IGLESIA ¿DIVERSIDAD O FRANQUICIAS?

| 9 septiembre, 2013

La hermosa diversidad de la Iglesia no debe manifestarse en “franquicias” que compiten.

¿Cuántas denominaciones cristianas hay?  Según el Centro para el Estudio del Cristianismo Global (CSGC, por sus siglas en inglés), ¡hay 41.000![i]  Esta cifra refleja la tremenda diversidad de la Iglesia.[ii]  Hay muchos aspectos positivos en semejante diversidad:

  • La Iglesia posee una flexibilidad que le permite adaptarse a los más variados ambientes culturales.  Tiene la capacidad de conformarse a su entorno sin perder su esencia.  Esta característica también le permite sobrevivir aún a las persecuciones más feroces.
  • Su amplitud posibilita la inclusión de varios puntos de vista, a veces hasta contradictorios, sin traicionar su esencia.  Aunque es notoriamente difícil definir ese núcleo “no negociable”, podemos diferir en otras cuestiones sin dejar de pertenecer a la Iglesia.
  • La cantidad de denominaciones ha generado la multiplicación de iglesias locales, aunque a veces ha sido por tristes divisiones y enfrentamientos.
  • El desarrollo de líderes que surgen en los distintos espacios de las denominaciones quizás no sería posible en una estructura más monolítica.

Pero confieso que hay una pregunta que me sigue molestando bastante.  Tiene que ver con las palabras tan conocidas de Jesús: “Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado” (Juan 17:23).  ¿Perfectos en unidad?  ¿Con 41.000 pedazos de Iglesia?  Nuestra fragmentación, ¿no es escandalosa?[iii]  Nuestras denominaciones parecen franquicias de empresas rivales más que los miembros de un solo cuerpo.

¿Cuántas veces escuchaste algún no-creyente preguntar cuál [de las 41.000] es la “Iglesia Verdadera”?  ¿No es evidente que nuestra fragmentación constituye un pésimo ejemplo para un mundo fragmentado?  Según Jesús, hay dos cosas que el mundo no conoce a causa de nuestra falta de unidad:

  1. Que el Padre envió a Jesús, y
  2. Que el Padre nos ama como amó a Jesús.

Como ejemplo de lo que puede provocar nuestra falta de unidad y cooperación, comparto lo que escribió hace poco un misionero en su carta de oración:

Comenzamos una nueva reunión en una aldea con oración, visitas a sus líderes y ancianos naturales, desarrollo de amistades y servicio, despacito y con mucha prudencia.  De golpe llegó un grupo de extranjeros ofreciendo dinero para que la gente se bautice.  ¡Se bautizaron 400 sin saber qué estaban haciendo a causa de su gran necesidad!  Después vinieron los ancianos a preguntarnos: ¿Por qué los extranjeros hacen esto con nuestra gente?”  Después de tanto sembrar, ¡nos cerraron la puerta!

Señor, tú que eres nuestra Cabeza, ayúdanos a no mirar a nuestro hermano con recelo o desconfianza.  Permite que podamos discernir en él la presencia de tu Espíritu, señal de nuestra unidad esencial.  Que esa unidad produzca como fruto la cooperación.  Y que el mundo sepa que fuiste enviado por Dios.  Que también sepa que Dios nos ama porque ve que nos amamos los unos a los otros.



[i]     El estudio aclara que hay cierta superposición ya que el número surge del total de denominaciones por país. Hay denominaciones presentes en más de un país. Se puede leer acerca de su metodología en http://www.pewforum.org/files/2011/12/ChristianityAppendixB.pdf.

[ii]    Estoy usando “Iglesia” con mayúscula para referirme a la iglesia en su extensión universal como fue fundada por Jesús, y no en su expresión particular o local.

[iii]    La palabra “escándalo” en su etimología se refiere a una piedra colocada adrede que hace tropezar a otro.

 

Stanley Clark
Misionero en Uruguay, India y Nepal
Ministerio actual: Red Misiones Mundiales
Iglesia Evangélica Bautista
 

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que, fiel a sus principios, no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno”sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.Si desea agregar su comentario sobre esta nota puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Debe ser de hasta 140 caracteres
  • Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
  • No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
  • No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
  • No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

 

Categoria: Edición 6 | Iglesia unida y diversa, entrega 2, Misiones

Comments are closed.