LA IGLESIA COMO SERVICIO

| 24 febrero, 2014

El servicio a la sociedad, exceptuando el trabajo espiritual, es mínimo. Hay Iglesias que sostienen un servicio activo, pero en su mayoría no lo sabemos hacer. Razones del por qué: se nos enseñó a salvar almas, pero más de esto no.

Las congregaciones tienen su drama de subsistencia interna: construcción, expansión, sueldos, que dependiendo del lugar cuesta más o menos. En cuanto a los nuevos desafíos como situaciones de droga, trata, violaciones o pobreza extrema, no se cuenta con apoyo serio y legal de los gobiernos de turno y esto dificulta la tarea. Sin recursos, sin ley y expuestos a la industria del juicio, si en algo nos equivocamos.

Los gobiernos quieren que hagamos, pero es como los curanderos, “solo de palabras”.

Necesitamos una nueva generación para resolver estos problemas nuevos. Las tragedias se pueden espiritualizar y no hacer nada por ellas, aún más, las Iglesias esperan retribución de esta gente. Amar es dar, es fácil dar dinero pero no tiempo de servicio.

Quieren que ayudemos en lo moral y por otra parte aprueban leyes inmorales. Hoy el servicio es anónimo, mínimo y escaso. La historia del samaritano pasó a ser historia.

Seamos sinceros, si el evangelio es lo que hoy se está predicando, es la antítesis del servicio. Todos deben de dar y, en nombre de Dios, se piensa que el final de la recaudación es la Iglesia que la promueve; Dios es el final. Creo que hoy hay que abrir los ojos y la cabeza.

Está naciendo una nueva generación de profesionales que puede dar respuestas a esto.

Cuando encomendaron a Pablo al ministerio, le recomendaron que no se olvidara de los pobres. Hoy hay muchos tipos de pobreza, no solo de dinero. ¿Quién levanta hoy una ofrenda para los pobres? La idea se instaló, la gente tiene que dar, la doctrina de la prosperidad ha enturbiado las aguas. El dinero fue llamado injusto por el Señor y así debe ser tratado.

Las campañas ya no son tan efectivas y resultan muy caras. Déjenme darles algunas ideas y, por favor, no me juzgue. Compre el tiempo de la gente, realice un gran almuerzo e invite a los necesitados a comer gratis sin levantar ofrenda. Muestre con cordura como es la vida de un cristiano y predique la cruz. Dijo Salomón que el dinero sirve para todo.

Otra idea, reparta bonos que se puedan canjear por dinero al finalizar el culto y, le aseguro, que le saldrá más barato que una campaña. Invierta dinero en pecadores y los que se conviertan jamás reclamarán el valor del bono. Los que son dignos no quieren entrar, que entren los indignos y se irán siendo dignos. Hay lugares donde se levantan cinco ofrendas, que nadie sabe para qué, levante otra para los creyentes pobres. Dijo Pablo: “primero los de la familia de la fe”. Jesús dijo: “denle ustedes de comer”, pero el milagro lo hacía Él.

La sociedad ha fracasado y nosotros tenemos que ver cómo ayudar. Muchas veces, para un descargo de conciencia, damos ropa o elementos que nos sobran y creemos que son buenas obras. Negarme a mí mismo es tener derecho a algo que poseo pero lo doy, me quito el derecho por mi prójimo. El evangelio no es fantasía, ni publicidad. “Llamemos a los medios para que vean”, no llamemos a nadie, de todas maneras no vendrán. Jesús no tiene periodistas que se interesen por Él. Nosotros representamos lo que la sociedad odia, la santidad.

Jesús multiplicó lo panes cuando había hambre, pero cuando la gente quiso otra vez lo mismo, se ofreció a sí mismo como comida, y ¿qué pasó?, la mayoría se fue.

Hasta donde estos problemas son resueltos, no lo sé. Mi intención es que nos inquietemos y que alguien encuentre una solución.

Jesús dijo: Si a uno pequeño lo hiciste, a mí me lo hiciste”.

 

 

Carlos Kucharenko
Licenciado del Instituto Bíblico Río de la Plata
Pastor de la Iglesia “Templo Buenas Nuevas”, Paraná, Entre Ríos
Realizador del programa televisivo “Buscando la Excelencia” (canal 9 y canal 11- Paraná)
Director Ejecutivo de la Radio FM 95.5 Mhz “Buenas Nuevas”
Tareas ministeriales en países de la región, en América del Norte y en Europa

 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.
Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

Comentarios

comentarios

Tags:

Categoria: Edición 8 | Iglecrecimiento, entrega 8, MINISTERIOS, Servicios

Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.