A VECES COMO PADRES FALLAMOS   

| 12 diciembre, 2016

Confrontarnos a la falta de compromiso posmoderna. 

Hoy día es común ver personas que le tienen miedo al compromiso.
Lo vemos en los jóvenes que deciden llevar una vida juntos pero sin pasar por el altar.
Lo vemos en los padres que tienen hijos y no lo quieren reconocer. Lo vemos en los matrimonios que se prometen amor eterno pero se divorcian.
Los vemos en los hijos que cuando sus padres envejecen no quieren hacerse cargo de ellos.

Es notable que hay carencia de compromiso en la sociedad.
Será que esta falta de valor también se nota en nuestra grey.

Tal vez seamos los mejores y hagamos las cosas bien y hasta tengamos el aplauso de muchos ¿pero delante de Dios ? Realmente estamos comprometidos con lo que El nos encargó.

Queremos servir a Dios por eso estamos en el ministerio, pero ¿estamos comprometidos con la gente que Él nos encomendó. Y si lo estamos ¿estamos comprometidos como debiéramos?

América Latina ha pasado por un profundo proceso de secularización. El continente ha experimentado una transición de una sociedad tradicional a una moderna. (1)

Básicamente, las iglesias han confrontado el problema de cómo estar sin ser del mundo. Cómo vivir «la sana doctrina» y una ética cristiana sin caer en el peligro de acomodarse a los valores conformados por el mundo y no por el Evangelio.

Pero lamentablemente sigue siendo un desafío enorme luchar contra la idea de que la felicidad consiste en la seguridad, el confort, el dinero, el éxito, el poder, según estos valores son definidos por el mundo. (2)

¿Cómo veía Dios al mundo? Como mucha gente que tenía necesidad espiritual y material.
Y al ver la gran cantidad de gente que lo seguía, Jesús sintió mucha compasión, porque vió que era gente confundida, que no tenía quien la defendiera. ¡Parecían un rebaño de ovejas sin pastor! Mateo 9:36 BLA
En otra versión dice desamparadas y en otra dice abandonadas.

A veces me imagino a un padre de familia con un hijo que viene y dice papá necesito comida o ropa o estudiar y el padre le dice mirá no puedo ayudarte porque tengo muchos gastos estoy arreglando la casa decile a Dios que te ayude. Y el hijo le pide a Dios que lo ayude y Dios lo hace. Pero la tarea era del papá. Y me imagino al hijo confundido preguntándole a Dios: Padre porque no puedo amar a mi papá. El hijo culpándose por eso.

Y Dios diciéndole: porque es un mal padre porque no te sostiene.

La falta de compromiso provoca confusión, desamparo, abandono. Nos tenemos que arrepentir.

“La gran carencia de una cosmovisión bíblica entre los mismos cristianos comienza por la falta de un llamado al arrepentimiento.” (3)

Y porque no llamamos al arrepentimiento. Por temor. Nos tenemos que arrepentir de no ver al mundo como Dios lo ve, de nuestra falta de compromiso y de no decirle a la gente la verdad por miedo a que se vayan.

El otro día estaba ministrando a una hermana y ella me dijo que estaba pensando si seguir o no porque la estaba haciendo pensar. Y me asusté porque temí perderla. Pero yo sabía que estaba haciendo lo correcto así que no dudé y le dije te estoy confrontando con la verdad. Y después que la ministré Dios la hizo libre a ella y a mí.

Quiere decir que la verdad nos hace libre. El miedo no libera, la verdad si.

  1. Pablo Deirós, Protentastismo en América Latina (EE.UU:Editorial Caribe, 1997),132.
  2. Pablo Deirós, Protentastismo en América Latina (EE.UU:Editorial Caribe, 1997),134.
  3. ibid

 

Adriana Gennai

Adriana Gennai
Egresada del Instituto Bíblico Rio de la Plata
Bachiller en teología con orientación en Misiones, Ministerial y Educación
Colabora en Iglesia Dios es Amor San Nicolás.

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

 

 

Comentarios

comentarios

Categoria: Edición 18 | Los mensajes, entrega 11, SOCIEDAD, Sociología

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.