosario (UCEL)
Trabajó activamente en ayuda a Refugiados (CAREF) y en defensa de los Derechos Humanos (MEDH) y en la acción ecuménica (FAIE)
Integró a nombre de las iglesias evangélicas el Consejo Nacional de Políticas Sociales del Gobierno de la Nación

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 16 | Nuestro mensaje, entrega 15, Reflexiones

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.