LA REALIDAD

| 4 noviembre, 2019 | Responder

Nuestro año fue distinto. Te invitamos a descubrir el porqué…

Los días de Jesús eran agitados. En pleno auge de su ministerio entre nosotros, estaba siempre rodeado de su más preciado bien: La gente.
Gente que perseguía, que apretaba, que invadía, que increpaba;
Gente que soñaba, que discutía, que lloraba, que sanaba;
Gente que lo amaba, que lo odiaba, que lo aplaudía, y luego lo traicionaba;
Gente que se creía como la gente, y gente que era sólo gente, y nada más.

Para Jesús, la gente fue la raíz motora de toda acción, dicho o silencio, pero no desde un lejano cielo, sino que su amor y compromiso traspasaron todo lo imaginable hasta convertirnos en parte de su realidad.

Sí, aquella realidad que a veces golpea de lleno y hace doler a muchos, la que en ocasiones prefiere no verse reflejada en un espejo, ni desea devolución alguna, y sólo se anestesia de actividades para ya no sentir.

La realidad, esa que es potencialmente moldeable por muchos pero trastocada por pocos, que se nos presenta como implacable y que rara vez acepta ser denunciada, revolucionada o arrastrada hacia adelante; ella, tan real y tan realizable, la que nos abruma cuando nos pretende ungir con su espesura…

A esa realidad tuya, que también es la mía y la de alguien más, la que es de todos los días y en la cual el mismo Jesús se encarnó, es la que estamos llamados a vivir pastoreando.

Y es por estas razones que quizás las notas subidas este año no hayan tenido la continuidad de ediciones anteriores o un predeterminado hilo conductor. Sencillamente permitimos que fluya, y que lo publicado refleje aquello que intentamos ser con la realidad y con el pueblo, como por ejemplo las reseñas de las juntadas de Pastores X La Gente, momentos únicos donde disfrutamos en plena koinonía, nos renovamos en Jesús y charlamos en clave pastoral del escenario actual, o los comunicados, fruto de intensos debates hacia el interior de nuestro espacio.

Y por supuesto, subimos y seguiremos subiendo notas que sirvan para enriquecer nuestro acervo cultural, social y espiritual.       

Sin proyecto en vista de amoldarnos, y mucho menos de sobreadaptarnos, continuaremos escribiendo para abrir camino en esta nuestra realidad, aventurándonos en ocasiones por senderos alternativos de esperanza cada vez que la realidad se disponga de manera injustificable a no ver más allá de sus narices.  

Escribimos para desatarnos y liberar a otr@s, nos organizamos a pulmón y publicamos con el corazón y las manos en el arado.

¡Que Dios te bendiga!

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.

Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.

La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 21 | La Realidad, Editorial

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.