HIPOCRESÍA FARISAICA

Palabras que nos llegan desde Cuba.

Basta de estar expresando preocupaciones por el pueblo de Cuba y pedir se le invada.

Si quieren ayudar a los cubanos, eliminar el bloqueo económico, comercial y financiero que el país sufre desde hace más de 60 años, agravado con las 243 medidas dictadas por Trump reforzar el bloqueo y que Biden ha tenido cuidado se apliquen con todo rigor, sería lo indicado.

Las agencias de prensa internacionales han tratado de presentar que en Cuba hay estallidos sociales y estado de ingobernabilidad, todo debido a “ineficiencias del gobierno” para controlar la pandemia. Lo cierto es que pequeños grupos salieron a las calles el domingo para romper vidrieras y provocar a la policía. Fracasaron en tratar se usar la fuerza contra ellos. Espontáneamente fue el pueblo, con mayoría revolucionaria, quien recuperó las calles. En pocas horas se restableció la normalidad, sin ningún muerto ni heridos. Y el país sigue en paz.

La razón de estos espectáculos, es crear pretextos para justificar una “intervención humanitaria”, como las perpetradas contra Yugoslavia, Libia y Siria. Para justificarla, desde hace meses se ha venido preparando una propaganda masiva, en la que participan todos los grandes medios de comunicación y técnicas creadas al efecto. Sólo desde Argentina, el domingo se crearon miles de tuits por un hacker, para dar apariencia de cientos de personas preocupadas, con miles de repeticiones. Como era de esperarse, no le fueron aplicadas las medidas anti spam.

No ha existido pudor alguno en el uso de noticias falsas: Una foto de una concentración de personas en el malecón de Alejandría, Egipto, tuvo amplia difusión en la redes, como si fuera en el malecón habanero. Un niño de 13 años herido en Venezuela, la foto se presentó como herido por la policía en Cuba. Y circula la de un cubano que se dice asesinado por la policía, indignado al conocer el uso de su imagen. Un popular cantante norteamericano de música evangélica, ha sido pródigo en su cuenta en twiter en contar mentiras sobre las carencias en Cuba.

Las apariencias de violencia en Cuba se venían preparando desde hace meses, ofertando a la delincuencia pagos desde el exterior, con tarifas de precios por romper vidrieras, incendiar centros o agredir a policías. A esto se sumó espectáculos montados por los llamados periodistas “independientes”, pagados de forma confesa por la NED y otras organizaciones que tienen por finalidad promover el caos. Un nuevo paso ha sido la campaña #SOS Cuba, financiada por el Estado de la Florida, simulando ser un reclamo desde la isla.

La derecha de América Latina, con todos sus órganos de prensa se ha sumado a las campañas para desacreditar al gobierno de Cuba.

No se menciona que desde el mandato del presidente Kennedy se dispuso el bloqueo a la isla, con los propósitos confesos de que por hambre y falta de medicamentos exasperar al pueblo y provocar estallidos sociales que desestabilicen al país.

En Cuba hay carencias. La afectación a los suministros de piezas de repuesto, materias primas, insecticidas y sobre, todo, de petróleo, han afectado todos los renglones de la economía. La pandemia agudizó esto, al cesar los ingresos por el turismo y la disminución de exportaciones. Pero, a diferencias de países ricos, en Cuba nadie está desamparado.

El gobierno ha logrado mantener asegurado para cada cubano una canasta familiar y el pago de salario a los trabajadores con cese de sus labores durante la pandemia. Y a nadie le ha sido negada la asistencia médica, ni han faltado respiradores o tubos de oxígeno.

Para enfrentar el problema de salud, Cuba ha tenido que depender de su propio personal científico, produciendo sus medicamentos, con tasa de letalidad en los contagiados por el virus mucho más baja que la de países del Primer Mundo, y ha logrado cinco candidatos vacunales, de ellos dos ya reconocidos como vacuna, con nivel de eficacia que las sitúa entre las seis mejores. Al propio tiempo, se dio ayuda a decenas de países con brigadas médicas.

De forma insólita, gobernantes sin moral alguna, expresan su preocupación por Cuba. Han dejado morir en sus países a cientos de miles por mala gestión sanitaria, y se atreven a hablar de la isla. No es nada nuevo. También hubo gobiernos y organizaciones “humanitarias” que expresaron preocupación por la población de Irak, Libia y Siria y para “ayudar”, se ejecutaron intervenciones militares causantes de cientos de miles de muertes, y se despoja a estos países de sus riquezas naturales como botín para los interventores.

Los cubanos no queremos tales ayudas. Quien de verdad quiera ayudar a pueblo cubano, que se manifieste por el cese del bloqueo.

“Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?”

Santiago 2.15-16 RV1960

“Libra a los que son llevados a la muerte; Salva a los que están en peligro de muerte. Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿Acaso no lo entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, él lo conocerá, Y dará al hombre según sus obras.

Proverbios 24.11-15 RV1960

Godofredo Alejandro de Vega
Teólogo e historiador cubano protestante

Cordialmente es la expresión de PASTORESxlaGENTE que fiel a sus principios no procura fijar conceptos únicos, sino que busca expresar la diversidad en la pluralidad que caracteriza al movimiento evangélico.
Las notas publicadas en esta edición digital reflejan la opinión particular de los autores.
La dirección de Cordialmente procura que la expresión bíblica “examinadlo todo, y retened lo bueno” sea el objetivo, por lo cual se invita a los distintos escritores a presentar sus fundamentos dejando el juzgamiento del artículo en cada uno de los lectores.

Si desea agregar su comentario a una de las notas puede hacerlo teniendo en cuenta las siguientes limitaciones:

· Debe ser de hasta 140 caracteres
· Puede referirse libremente en aprobación u oposición a las ideas y conceptos expresados
· No debe incluir comentarios personales o críticas sobre el autor de la nota
· No debe utilizar el espacio para agraviar a una Iglesia o institución
· No debe utilizarse para promociones de ningún tipo

This image has an empty alt attribute; its file name is image-3.png

Tags:

Categoria: DOSSIER de ACTUALIDAD

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Reyes Escobar Golderos says:

    Y un poco de dictadura también ayuda a todo esto no?
    Sin estar de acuerdo con el bloqueo y habiendo ido a Cuba x varios años creo que ya lo podemos llamar dictadura. Hambre mucha, ni vendas en los hospitales. No creo que el covid se haya podido gestionar mejor. En un país donde hay tiendas para extranjeros ( con todo) y otras para cubanos ( con nada) Donde está prohibido al cubano ir a un hotel sin un permiso, donde se detiene personas ilegalmente… no me lo han contado lo he visto. Como lo llamamos. En contra del bloqueo, en contra de la intervención pero no me digas que en Cuba viven felices… eso si has estado allí no cuela. Saludos

Dejar un comentario