TIRONEOS

| 4 julio, 2016

Hace más de seis meses que CORDIALMENTE no saca un artículo, pero estamos volviendo.  Una renovada redacción, con equipo sub 35, nos promete abrirnos a nuevas perspectivas y a dinámicas de trabajo diferentes.  El viejo equipo de directores subsiste ahora entretejido con la fibra joven, y la inquieta realidad nos provoca a expresar para hoy llamados persistentes que se dejan oír desde la antigüedad, que apelan desde lo humano y desde lo divino, y que los mensajeros no pueden ni deben callar.

El primer tema, que nos prometemos trabajar durante un par de meses, es el de las lealtades, es decir, queremos ver si nos resulta posible explicitar cuáles son esas lealtades que nos tironean demandándonos fidelidad y compromiso.  Buscamos abrirnos a la luz que evidencie a qué o a quienes respondemos con nuestras convicciones, nuestros sentimientos, nuestras conductas y el modo en que percibimos cuanto nos rodea.  Nuestra mente y corazón encuentran sus límites en lealtades religiosas, raciales, nacionales o ideológicas.  No es sencillo pasar las fronteras que nos impone el género, la clase social, la formación profesional o el interés económico para reconsiderar una noticia o para apoyar un movimiento.  La propia historia personal y los lugares que hemos ocupado hasta ahora, pueden levantarse para   obstruir nuestro camino si quisiéramos hacer cambios, aunque estemos seguros que serían provechosos y justos.

Puede ser que entre aquellos que tienen su fe muy en alto y su seguimiento de Cristo como prioridad  nuestro planteo aparezca pobre o hasta mundano,  algo como “de eso no se habla”. Pero es en busca de una mirada crítica hacia adentro que proponemos esta honestidad que nos puede resultar hasta incómoda.  Tal vez, si alguien se anima, se puede estirar desde lo personal  a lo corporativo o lo institucional. Allí pueden aparecer otras lealtades que merecen análisis.   

Nos pareció que este tironeo de lealtades, que continuamente se está dando en nuestro interior, merece que le dediquemos nuestra atención.  Aceptamos los comentarios que nos propongan y deseamos que CORDIALMENTE sea útil al desarrollo del pensamiento honesto y el sentimiento comprometido de muchos.  
Oramos: “Envía tu luz y tu verdad, ellas me guiarán” .

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 17 | Lealtades, Editorial, entrega 1

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.