PUEBLO VALIENTE 8

| 19 diciembre, 2016

Mensajes de Dios en una pequeña canción: valientes y solidarios, empoderados por el Espíritu Santo.

Crucificado, por no haber matado.
Resucitado, todos a su lado..

Somos deudores, de gracia dadores
Sirviendo mayores, en sus labores

Mano en el arado, trabajo denodado
Horizonte buscado, legado preciado

Pueblo valiente, no dejas tu gente
Despierta tu herencia, tu santa esencia.

El pueblo de Dios es un pueblo valiente, no porque confía en su propia fuerza, sino porque ha sido empoderado de lo sobrenatural con el Poder de lo Alto (Hechos.2:1-4), la potencia de los dones del Espíritu Santo (cf. 1ª Corintios 12-13). Además, es fortalecido en el Señor, vestido de toda la armadura de Dios para poder estar firmes contra la acechanzas del diablo (cf. Efesios 6:10-11); así, el pueblo que vive por fe y no por vista (2ª Corintios 5:7) puede hacer las obras que hacía Jesús durante su ministerio en la tierra, tal como Él lo prometió (Juan 14:12).

El mismo pueblo temeroso de padecer persecuciones y afrentas, mudo para abrir su boca durante la crucifixión, luego de ser empoderado predicó con valentía y atrevimiento (cf. Hechos 2:4,14; 4:29-31; 7:1-55), sanó enfermos (Hechos 3:6,7), resucitó muertos (Hechos 20:9-10), cerró y abrió ojos (Hechos 13:11), consoló afligidos (2ª Corintos 1:4) e hizo muchísimas cosas más: echó fuera demonios (Hechos 19:12), hizo milagros extraordinarios (Hechos 5:15-16; 19:11; 28:9)). Al igual que el Señor Jesús, nunca para su propio beneficio, sino para edificar a la iglesia (Efesios 4:12), expandir el reino y bendecir a los demás, para que por estas obras Dios Padre sea glorificado (Mateo 5:16).

Este pueblo valiente no deja a su gente, porque más que vivir la vida ha aprendido a convivir. Existe en él un “espíritu” de unidad del cuerpo; por eso, la salvación, además de personal, es colectiva.

En los tiempos del individualismo, se levanta un pueblo como el que leemos en la Biblia, que con la valentía del amor por el prójimo, bendice a quienes alcanza. Por esta pasión, José no abandonó a sus familiares (Génesis 45:19-20, 26-27; 50:15-26) y Moisés pidió a Dios ser borrado del libro de Dios si el Señor no perdonaba el pecado de su pueblo (Éxodo 32:31-32); el joven David se enfrentó al gigante Goliat por no querer dejar a su gente (1ª Samuel 17:45-47), así como Ester puso en riesgo su vida para salvar a su pueblo (Ester 4: 16) y Bernabé no dejó solo a Pablo, sino que lo consoló y lo presentó ante los apóstoles y, saliendo en su defensa (Hechos 9:27-28), lo volvió a consolar y alentar, lo liberó de su desilusión y soledad cuando se había retirado a su ciudad natal Tarso y lo llevó con él a la iglesia de Antioquía. Fue allí donde dio inicio a su apostolado, enseñando y haciendo discípulos, para luego dar comienzo a sus viajes misioneros (Hechos 11:24-26). El mismo Bernabé no dejó solo a Marcos, quien había sido rechazado por Pablo, sino que lo rescató dándole una nueva oportunidad, por la cual terminó siendo discípulo de Pedro (Hechos 15:36-41) y autor del evangelio que lleva su nombre. También, Pablo dijo que deseaba ser anatema (maldito) y separado de Cristo, por amor al pueblo judío (Romanos 9:3).

Pueblo valiente es el pueblo empoderado del poder del Espíritu Santo, que avanza en la expansión del reino.

Pueblo valiente es el pueblo de Dios que, junto al Espíritu Santo, el Consolador, no deja a su gente, sino que libera, rescata, consuela, anima y fortalece compartiendo el destino de bendición en Cristo Jesús.

 

 

Juan Kon

Juan Kon Yung Park
Pastor, ministro carcelario y abogado

 

 

 

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Sello PXG

 

Comentarios

comentarios

Categoria: BIBLIA, Edición 18 | Los mensajes, entrega 12, Teología del Sur

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.